Por: Carlos Cordero Pérez.   9 agosto
El líder empresarial debe comprender las competencias que requiere el puesto, el conocimiento que demanda, la autonomía y el análisis crítico que se requiere del colaborador que teletrabaja. (Foto archivo)
El líder empresarial debe comprender las competencias que requiere el puesto, el conocimiento que demanda, la autonomía y el análisis crítico que se requiere del colaborador que teletrabaja. (Foto archivo)

El teletrabajo es una gran solución para seguir con la productividad en estos momentos en tareas que normalmente son de oficina.

Algunas empresas no están preparadas ni con el equipo y aplicaciones necesarias ni con políticas claras para implementarlo.

La obligación de distanciamiento y el disminuir las posibilidades de contagio del COVID-19 entre colaboradores, clientes y familiares son las razones por las cuales es recomendable mantener la modalidad de funcionamiento remoto en los puestas en que es posible.

El teletrabajo implica varios retos para las empresas, grandes o pequeñas, e incluso para la misma persona emprendedora cuando realiza tareas desde su hogar o desde otro sitio.

“El reto de hoy es abrir canales de comunicación eficientes, tomar nota de los detalles y continuar atendiendo las necesidades del trabajo”, indicó Natalia Severiche, gerente de ManpowerGroup para Costa Rica.

“Genere un ecosistema donde la empresa cuide de sus colaboradores y ellos del negocio”, recalcó Natalia Severiche, gerente de ManpowerGroup para Costa Rica. (Foto cortesía Manpower para EF)
“Genere un ecosistema donde la empresa cuide de sus colaboradores y ellos del negocio”, recalcó Natalia Severiche, gerente de ManpowerGroup para Costa Rica. (Foto cortesía Manpower para EF)

Estos son las principales recomendaciones de Manpower para empleadores:

Ojo al estrés

Preste atención a las primeras señales de estrés de los colaboradores: pueden ser pequeñas, pero no por eso hay que desestimarlas. 

Muestras de menor productividad y baja en el compromiso pueden indicar que algo le está sucediendo.

Para estos casos lo mejor es que el líder se comprometa a través de charlas sinceras y directas con la persona. 

“A muchos les cuesta reconocer que se sienten agobiados por la actualidad y la dinámica de trabajo y es ahí cuando comienza el problema”, agregó Severiche. 

Evite saturación

Ante la incertidumbre están quienes prefieren llenarse de trabajo, toman más responsabilidades con objetivos diarios cada vez más desafiantes y buscan la perfección en todos los detalles.

Es preciso verificar si están tratando de tapar la incomodidad que les genera estar viviendo la pandemia o bien, es normal dentro de su flujo y modelo de trabajo. 

Si es por cantidad de tareas, es preciso ponerles límites porque llegarán a niveles de estrés que no podrán manejar.

Incentive a pedir ayuda 

Si lo que genera ansiedad es una tarea demasiado grande o ver cómo las fechas de entrega se acercan, comunique que un buen colaborador y profesional también es valorado cuando busca ayuda de expertos o superiores, pues sabe incorporar nuevas miradas.

Promueva el ejercicio 

Promueva la importancia de la actividad física y espacios de esparcimiento.

No todo es trabajo. 

Respetar las horas de descanso e incluso estar estirando y levantándose cada cierto tiempo del escritorio puede hacer que la productividad no decaiga. 

Siembre optimismo 

Para alentar los pensamientos positivos y preservar la salud mental, se recomienda a los líderes y directivos que trabajen con una actitud optimista.

Es muy importante dar seguimiento al rendimiento y fijar los objetivos claros, coherentes y alcanzables al realizar el teletrabajo. 

“Genere un ecosistema donde la empresa cuide de sus colaboradores y ellos del negocio”, recalcó Severiche.