Opinión

El lado positivo de la disrupción digital

Para la mayor parte de los países más pobres, los servicios básicos de telefonía e Internet siguen siendo prohibitivamente caros. Por ello los gobiernos, donantes y el sector privado deben trabajar en conjunto para crear modelos comerciales y de precios para recuperar costes y, al mismo tiempo, prestar un nivel adecuado de servicios digitales a los consumidores más pobres. Una estrategia de reducción de la pobreza que merece ser explorada es el acceso comunitario a la tecnología.

Fusiones y adquisiciones

Una estrategia de comunicación sólida antes, durante y después de la transacción ayuda a resolver las inquietudes habituales que surgen de los stakeholders, especialmente de los empleados, inversores, clientes y medios de comunicación.

El país gana con la venta de Gessa

Como se ha informado en algunos medios de comunicación, los supermercados que serían adquiridos por Walmart no representan más de un 2% del mercado "retail", por lo que esta negociación está, a todas luces, lejos de generar preocupaciones por un posible aumento de participación de mercado, en tanto que los beneficios sí serán muchos y, sobre todo, muy urgentes en la coyuntura actual de Costa Rica.

Cambiar el rumbo

La Cumbre Liderazgo e Innovación para la Sostenibilidad: Cambiar el Rumbo, contó con la participación de más de 250 líderes latinoamericanos para impulsar el viraje de nuestras sociedades latinoamericanas hacia la sostenibilidad. Se enfocó en tres ejes: la relación del progreso social con la disponibilidad de recursos naturales a largo plazo; la necesidad de aumentar la productividad, ecoeficiencia y responsabilidad de todos los sistemas productivos, aprovechando las nuevas tecnologías y propiciando innovación constante; y el fortalecimiento de nuestro contrato social e instituciones, incluidos los mercados de capitales, en términos éticos y de modernidad.

Logística y ciudades modernas son posibles

Ahora que se habla de la construcción de un tren eléctrico y rápido de pasajeros, la sectorización de los buses interurbanos, la optimización de rutas y frecuencias de los buses de comunidad, la construcción de terminales multimodales, el despliegue de ciclovías, el pago y trasbordo electrónico, hay que agregarle los incentivos y reglas necesarios para que todo funcione como debe ser. Esto implica eliminar los estacionamientos de las calles de las ciudades y de las instituciones públicas, encarecer los parqueos, cobrar tarifas que representen el verdadero ahorro de los ciudadanos –incluidos los costos directos e indirectos para su cálculo–, impulsar el gobierno digital en el Gobierno Central y municipalidades, promover el teletrabajo en instituciones públicas y privadas para reducir los volúmenes de traslado, distribuir las horas de ingreso de escuelas, colegios, instituciones y comercio para optimizar el movimiento y, en fin, adecuar todos los sistemas para que de verdad el transporte público colectivo sea una alternativa real y conveniente para todos.

Cargar más
Nuestra portada