Negocios

Planes de compras o fusiones entre empresas decrecieron en 2020 según expedientes de Coprocom

Las concentraciones empresariales se dan cuando dos o más compañías se unen con el objetivo de ampliar su capacidad y poder de mercado

Los procesos de concentración de empresas en Costa Rica muestran una disminución para el 2020 en comparación con los 40 expedientes registrados en 2018 y los 25 del 2019, según datos compartidos a EF por la Comisión para Promover la Competencia (Coprocom) el año pasado se tramitaron 20 expedientes.

No obstante, para este 2021, la Coprocom ha aprobado hasta la fecha seis transacciones de operación entre compañías, entre las que destacan Subaru Costa Rica y Purdy Motor; y Navistar International Corporation y Traton Se; ambas del sector automotriz.

Además, actualmente la Comisión tiene en análisis diez expedientes más y hasta el momento ninguno ha sido rechazado.

Las concentraciones empresariales se dan cuando dos o más compañías se unen con el objetivo de ampliar su capacidad y poder de mercado, por medio de fusiones, adquisiciones, acuerdos o participaciones económicas.

Sin embargo, para evitar que exista una alta concentración del mercado en un solo “jugador” de los diferentes sectores económicos del país (monopolio), la Coprocom tiene la facultad de autorizar o denegar concentraciones o imponer las condiciones que considere necesarias para contrarrestar los efectos anticompetitivos entre las empresas participantes.

“La mayor parte de las concentraciones no dañan la competencia, sino que, por el contrario, permiten a las empresas reducir costos, tornarse más eficientes, liderar bajas de precios, mejorar la calidad de los productos y servicios, realizar inversiones en investigación y desarrollo o ganar presencia en los mercados internacionales”, se lee en el sitio web de la Comisión.

Asimismo, para que las concentraciones entre empresas sean aprobadas deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Si la concentración es necesaria para desarrollar eficiencias, según se establece en el artículo 12 de la Ley para la Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor (7472) y sus reglamentos, cuyos beneficios sean superiores a los efectos anticompetitivos.
  2. Si la concentración es necesaria para evitar la salida del mercado de activos productivos de uno de los agentes económicos participantes en la concentración, como sería el caso de una situación financiera insostenible.
  3. Si los efectos anticompetitivos pueden ser contrarrestados por las condiciones impuestas por el Órgano Superior correspondiente.
  4. Cualquier otra circunstancia que a juicio del Órgano Superior respectivo proteja los intereses de los consumidores nacionales.

Por otra parte, actualmente la Coprocom se encuentra a la espera de la publicación del reglamento ejecutivo de Ley por parte del Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

Además, están trabajando en la elaboración de una guía de análisis y notificación de concentraciones económicas, donde se establecerán de manera más precisa los criterios a considerar para la decisión final sobre una operación de este tipo.

Las empresas participantes

Hasta mayo del 2021, la Coprocom ha aprobado seis expedientes de procesos de concentración entre compañías y ninguno ha sido descartado, esto significa que todas han cumplido con los requisitos establecidos por la Comisión en temas de competitividad.

Asimismo, en análisis y pendientes se encuentran diez documentos más, en las que se ubican compañías con un interés de compra en otras empresas, como Holcim Costa Rica S.A; Portafolio Inmobiliario Internacional S.A; Compañía Arrocera Industrial S.A; Agroindustrial Piñas del Bosque S.A.

Entre los principales mercados económicos en los cuales se desarrollan estas adquisiciones resaltan el sector inmobiliario, el automotriz, construcción, salud, seguridad, servicio y tecnología.

Por otra parte, las concentraciones económicas pueden ser aprobadas sin condiciones, con condiciones, rechazadas, retiradas por las partes o archivadas por no cumplir con los requisitos de notificación.

Esto de acuerdo al procedimiento establecido por la Ley 7472 o por la posterior reforma mediante la Ley de Fortalecimiento de las Autoridades de Competencia de Costa Rica (9736).

El caso de Portafolio Inmobiliario

Uno de los expedientes en proceso de diligencia en la Coprocom es el de Portafolio Inmobiliario, una desarrolladora y administradora de activos, con 23 años de experiencia en el mercado nacional.

La desarrolladora enfoca sus proyectos inmobiliarios en cuatro industrias: la comercial, la residencial, la corporativa o de oficinas y el segmento industrial.

Actualmente, se encuentran en proceso de compra de Plaza Tempo, un centro comercial ubicado en Escazú y que hoy es operado por Grupo Agrisal —un conglomerado empresarial de El Salvador— y que por un cambio en la visión estratégica y generacional del conjunto, decidieron enfocarse únicamente en el mercado salvadoreño.

A raíz de esto, a finales de 2020 la empresa de El Salvador tuvo un acercamiento con Portafolio Inmobiliario para la compra del centro comercial que se materializó hasta el 15 de marzo de 2021, cuando registraron la operación ante la Coprocom.

Según, Alfredo Volio, director ejecutivo de Portafolio Inmobiliario la compra de Plaza Tempo calza justo con varios proyectos que la compañía ya tiene en operación en la zona oeste —Escazú Village y Avenida Escazú— lo que genera economías de escala y sinergia entre proyectos.

“Nuestra misión y visión está en crear experiencias memorables y transformar las ciudades en las que vivimos y creemos que a través de los desarrollos que hemos hecho o inclusive adquisiciones como la de Plaza Tempo podemos lograr esos objetivos”, expresó Volio.

Asimismo, Portafolio Inmobiliario se encuentra en constante análisis y estudio de opciones que les permitan transformar su cartera de proyectos, para sumar valor a la oferta comercial y corporativa para los clientes y potenciales inquilinos.

Con respecto al proceso con Coprocom, Volio señaló que se trata de un proceso estándar que pide información sobre los jugadores que se encuentran en el mercado, los metros cuadrados que tiene la desarrolladora, el cómo se comparan con otras desarrolladoras, entre otros.

Sin embargo, afirma que en el caso particular del sector inmobiliario aún se está muy lejos de que exista una concentración con un monopolio.

“En el caso de los desarrolladores inmobiliarios, todavía no hay como un jugador que pueda decir que está siquiera cerca de tener un monopolio de mercado, es una industria que está muy segmentada, tanto en las distintas áreas de desarrollo como en las distintas zonas y grupos”, agregó.

Algunos proyectos que actualmente tiene en operación Portafolio Inmobiliario: Mango Plaza en Alajuela; San Antonio Business Park en Heredia; Torre Universal en Sabana; Escazú Village, El Cedral y Avenida Escazú en Escazú; Terrazas Lindora; Lincoln Plaza en Moravia, etc.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.