Por: Jéssica I. Montero Soto.   Hace 4 días
Pablo Mondragón, director general de DiDi para Centroamérica y el Caribe, aseguró que la penetración de smartphones e Internet hacen de Costa Rica un mercado con muchas posibilidades y espacio de crecimiento para las plataformas de movilidad. Foto: Cortesía de DiDi
Pablo Mondragón, director general de DiDi para Centroamérica y el Caribe, aseguró que la penetración de smartphones e Internet hacen de Costa Rica un mercado con muchas posibilidades y espacio de crecimiento para las plataformas de movilidad. Foto: Cortesía de DiDi

En DiDi la prioridad está puesta en recuperar los indicadores previos a la pandemia y volver al plan de crecimiento, aún cuando Costa Rica les parece un mercado “exigente” y “retador”.

¿Qué motiva la permanencia de la empresa en un país pequeño y en recesión? Las oportunidades de crecimiento para soluciones en movilidad.

El director general de DiDi para Centroamérica y el Caribe, Pablo Mondragón, habló con EF de la situación actual de la empresa, su misión de recuperación y la visión que tienen sobre el futuro.

Otros de sus competidores publican periódicamente la cantidad de socios conductores activos y los viajes totales ¿por qué DiDi no?

Nosotros en DiDi somos una empresa muy joven fuera de China, estamos apenas iniciando la expansión internacional y somos los que estamos entrando a estos mercados ya existentes donde otros jugadores han estado ya por más de dos, tres y hasta seis años, entonces estamos en una etapa de negocio totalmente distinta.

También hay empresas que ya tuvieron su salida a bolsa, donde esta información se vuelve accesible por obligación, por la regulación. Entonces estamos en etapas totalmente distintas en madurez, y al ser una industria realmente competitiva buscamos tener estos datos de cerca para enfocarnos en nosotros.

Usted afirmó que el mercado de Costa Rica les parece un mercado “exigente” y “retador” ¿por qué?

Va atado justo a lo que mencionaba: el mercado tenía ya jugadores de muchos años que habían acostumbrado ya a los usuarios y a los socios conductores a ciertos estándares subjetivos, buenos o malos.

Entonces realmente llegar a entender esos niveles específicos de expectativas de servicio es lo que lo vuelve retador: eso lo único que te lo da es el tiempo.

Con este panorama, y considerando que Costa Rica es un mercado pequeño en cantidad de usuarios ¿hay espacio para todos esos competidores?

Totalmente. Costa Rica, aunque sea un país pequeño en cuanto a población, es un país con un montón de posibilidades en todo lo que tenga que ver con movilidad inteligente a través de plataformas. La penetración de smartphones e Internet sigue creciendo. Y aunque la economía es otro tema donde no me voy a meter, la facilidad de ingreso a este tipo de plataformas está creciendo.

La necesidad de tener una movilidad más eficiente es algo que está presente tanto en Costa Rica como en el resto de Latinoamérica.

Y otros competidores trabajan directamente con la industria de taxi: esa es otra oportunidad que hay, y está para todos los jugadores, definitivamente.

“La pandemia llegó a replantearnos la forma de operar en Costa Rica, pero afortunadamente ya teníamos una buena recepción de usuarios y socios conductores”

¿Por qué le parecen atractivas las alianzas con los taxis tradicionales?

Las oportunidades están en todo el espectro de movilidad: si vemos la pirámide de movilidad desde los viajes completados caminando hasta la micromovilidad (bicis personales), a los trayectos en coche privado, de ridesharing, taxi, camión, metro, y demás.

Contamos con la experiencia y la tecnología en China de poder estar en todos estos segmentos, donde estamos conectados con el transporte público concesionado, para generar rutas inteligentes, para poder conectar a los usuarios con los camiones (autobuses), hasta DiDi Express, que es la modalidad que tenemos en Costa Rica. Hay oportunidades en todos los ámbitos de la pirámide, hay que entender cuáles son esas características particulares de los países donde opera DiDi para lograr consolidar estas alianzas. De frente y de fijo es a través y con las autoridades.

¿Cuál sería el rol de las autoridades en esta propuesta?

En China, ya con estas relaciones establecidas con las autoridades locales, no solamente se ve cómo DiDi forma parte del día a día en cuanto a la movilidad, sino que también se da la integración de las ciudades inteligentes, que es ir un paso más allá.

Lo que se hace es, con toda la información que se genera en la plataforma de DiDi, la alianza con las autoridades locales la pone a disposición para el mejor uso de la ciudadanía. Esto impacta directa y tangiblemente en la calidad de vida de las personas: un ejemplo es el esfuerzo que se hace en la reducción de tránsito, que es el tema de semáforos inteligentes, carriles reversibles, pantallas direccionales de congestionamiento.

En las ciudades donde se tienen todas estas integraciones se ha logrado reducir el tránsito entre un 15% y un 20%. Estamos hablando de presas de tres, cuatro horas, trayectos de personas que están dedicando 30% a 40% de su vida a las presas, entonces, cuando tienes estas reducciones de manera importante, estamos regresando horas a la vida de las personas. Esto tiene un impacto positivo en el resto de la ciudad.

“La gente se tiene que seguir moviendo, la gente tiene que seguir saliendo de la casa para poder subsistir y queremos que encuentren esta modalidad eficiente, segura y accesible”

¿Esta función de mapeo de las ciudades ya se está haciendo en Costa Rica?

No se hace esto aún en Costa Rica. Tenemos el registro de la información, es lo que usamos para optimizar y mejorar la experiencia de los viajes. Queremos que el vehículo llegue más rápido y que el tiempo de espera del socio conductor sea menor. Esa es la información que se va generando.

Ahora, para lograr lo que comentamos de ciudades inteligentes, es muy importante el tiempo y la generación de data, para lograr la densidad suficiente y que todos los modelos de machine learning e inteligencia artificial puedan comenzar a funcionar.

Y por supuesto, la relación y colaboración directa con las autoridades locales.

¿Qué puede esperar Costa Rica de DiDi en el corto plazo?

Por la coyuntura y el contexto, lo que estamos buscando ahorita es terminar de lograr la recuperación y las metas de crecimiento que teníamos previstas. Estamos viendo ya unos niveles de recuperación muy importantes, que nos dan mucha confianza y nos hace reiterar el compromiso que tenemos en Costa Rica. Creemos que la oferta de valor que estamos poniendo a disposición de los usuarios y socios conductores está siendo bien recibida.

¿Cuáles señales les ha dado el mercado local para justificar la inversión sostenida que ha hecho la empresa durante estos meses?

Por una parte, está el tema de que lamentablemente por las tasas de desempleo que van aumentando, una parte de los socios conductores está encontrando en DiDi una opción para generar ingresos. Entonces estamos viendo que conductores están inscribiéndose en la plataforma.

Por otra parte, ahora que las autoridades están levantando restricciones, la gente está empezando a utilizar más la plataforma. Es por eso que nos da esta confianza.