Por: Cristina Fallas Villalobos.   19 julio

Para María Mora y David Quirós es normal levantarse en medio de la noche a escribir una nueva idea de producto ante el temor de no recordarla al amanecer.

De esos impulsos gastronómicos nocturnos nacieron algunos de los platillos con los que mantienen desde hace cinco años a El Pata, negocio especializado en la preparación de comida a base de plátano y que tiene su orígen en Puriscal.

María Mora y David Quirós son los propietarios de El Pata. (Foto cortesía de El Pata para EF)
María Mora y David Quirós son los propietarios de El Pata. (Foto cortesía de El Pata para EF)

María destaca que siempre quisieron hacer “algo distinto”, por lo que en sus cocinas no van a encontrar solo los tradicionales patacones.

Entre sus creaciones están platanachos, patalupas, platatas, patapizzas, patatacos, chorreadas de plátano maduro y patachurro.

Todos esos productos pueden ser consumidos por precios menores a los ¢5.000.

Además, ofrecen un menú ejecutivo (de 12:00 a 3:00 p.m.) por ¢3.950, el cual incluye una de cinco opciones de plato fuerte, postre y fresco.

“La clave ha estado en la innovación, constantemente hacemos pruebas, desarrollamos ideas y generamos nuevos productos”, destacó Mora, quien estudió cocina.

Parte importante para innovar y ampliar el menú fue la creación de una máquina que les permite alcanzar la consistencia deseada en el plátano para cada uno de los platillos.

Asimismo, tuvieron a funcionarios de la Universidad de Costa Rica como uno de sus aliados para que el patacón no fuera grasoso.

Otra manera con la que pretenden destacar en la oferta gastronómica del país es con el servicio al cliente, tratando de que sus colaboradores se conviertan en un amigo más para las personas que los visitan.

El menú incluye entradas, platos fuertes y postres, todo a base de plátano. (Foto cortesía de El Pata para EF)
El menú incluye entradas, platos fuertes y postres, todo a base de plátano. (Foto cortesía de El Pata para EF)

Pero, ¿por qué plátano?

"Es uno de los productos con mayor aceptación a nivel latinoamericano, cuesta montones encontrar a alguien que no le guste el plátano maduro o verde ", explicó David, quien estudió ingeniería agrícola.

Otro punto a favor es que es un producto disponible durante todo el año, con pequeñas variaciones a nivel de oferta que afectan un poco el precio, pero a niveles manejables.

Actualmente la empresa tiene una planta de producción que abastece sus dos restaurantes ubicados en la calle 9 del centro de San José y en City Place, Santa Ana.

Sin embargo, buscan capital para poder ampliar su planta de producción y así tener más restaurantes (no descartan franquiciar el concepto), abastecer a otros negocios con producto congelado y entrar en nuevas unidades de negocio como los food trucks o barras gastronómicas.

Cada uno de los puntos de ventas actuales de El Pata consume cerca de 1.000 plátanos a la semana, que provienen de productores del Caribe del país.

“Ahí está la mejor variedad del plátano”, destacó María.

La fórmula de innovación de El Pata tendría buenos resultados, pues los productos que menos venden son los tradicionales patacones o las canastas de patacón.