Negocios

Parque de Diversiones planea salir de su hibernación en diciembre próximo

El presidente de la asociación que opera el Parque dijo que mantienen las instalaciones, dan mantenimientos a los equipos, juegos mecánicos, jardines y animales de la finca

El Parque de Diversiones planea reanudar sus operaciones en diciembre de 2021. No obstante, esta decisión dependerá exclusivamente de la evolución en la curva de contagios por COVID-19, la capacidad hospitalaria y los avances en el proceso de vacunación en el país, es decir, dependerá de la factores externos.

Actualmente, la organización mantiene un “plan de hibernación” para sus instalaciones con el objetivo de preservar sus activos; incentivar un regreso seguro al entretenimiento en el marco de la pandemia; y para mantener la posibilidad de apoyar con donaciones al Hospital Nacional de Niños.

Asimismo, continúan trabajando en el resguardo de sus instalaciones; mantenimiento de los equipos, juegos mecánicos, jardines, animales de la finca; y en temas propios de administración.

EF consultó a Alejandro Pignataro, presidente de la Asociación Pro-Hospital Nacional de Niños —operador del Parque de Diversiones— sobre medidas sanitarias y un plan de atención al público en caso de volver a abrir sus puertas, sin embargo, expresó que esperan aplicar “protocolos e ideas” hasta que las autoridades de Salud les otorguen el visto bueno para reanudar operaciones.

Pignataro no mencionó tener a disposición ningún plan concreto o medidas sanitarias claras ante la posibilidad de apertura. Y por ahora, mantienen únicamente iniciativas como “Compre un peluche en beneficio del Hospital Nacional de Niños” para generar algún tipo de ingreso.

“Desde el inicio de la pandemia hemos buscado soluciones como protocolos e ideas para abrir nuevamente, pero debido a la situación crítica de salud, las autoridades no han dado luz verde para proceder, por lo que acatamos respetuosamente sus indicaciones”, confirmó Alejandro Pignataro, presidente de la Asociación Pro-Hospital Nacional de Niños.

Según datos brindados por el Ministerio de Trabajo a EF, inicialmente el Parque había solicitado la suspensión de trabajo para 248 empleados, que regía a partir del 20 de abril del 2020, y por un plazo de un mes, prorrogable dos períodos iguales.

Posteriormente, presentó una prórroga donde incluyó un total de 268 trabajadores desde el 28 de junio de 2020 hasta el 30 de setiembre del 2020.

Y realizó una última prórroga el año pasado que rigió del 1°. de octubre hasta el 31 de diciembre de 2020, donde se incluyeron 303 trabajadores.

Para este 2021, el Ministerio de Trabajo indicó que se restituyó la jornada a dos colaboradores a partir del 29 de mayo de 2021 y a una trabajadora más —con medida de jornada reducida— a partir del 22 de abril del 2021.

Actualmente, Parque de Diversiones mantiene únicamente 37 colaboradores en sus puestos de trabajo, la mayoría con jornada reducida. Estas personas están a cargo de departamentos administrativos (finanzas, proveeduría, sistemas, recursos humanos); y labores como limpieza, mantenimiento de las estructuras, corte de césped en zonas verdes, cuidado de los animales y seguridad.

“Desde que las autoridades de Salud dieron la orden de cierre en de marzo de 2020, Parque de Diversiones no ha tenido ingresos, por tanto, ante la imposibilidad de sostener el gasto nos vimos obligados a suspender el contrato de colaboradores hasta nuevo aviso, siempre respetando los lineamientos que dicta la Ley y el Ministerio de Trabajo”, expresó Pignataro.

Asimismo, el presidente expresó que la Asociación ha sufrido un gran impacto financiero desde que inició la pandemia aunque no aportó las cifras de ingresos de este centro de entretenimiento.

Así como el Parque de Diversiones otras organizaciones dedicadas al entretenimiento han tenido que lidiar con las consecuencias producto de la pandemia, tales como los largos cierres de instalaciones, cero ingresos para mantener su operación e idearse otros modelos de negocio para seguir generando.

Este fue el caso del Museo de los Niños, lugar que pudo retomar sus actividades hasta setiembre de 2020, después de cinco meses de cierre total.

La pandemia les provocó una adaptación en sus atracciones —no todas las salas interactivas están en funcionamiento y ahora los recorridos son guiados para un máximo de 14 personas— y el inicio de su camino en la virtualidad.

Y otro caso —no tan favorable— es el de los eventos masivos (conciertos, ferias) en el país. La Cámara de Promotores de Eventos Masivos y Afines (Capema) había propuesto desde marzo, un protocolo sanitario para poder retomar operaciones en junio de este año. No obstante, siguen paralizados y sin una señal clara sobre su futuro.

La resistencia

El cierre del Parque de Diversiones tuvo lugar el 15 de marzo de 2020, con la declaratoria de emergencia nacional producto de la pandemia ocasionada por el COVID-19. Suma 15 meses de continua paralización.

No obstante, gracias a donaciones de asociados, personas y empresas amigas de la organización, el Parque ha logrado mantener una campaña mensual de entrega de diarios a las familias de los colaboradores suspendidos que se encuentran en situación económica crítica.

Asimismo, con el objetivo de dar continuidad a las donaciones anuales de equipo médico al Hospital Nacional de Niños, el Parque mantiene vigente la campaña “Compre un peluche en beneficio del Hospital Nacional de Niños”.

La iniciativa consiste en la venta al por mayor y al detalle de los peluches, que pueden ser adquiridos por medio del correo electrónico parque@parquediversiones.com o al teléfono 2290-4410.

“Los más de 70 años de labor social de la Asociación Pro-Hospital Nacional de Niños han sido interrumpidos por la crisis sanitaria. Esperamos que pronto tengamos la oportunidad de abrir Parque para volver a brindar nuestro aporte de la manera que siempre lo hemos hecho”, dijo el presidente de la Asociación.

Pese a la interrumpción, durante el 2020, la empresa Aeris, patrocinadores y golfistas inscritos en la XVI edición del torneo de golf AERIS-APHNN —suspendido el año pasado— lograron donar $112.000 en equipo médico al Hospital Nacional de Niños.

Lista del equipo donado con los fondos del torneo de golf
1. Cuatro monitores de signos vitales para Cirugía General ($35.900).
2. Cuatro lámparas de fototerapia para Neonatología ($7.200).
3. Un equipo de potenciales evocados para Otorrinolaringología ($38.800).
4. Un sistema de fototerapia para Neonatología ($12.000).
5. Una cámara termográfica para la Dirección Administrativa ($5.600). “Este equipo reforzó los protocolos COVID-19 en el Hospital Nacional de Niños, ya que detecta si una persona tiene temperatura antes de que ingrese al centro médico”, indicó Pignataro.
6. Un carro de paro para Cirugía Reconstructiva ($1.865).
7. Un lensómetro computarizado, dos cajas de pruebas y dos mesas de luz visión para el Servicio de Oftalmología ($5.230).
8. Dos pantallas planas Daytron para el servicio de Hemato-Oncología (aporte del patrocinador del Torneo Seabord Marine).
9. Pendiente la entrega para el servicio de Odontología de un paquete de succión extra oral ($5.260).
Fuente: Alejandro Pignataro, presidente de la Asociación Pro-Hospital Nacional de Niños, operador del Parque de Diversiones.

También, el Parque mantiene abierto el albergue Santiago Crespo, el cual brinda hospedaje y alimentación gratuita a madres y padres de pacientes que son atendidos en el Hospital Nacional de Niños, que residen fuera de la Gran Área Metropolitana y no poseen los recursos económicos para cubrir su estadía en otro lugar.

El albergue ofrece un promedio de 24.000 servicios al año incluyendo hospedajes, desayunos, almuerzos, cenas, baños e higiene personal para más de 50 personas diariamente.

Adicionalmente, el proyecto de construcción y equipamiento de la Torre de Cuidados Críticos del Hospital de Niños —dado a conocer en octubre de 2020— con un presupuesto estimado de ¢60.000 millones, ya tiene los recursos económicos para que la Caja Costarricense del Seguro Social avance con la expropiación de los terrenos sobre los cuales se construirá la edificación.

La Asociación se encuentra en la fase de adjudicación de la licitación para contratar la unidad gerencial de dicho proyecto.

“Sabemos que las autoridades están trabajando fuertemente para que el nivel de vacunación sea el óptimo antes de que finalice el año y así poder reabrir nuestras puertas. Nuestro deseo es poder retomar este año, y ver nuevamente a todos nuestros colaboradores y huéspedes crear momentos de magia y diversión, como se ha hecho durante 40 años de funcionamiento del Parque”, agregó el vocero.

Junta Directiva de la Asociación Pro-Hospital Nacional de Niños
Alejandro Pignataro Madrigal, presidente
Luis Gerardo Gamboa Arguedas, expresidente
Gabriela Llobet Yglesias, vicepresidenta
Gisella Vargas Ramírez, secretaria
María Elena Van der Laat, tesorera
Patricia Trinler Santos, sub-tesorera
Manuel González Appel, vocal I
Arístides Baltodano Agüero, vocal II
Jaime Cortés Ojeda, vocal III
Alberto Dent Zeledón, vocal IV
Miguel Ruiz Herrera, vocal V
Rodrigo Carazo Ortiz, fiscal
Fuente: Alejandro Pignataro, presidente de la Asociación Pro-Hospital Nacional de Niños, operador del Parque de Diversiones.

Más organizaciones dedicadas al entretenimiento

Para el Centro Costarricense de Ciencia y Cultura que abarca el Museo de los Niños, la Galería Nacional, el Auditorio Nacional y el Museo Penitenciario, el cerrar por cinco meses (marzo a agosto) sus instalaciones al público representó adaptación en sus atracciones e iniciar en la virtualidad.

Ronny Jiménez, director de Comunicación del Museo de los Niños, confirmó que desde que el Ministerio de Salud les emitió la directriz de cerrar sus puertas, inmediatamente se dieron a la tarea de ir evaluando sus planes y protocolos para estar listos una vez que pudieran abrir.

La ejecución de estos fue posible hasta setiembre de 2020, cuando a la organización le dieron el banderazo de salida para reactivar sus operaciones.

“Implementamos lavado de manos, toma de temperatura, dispensadores de gel, reducción del aforo al 16%, las entradas ahora se adquieren únicamente en línea, incorporamos recorridos guiados con una duración de dos horas y media (cupos limitados por burbujas familiares, grupos no mayores de 14 personas) y dispusimos de espacios más amplios”, explicó Jiménez.

Asimismo, el vocero resaltó que no todas las salas de interacción del Museo de los Niños están habilitadas —principalmente aquellas que tienen mucho contacto con dispositivos—.

Actualmente, se usa el 80% de las salas interactivas del Museo.

Jiménez también indicó que, uno de los principales ingresos del Museo de los Niños era el pago de entradas al lugar. Incluso, dijo que en época de vacaciones recibían a más de 5.000 personas diariamente, hecho que es lejano que vuelva a suceder.

“Tenemos una afectación económica bastante fuerte, han habido despidos de compañeros y contratos suspendidos”, dijo el director de comunicación.

Por otra parte, el Museo de los Niños ha implementado otros modelos de negocio: catas virtuales, bingos virtuales, plataforma de actividades lúdicas (recorridos virtuales, experimentos científicos, animaciones), programa de radio del museo que se transmite cuatro veces a la semana para tener más acercamiento, mayor interacción en redes sociales y el campamento virtual.

¿Eventos pronto?

Manrique Mata, presidente de la Cámara de Promotores de Eventos Masivos y Afines (Capema), expresó que siguen a la espera de que el Ministerio de Salud le brinde el visto bueno al Ministerio de Cultura —quien presentó el protocolo de eventos masivos realizado por Capema— para poder reactivar operaciones.

El 1°. de marzo, representantes del sector de organización de espectáculos masivos y del Ministerio de Cultura se reunieron para revisar un protocolo y plan de reactivación, presentado por el sector privado.

La idea de las empresas productoras era recibir aprobación antes de que terminara marzo, para arrancar con proyectos a partir de junio. No obstante, Salud no ha dado respuesta.

Entre el 21 de enero y el 4 de febrero de este año se activaron las presentaciones con música en vivo (para público reducido) primero en espacios abiertos y luego en locales cerrados, con aforo del 50%. Sin embargo, los conciertos, festivales y grandes ferias continúan en la incertidumbre.

“Nosotros como Cámara aunque estamos muy urgidos y preocupados por la situación económica de todos los agremiados, decidimos dar un poco de tiempo. Esta semana, Capema ya empieza a presionar para ver qué ha pasado, y ver que se tiene definido en cuanto a protocolo para conocer el panorama y poder proyectarnos con todo lo que son los eventos masivos”, expresó Mata.

Por su parte, Tatiana Orozco, directora ejecutiva del Buró de Convenciones de Costa Rica (eventos de reuniones, hoteles y convenciones) mencionó que de la totalidad de actividades que tenían en el período 2020-2021, han logrado posponer un 43%.

“Los clientes han mostrado interés de retomar eventos totalmente presenciales en la segunda mitad del 2021 y con más énfasis en el 2022. Se ha visto un interés mayor del mercado de Norteamérica, desde que la vacunación en ese país ha crecido”, indicó Orozco.

“Lo virtual ha sido el medio que nos ha permitido estar en contacto, y continuará brindado oportunidad de ampliar la participación de delegados, pero esto no significa que suplantará la modalidad presencial”, agregó la directora ejecutiva del Buró.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.