Negocios

¿Dónde buscan personal las empresas? Revise estos sitios y asegúrese de usarlos adecuadamente

Los procesos de reclutamiento están migrando a las herramientas digitales, aunque la presencialidad sigue activa por medio de las ferias de empleo

Las plataformas y portales de empleo son la herramienta aliada tanto para empleadores como postulantes, pero estos sitios tienden a orientarse a distintos perfiles laborales. Las ofertas de trabajo en áreas sin formación profesional suelen encontrarse en páginas web de bolsas de empleo, mientras que los puestos que requieren de educación superior se concentran mayormente en la red LinkedIn.

Aunque cada herramienta parece tener un tipo de postulante específico, esto no es así con las empresas que forman parte de la plataforma o portales porque cada compañía requiere desde puestos de servicio hasta gerenciales. Es por esto que las empresas tienen presencia tanto en LinkedIn como en páginas web de bolsas de empleo.

“Por supuesto se siguen usando algunos medios tradicionales como ferias de empleo; sin embargo, los procesos de reclutamiento se han transformado hacia un reclutamiento digital y es allí que va a depender el tipo de cargo que tenga la persona o que busque la persona en el mercado laboral, por ejemplo hay bolsas de empleo que se siguen usando sobre todo para cargos administrativos y carreras técnicas”, comentó Gabriela Roberti, presidenta de Grupo Innova, firma de gestión de recurso humano.

Además, muchas páginas oficiales de compañías cuentan con una sección de empleo donde actualizan las vacantes que tienen disponibles, por esto es importante verificar dicha opción cuando se encuentra en busca de trabajo.

“LinkedIn está más enfocado para puestos profesionales. Quienes tienen un perfil operativo yo les recomendaría acudir a las bolsas de empleo de la municipalidad donde residen y también ingresar a la página de la Asociación Nacional de Empleo (ANE)”, aconsejó Dunnia Vargas, especialista en empleabilidad y LinkedIn.

Vargas también recomendó que las personas que buscan puestos en servicios y operativos deben estar pendientes de las vacantes disponibles que anuncian las zonas francas en sus redes sociales.

Las páginas web como elempleo.com, computrabajo.co.cr y buscojobs.cr son los principales portales de bolsas de empleo. Todos estos sitios, al igual que LinkedIn, son gratuitos.

“Actualmente en algunas universidades enseñan cómo utilizar distintas plataformas para conseguir empleo, pero las personas que no cuentan con ese conocimiento recurren a redes sociales como Facebook e Instagram”, explicó Miguel López, socio director de Recluta Talenthunter, sobre la tendencia que existe entre los perfiles presentes en una plataforma y otra.

Lo anterior no significa que las herramientas mencionadas sean excluyentes entre sí. De hecho en redes sociales algunas empresas publican las vacantes que tienen requisitos de estudios profesionales y sin ellos; no obstante, es difícil que un puesto jerárquico se publique, en su lugar las compañías recurren a la confidencialidad con el personal reclutador para encontrar al mejor postulante.

Diferencias entre LinkedIn y bolsas de empleo

“LinkedIn es una aplicación interactiva, es decir, uno conversa. Por ejemplo, una empresa me contacta a mí como reclutador y me dice las características profesionales que está buscando, entonces yo encuentro entre cinco y seis candidatos y los contacto por medio de la mensajería de LinkedIn para comentarles sobre la oferta y conocer si les interesa; a la empresa le presento la candidatura de quienes respondieron de manera positiva”, detalló López.

Por otra parte, los portales de empleo no tienen la opción de intercambiar mensajes con el postulante. Los candidatos ‘cuelgan’ su curriculo y las empresas que forman parte de ese sitio web pueden revisarlo, pero no interactuar con la persona postulante.

“Los portales son como una vitrina donde los reclutadores y compañías pueden ver un montón de papeles, pero no son interactivos. Esa es la gran diferencia”, enfatizó López.

El currículo que tienen los usuarios en las paǵinas web de empleo debe mantenerse lo más actualizado posible. En LinkedIn también deben actualizarse las descripciones, experiencia laboral y profesional cada vez que ocurran cambios en esas áreas.

¿Cómo usar LinkedIn?

Cerca del 95% de los reclutadores utilizan LinkedIn con frecuencia. Esta red social cuenta con 830 millones de usuarios en más de 200 países y para tener una cuenta en esta plataforma el primer paso es ingresar a www.linkedin.com.

Para la especialista en empleabilidad y LinkedIn, Dunnia Vargas, existen cinco puntos importantes que toda persona usuaria de esta red debe tomar en cuenta para administrarla de manera efectiva: fotografía viendo al frente, banner, URL optimizada, palabras claves y un resumen en el que informe acerca de sus habilidades en la profesión.

Consejos para gestionar LinkedIn
1. Fotografía: esta red utiliza foto de perfil, pero debe colocarse una imagen donde la posición del cuerpo y mirada se fije frente la cámara. El fondo debe ser liso y las vestimenta formal.
2. Banner: imagen de portada. Aquí debe prevalecer un fondo sobrio porque no debe opacar la foto de perfil; al banner puede incluirle una propuesta de valor con alguna frase relacionda a su profesión.
3. URL optimizado: este es el enlace que direcciona hacia su perfil. Es importante editarlo en los ajustes de la cuenta para que al digitar su nombre sea fácil encontrar el perfil.
En caso de que su nombre junto al primer apellido no esté disponible, intente con agregando el segundo. Evite agregar en el URL su profesión, es decir, no es recomendable que la cuenta sea www.linkedin.com/in/tatianasotoperiodista; lo ideal es www.linkedin.com/in/tatiana-soto-morales, por ejemplo.
4. Palabras claves: en las secciones de titular y experiencia laboral es ideal agregar palabras claves que se adecuen a la profesión o puesto que busca y que de esa manera sea más fácil para los reclutadores encontrar su perfil.
5. Acerca de: aquí se incluye información sobre habilidades, técnicas, historia que lo llevó a trabajar en el área que se desempeña. Dentro de esta sección también son importantes las palabras claves.
Fuente: Dunnia Vargas, especialista en empleabilidad y LinkedIn

A lo anterior, Miguel López añade que agregar el título de la posición actual con la experiencia es importante para que las personas que ingresen al perfil puedan tener información detallada sobre lo que realiza. También coincide en la relevancia de las palabras claves para encontrar puestos de acuerdo a sus intereses.

“A nivel mundial el 90% de los candidatos presentados para puestos, tanto por empresas como las firmas reclutadoras, vienen por medio de búsquedas en la plataforma LinkedIn”, aseguró López.

Bolsas de empleo

Todos los postulantes, dentro de cualquier plataforma, deben contar con al menos dos currículos: uno genérico y otro editable que se ajuste a cada puesto que aplica. En las bolsas de empleo.

“Las empresas se apalancan con el Internet para reclutar talento a través de sus propias páginas web y portales de empleo. Estas son herramientas que, cuando las empresas tienen buena reputación, las personas van directamente al sitio web de la organización y cargan sus datos”, indicó Gabriela Roberti, directora de Grupo Innova.

Los currículos actuales no deben tener fotografía, estado civil ni fecha de nacimiento. La experiencia debe ordenarse de la más reciente hacia atrás y cuando mencione el grado académico no agregue la información desde el kínder, en su lugar indique los grados universitarios o si carece de ellos agregue su nivel de escolaridad.

“El currículo genérico no se manda a todas las posiciones. Cuando va a enviarlo para un puesto en específico debe ajustarlo a la medida con palabras claves que se relacionen a la vacante y necesidad de la empresa”, subrayó López.

En caso de que cuente con perfil en LinkedIn agregue el enlace en la sección de información personal donde también debe reflejarse su número de teléfono y correo electrónico.

Los puestos ligados a áreas creativas cuentan con plataformas para cargar el portafolio de trabajo. Lo ideal es que agreguen al currículo, e incluso en la información en LinkedIn, el enlace a esos sitios que direccionan a los reclutadores hacia el trabajo creativo y de esa manera dar a conocer el talento artístico.

“LinkedIn o los portales a veces quedan cortos como herramienta, entonces Behance y Dribble sirven como vitrina para mostrar los trabajos relacionados al área creativa. Github está relacionado a la parte de códigos y es muy usado en el mundo de Tecnologías de la Información (TI)”, recalcó Roberti.

Las herramientas mencionadas por Roberti no son sustitutos de las plataformas y portales de empleo, más bien son complementarias.

Tatiana Soto Morales

Tatiana Soto Morales

Periodista graduada de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Tiene experiencia en temas de ambiente, salud, economía y deportes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.