Gerencia

Los motivos de la tensa relación entre Jeff Bezos y el gobierno de India

Miembros del Gabinete del país asiático rechazaron reuniones con el fundador de Amazon

Las naciones en desarrollo normalmente le dan la bienvenida a los CEO de grandes multinacionales que prometen invertir en sus países y generar empleos. Sin embargo, la reciente visita de Jeff Bezos a India estuvo marcada por protestas, una declaración hostil del ministro de finanzas de India y el rechazo a reunirse por parte del primer ministro; todo ello a pesar de la promesa de Bezos para invertir $1.000 y generar millones de trabajos para el 2025. ¿Qué sucedió?

Nuestra opinión es que al menos una parte de la democracia en India está enviando un mensaje fuerte y claro: no están dispuestos a darle la bienvenida a una corporación multinacional que genera disrupción en las empresas tradicionales y con presuntas prácticas comerciales injustas.

Amazon.com tuvo ingresos por ventas de $233 mil millones en 2018, menos de la mitad que Walmart. Sin embargo, el minorista en línea tiene una capitalización de mercado más de tres veces superior a la de Walmart y genera respuestas temerosas por parte de empresas más pequeñas. Un creciente número de propietarios de pequeños negocios sienten que su sueño de crecer y ser rentables se está volviendo más improbable debido a Amazon.

Amazon, por su parte, argumenta que promueve a las pequeñas empresas.

Dice haber invertido más de $15 mil millones el año pasado en infraestructura, herramientas, servicios, personas y programas para ayudar a los vendedores independientes –principalmente empresas pequeñas y medianas— a incrementar sus ventas en línea. Ha creado una serie de programas educativos para pequeñas empresas, con el objetivo de ayudarlas a aprovechar el poder de Internet para llegar a más consumidores, construir su marca e incrementar las ventas. Ha instituido premios como Small Business of the Year, Woman-Owned Small Business of the Year y Small-Business Owner Under 30 of the Year.

También dice haber ayudado a cientos de pequeños negocios y creado más de 100.000 trabajos a lo largo de su red de última milla para la entrega de envíos. Además, dice que más de 50.000 empresas pequeñas y medianas superaron los $500.000 en ventas en las tiendas de Amazon a nivel mundial, y casi 200.000 empresas superaron los $100.000 en ventas.

Las dudas

Sin embargo, también se dice que Amazon usa prácticas injustas y anticompetitivas. Por ejemplo, Amazon siguió una política de paridad de precios al impedirle a sus vendedores que ofrezcan menores precios en otros canales de venta en línea, una política que se eliminó en 2013 debido a una sentencia de la Unión Europea.

En 2010, Amazon respondió a una disputa de precios con la editorial Macmillan al remover sus libros de la página de Amazon. En 2014, hizo que fuera más difícil acceder a los libros físicos de Hachette –al retrasar los tiempos de entrega, eliminar descuentos o rehusarse a prepublicarlos— provocando un desplome de las ventas de Hachette. En 2015, Amazon anunció la prohibición de vender productos de Apple TV y Google Chromecast, lo que muchos consideraron una forma de reducir las ventas de productos que compiten con Fire TV. En 2019, la U.S. Federal Trade Commission analizó un acuerdo entre Apple y Amazon que afectó a los vendedores que ofrecen en el sitio de Amazon productos Apple reacondicionados y de bajo costo.

Más aun, Amazon controla cada vez más la infraestructura subyacente del mercado en línea a través de su rol como la plataforma dominante de comercio digital. También controla la parte mayoritaria de los servicios de computación en la nube y dispone de una gran red de distribución con bodegas y puntos de entrega en la mayoría de las grandes ciudades de los Estados Unidos. Para controlar toda la cadena de entrega desde el inicio hasta el final, Amazon se está expandiendo hacia el envío y entrega de paquetes para sí misma y para otras empresas, lo que la convertirá en un serio rival para FedEx y UPS. Al mismo tiempo compite con otras compañías y define en qué términos esos mismos rivales pueden llegar al mercado, dejando a esas compañías con pocas opciones además de aceptar los términos de Amazon.

Con un significativo porcentaje de los hogares estadounidenses suscritos al programa Amazon Prime, y con Amazon vendiendo más libros, juguetes, ropa y electrónicos de consumo que cualquier otro vendedor en línea, las opciones disponibles para minoristas y empresas pequeñas se han reducido. El resultado es que los pequeños minoristas y proveedores simplemente ceden ante Amazon en lugar de competirle.

A la luz de todo esto, la antagónica recepción de India a Bezos no debería sorprender, fue simplemente una respuesta a lo que los minoristas independientes consideran como una amenaza a su medio de vida. Miles de propietarios de tiendas locales salieron a las calles para protestar por la visita del CEO de Amazon, portando pancartas que decían “Jeff Bezos regresa a tu país” y calificándolo como un “terrorista económico”.

El gobierno de India se mofó de la oferta de Bezos para invertir $1.000 millones en el país, argumentando que esa cantidad no era una inversión real, sino un mero financiamiento para cubrir las pérdidas ocasionadas por la predatoria estrategia de precios de Amazon. Praveen Khandelwal, el secretario general de la Confederation of All India Traders, dijo: “Bezos y Amazon ya han destruido muchas pequeñas empresas y ahora están tratando de construir una falsa narrativa de empoderar a los pequeños minoristas.”

La visita de Bezos también coincidió con el inicio de una investigación por parte de la Competition Commissions of India, que investiga actividades anticompetitivas. La CCI señala que Amazon ha adoptado un modelo anticompetitivo de comercio electrónico que consiste de brindar dentro de su plataforma grandes descuentos y tratos preferenciales a vendedores selectos.

¿Qué significa esto para los prospectos de Amazon en India y su mercado minorista de $200.000 millones? Sólo el tiempo lo dirá. Sin embargo, está claro que Amazon enfrenta un desafío de parte de los millones de pequeños minoristas que se le oponen y que tienen una voz significativa en las políticas del actual gobierno.

También enfrenta competencia de parte de otros minoristas que luchan por el creciente mercado en línea dentro de India, incluyendo un jugador local con una reputación de trabajar junto con las pequeñas empresas en lugar de hacerlo en su contra.

Después de todo, quizá no será una victoria completa para Amazon, y múltiples jugadores de nicho y minoristas pequeños terminen compartiendo el mercado. Quizá, la regulación gubernamental jugará un rol más amplio que el que Amazon ha observado en el mercado estadounidense. O quizá Amazon, con sus vastos recursos financieros, terminará aplastando a los minoristas locales de India, como lo ha hecho con tanta efectividad en los Estados Unidos.