Por: Ligia Olvera.   9 diciembre, 2019
Si está desempleado, es un momento de pensar en reinventarse con sentido. Foto: Shutterstock
Si está desempleado, es un momento de pensar en reinventarse con sentido. Foto: Shutterstock

El domingo 8 de diciembre la portada de la Nación anuncia: 45,000 ticos llevan más de un año en busca de trabajo.

Primero, si tiene empleo en este momento, cuídelo. Con frecuencia oigo personas quejándose de su situación laboral, he conocido personas que, en un momento de enojo o vulnerabilidad, renuncian (o provocan que las despidan), sin prever que, en este momento en Costa Rica, no es una buena idea estar desempleado.

Segundo, abra su mente a otras posibilidades distintas a las que tenía. No se enfrasque es buscar única y exclusivamente una posición similar. Este es un momento de pensar en reinventarse con sentido (basado en competencias, habilidades, experiencia) y humildad (a veces, tendremos que trabajar en algo que nos remunere menos o que sea una posición significativamente inferior a la que teníamos antes).

Tercero, no siga viviendo como vivía cuando tenia trabajo. Busque cómo y dónde recortar de inmediato. Como no se tiene seguridad de cuanto será el tiempo de desempleo, entre más haga durar sus ahorros, mucho mejor. Así que es momento de reducir su consumo al mínimo (recortar gastos superfluos), y si termina sus ahorros, tal vez es momento de deshacerse de un carro o de activos en caso de que cuente con ellos.

Cuarto, no se endeude a altos intereses si lo puede evitar. Si no tiene opción, busque endeudarse con quien menos intereses le cobre (piense opciones y haga comparaciones). Hace más sentido deshacerse de activos, que endeudarse a tasas del 70%.

Quinto, busque su red de apoyo. En este momento su familia y amigos son importantes, para escucharlo, darle perspectiva, dejar de pensar en el tema. Si hay alguien que pueda incluirlo dentro de su seguro médico (esposa, hijo, etc.), este es el momento de hacerlo, algún familiar podría aceptar darle un préstamo, también.

Sexto, cuide su salud física y emocional. No tiene trabajo, pero debe cuidar en estar en óptimas condiciones físicas y emocionales. Salga a caminar, haga una rutina diaria, tiene que esmerarse en vestirse, salir, hacer ejercicio (no hay que invertir para mantenerse físicamente activo), leer, aplicar, mantenerse informado, etc.

Sétimo, busque otras formas de generar ingresos mientras encuentra trabajo. En su red de apoyo existen personas que tienen necesidades varias. Cuénteles sobre su situación y que usted en este momento mientras busca trabajo se beneficiaría de ayudarles brindándoles diferentes servicios. No sea orgulloso, sea humilde, sincero y honesto.

Finalmente, puede ser que éste sea un momento para estudiar algo que usted sepa que siempre ha querido estudiar, aunque sea muy diferente a su ocupación habitual para reinventarse. Hay opciones de poca o ninguna inversión. Sea creativo en buscarlas.

Muchísimos hemos pasado por ahí (incluida yo), es duro, emocional y mentalmente, pero si no pierde la fe y trabaja día a día en su objetivo, llegará el día en que usted encontrará una forma de solucionar su tema de desempleo.