Tecnología

Fonatel apenas ha conectado al 28% de los centros educativos que le corresponden para la Red del Bicentenario

Sutel indica que al 11 de marzo había 261 centros educativos conectados y otros 673 escuelas y colegios con contratos

Completar la Red Educativa del Bicentenario (REB) definitivamente será una tarea del próximo gobierno, que podrá seguir y actualizar las metas y responsabilidades que queden establecidas en el próximo Plan Nacional de Desarrollo de las Telecomunicaciones (PNDT) para el periodo 2022-2027.

Las conexiones de banda ancha a cargo del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) para la Red Educativa del Bicentenario alcanza al 28% de la cantidad de centros educativos asignados para el 2021.

“Con corte al 11 de marzo ya hay 261 escuelas y colegios conectados a velocidades de hasta 500 Mbps, según la necesidad del MEP”, respondió la la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) a través de la oficina de prensa y ante una consulta de EF.

En la respuesta se agregó: “Sutel trabaja de manera simultánea en 673 escuelas y colegios, que ya están incluidas en contratos para conectarlas a la Red Educativa del Bicentenario”.

La meta actualizada al 2 de abril del 2021 en el PNDT 2015-2021 establecía que, al final de ese año, se debería tener un 39,6% del total de centros educativos (2.375 escuelas y colegios) asignados a Fonatel. Eso es 927 centros.

El 17 de diciembre pasado, Sutel había comunicado que tenía conectadas 95 escuelas y colegios a banda ancha entre 15 y 500 Mbps, de los cuales cinco aún están en proceso de aceptación por parte del MEP, que tarda hasta 30 días.

La REB es un programa creado con el objetivo de conectar todas las escuelas y colegios públicos del país a una red de banda ancha de alta velocidad.

A finales de la Administración de Guillermo Solís (2014-2018) se había establecido un acuerdo entre el Ministerio de Educación Pública (MEP) y Sutel para una red de banda ancha de los 4.423 centros educativos. Sin embargo, el proyecto se detuvo cuando el nuevo gobierno decidió que la iniciativa debía realizarla la Fundación Omar Dengo en 2018.

Tras diferentes propuestas y contrapropuestas, solicitudes de aclaraciones y respuestas que se generaron entre ese año y el 2020, no fue sino hasta febrero de 2021 que el Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) incluyó las metas en el PNDT para encargar a Fonatel de la conectividad de 2.375 escuelas y colegios en zonas rurales y de difícil acceso. Eso corresponde a poco más de la mitad de los centros educativos del país. Se asignó un presupuesto de $170 millones.

El resto, 2.048 centros educativos, fue asignado a la Fundación Omar Dengo (FOD) con recursos provenientes del MEP, vía el Programa Nacional de Informática Educativa (Pronie). La meta del PNDT era que a diciembre del 2021 la FOD tuviera conectados a casi el 78% de los centros educativos que le correspondían y se asignó un presupuesto de ¢4.291 millones.

El acuerdo con la FOD no avanzó tras la orden de la Contraloría General de la República de separarla del proyecto, aduciendo que el Ministerio estaba delegando responsabilidades fundamentales en una entidad externa.

Desde la asignación de la primera meta en el PNDT 2015-2021 para la implementación de las conexiones que le corresponden, en febrero de 2021 hasta la primera conexión pasaron varios meses (20 de julio del 2021 en la Escuela Leonidas Briceño Baltodano, en Nicoya), pese a que la idea era ampliar la mayoría de los contratos que ya tenía con operadores para aprovechar el despliegue de redes de telecomunicaciones e infraestructura desarrollada en otros programas financiados por Fonatel como Comunidades Conectadas y Centros Públicos Conectados.

Sutel recalca, en la información sobre el proyecto de la REB en su sitio web, que las conexiones de banda ancha a los centros educativos se realizan a las velocidades definidas por el MEP e incluye la implementación de cableado subterráneo y aéreo, canalizaciones, construcciones, ductos, obras, postes, sistemas de suministro y respaldo. Asimismo, abarca integración de la plataforma de redes, seguridad y gestión en la nube y servicios de operación y gestión.

El nuevo PNDT para el periodo 2022-2027 deberá incluir las nuevas metas y responsabilidades para implementar la REB.

Teodoro Willink, viceministro de Telecomunicaciones, dijo que la REB es un proyecto de alcance nacional que se construye en conjunto con MEP y Sutel, con lo cual se ha formalizado en metas concretas en el PNDT 2015-2021 desde febrero de 2021.

Ahí se plantea la visión estratégica completa y los avances factibles para 2021, con miras a su continuación en el PNDT 2022-2027. El funcionario insistió que la visión de la Administración Alvarado para la REB no ha cambiado y se mantendrá en el marco del nuevo PNDT.

Advirtió que la orden de la Contraloría emitida al MEP tiene relación directa con las metas que se establecerían en el PNDT 2022-2027, por lo que el panorama operativo para la meta relacionada con los centros educativos asignados al MEP para su ejecución (y los componentes que dependen de esto) cambió según lo planificado durante 2021.

“El avance previsto para la meta operativa del eje Fonatel, que incluye más de la mitad de los centros educativos públicos para ser provistos de conectividad a Internet de banda ancha e infraestructura pasiva y activa de red local, se mantiene sin cambios y vigente para el PNDT 2022-2027″, indicó Willink.

Agregó que la metodología de seguimiento y evaluación definida para el PNDT 2022-2027 permite la inclusión de metas nuevas y la modificación de metas existentes, con justificación correspondiente, a partir de 2023.

“Actualmente el MEP se encuentra atendiendo la orden de la CGR y los resultados obtenidos durante este proceso de atención son parte de los insumos necesarios para establecer la meta del eje MEP (en el PNDT 2022-2027)”, explicó el Viceministro. “Así, se espera que para 2023 no sólo se incorpore la meta operativa del eje MEP, sino que también se pueda consolidar la visión estratégica completa de la REB″.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.