Tecnología

Encora, nuevo nombre de Avantica, pasa a modalidad de trabajo desde cualquier sitio

La firma remodela instalaciones, reduce el espacio de ocupación en Los Yoses y dispone de más de 300 vacantes

La firma Encora anunció la consolidación del modelo de trabajo desde cualquier sitio, la remodelación de sus instalaciones en Los Yoses (San José), la ampliación de sus oficinas en Cali (Colombia), con el propósito de tener espacio para casi 100 posiciones y la disponibilidad de más de 300 plazas vacantes.

Los cambios hacia la digitalización siguen impulsando la demanda de soluciones en el mercado, especialmente de las empresas que no estaban preparadas antes de la pandemia y están acelerando la transformación tecnológica de cara a sus clientes.

“Son empresas y entidades que necesitan modernizarse y nos buscan para que les ayudemos”, dijo Mario Chaves, presidente para las Américas de Encora.

Avantica empezó a utilizar la marca Encora desde junio anterior, luego de ser adquirida por la firma estadounidense como parte de los procesos para fortalecer sus servicios tanto en el continente de América como en otros mercados continentales.

La demanda proviene de firmas que se vieron afectadas durante el confinamiento, pues dependían de la presencialidad, y deben responder a un consumidor que demanda más servicios y procesos digitales (y que aún no acude en el mismo volumen a las tiendas físicas).

La exigencia incluye a sectores como en banca, donde se enfrenta el avance de las fintech, y en empresas de alta presencia física, como en parque de diversiones, donde ahora se requieren aplicaciones para reservaciones, información o compras, pues los consumidores aprendieron de las facilidades que brinda la digitalización.

Nómadas digitales, también

Antes del 2020 la sede de la empresa en Los Yoses se encontraba con un alto nivel de ocupación y ya se aplicaba el teletrabajo. Con la pandemia se pasó al 100% de esta modalidad y se generó la posibilidad de contar con personal que trabaja desde diferentes sitios, incluyendo la playa.

“Tenemos ejecutivos que alquilan un apartamento en la playa y trabajan desde ahí”, detalló Luis Carlos Chaves, vicepresidente y Chief Operating Officer (COO) de la división de Centro y Suramérica de Encora. “No tienen que estar en la casa. El paradigma de la presencia física en las oficinas o en la casa ya no es necesario”.

La modalidad de trabajo desde cualquier lugar permitió a la compañía evaluar el costo de instalaciones (en Los Yoses se alquilaban dos espacios separados en edificios vecinos) y analizar cómo optimizarlo, por lo que se remodeló una de las oficinas que se seguirá ocupando y cuya inauguración se realiza esta semana.

Ahora cuando una persona colaboradora desea o requiere realizar el trabajo desde las instalaciones debe verificar la disponibilidad de puestos y reservar, con lo que la asignación de espacios se vuelve dinámica.

El trabajo remoto se puede realizar desde otro país. Lo que se pide son ciertas condiciones de conectividad (velocidad mínima), seguridad, procesador de la computadora, dependiendo del proyecto de desarrollo) y acceso al equipo. Los clientes también tienen una mayor aceptación a tratar con equipos de trabajo distribuidos geográficamente.

La firma reconoce beneficios en ambiente, confianza y productividad laboral, si bien para la innovación en equipo quedan retos de carácter cultural y herramientas tecnológicas adecuadas que faciliten el intercambio de ideas desde sitios remotos diferentes. Encora cuenta con 1.417 colaboradores, incluyendo directos y contractors (externos)

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".