Por: Carlos Cordero Pérez.   16 agosto
El apagón de la televisión analógica deja un bloque de frecuencias que podrán usarse para servicios avanzados en telefonía móvil. (Foto Diana Méndez / Archivo GN)
El apagón de la televisión analógica deja un bloque de frecuencias que podrán usarse para servicios avanzados en telefonía móvil. (Foto Diana Méndez / Archivo GN)

El paso a la televisión digital, y el apagón de la analógica, permitirá mejor imagen y sonido, servicios adicionales y la optimización en el uso del espectro radioeléctrico. Con el cambio quedarán libres un bloque de frecuencias que podrán usarse para servicios avanzados de telefonía móvil.

De acuerdo al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) conforme se cuente con segmentos de frecuencias se podrá avanzar en otorgarlas para servicios de cuarta y quinta generación (4G y 5G, respectivamente).

“Se procederá con la apertura de concursos para porciones de la banda teniendo como meta iniciar los procesos jurídicamente dispuestos para estos bloques conforme se logren liberar, a partir del segundo semestre de 2020”, dijo el ministro Luis Adrián Salazar.

El jerarca respondió que una vez culminado el proceso de transición a la televisión digital se deberá valorar la viabilidad de implementar el cambio también en el caso de la radio.

Los estudios realizados en el 2013 por la llamada Comisión Mixta, formada para analizar e informar al Ministerio sobre las posibilidades del cambio de la radio analógica a la digital, concluyó que “aún no se cumplían con los presupuestos industriales, comerciales y políticos para proceder a la digitalización de las transmisiones de la radiodifusión sonora”.

El proceso para pasar de la televisión analógica a la digital se inició el 5 de noviembre del 2009 en un foro en el que se dieron a conocer las opciones de estándares tecnológicos para el nuevo formato.

En aquel entonces se estimaba que el país duraría de cinco a 10 años en el cambio. A esa altura ya se iba con retraso, pues Estados Unidos, Canadá, Japón, China, Hong Kong y Australia habían elegido la norma y la fecha del apagón hacía varios años, mientras los europeos tenían dos décadas de adelanto.

Costa Rica eligió en el 2010 la norma japonesa brasileña ISDB-Tb y en el 2011 se determinó la fecha del encendido digital para el 5 de diciembre del 2017. Luego fue reprogramada para este mes de agosto.

Dividendo

El 14 de agosto se experimentará la transformación más importante en la televisión local después del cambio a la televisión a colores en la década de los 70’s y la introducción de la televisión por suscripción en los años 90.

El impacto de la televisión digital se sentirá más conforme los canales habiliten servicios de información e interacción.

También hay un resultado a nivel técnico que es muy esperado por la industria de telecomunicaciones con la liberación de frecuencias.

Actualmente la televisión analógica utiliza varios segmentos del espectro para servicios de Very High Frequency (VHF) y Ultra High Frequency (UHF). Para la televisión digital se utilizarán otras bandas (véase recuadro).

El espectro liberado es lo que se conoce como el dividendo digital. En el caso de Costa Rica este puede ser otorgado a otros concesionarios o dedicados a otros servicios.

“Se liberarán los segmentos de VHF correspondientes a los canales dos al seis, así como el segmento correspondiente a los canales 52 al 69”, indicó Salazar.

Se trata de la banda de 700 MHz (que abarca de 698 MHz a 806 MHz), la cual está asignada en el Plan Nacional de Atribución de Frecuencias para el desarrollo de sistemas International Mobile Telecommunications (IMT) y que “se espera sea utilizada para redes móviles” de 4G y 5G.

La disponibilidad de la banda dependerá de la finalización del proceso de transición a la televisión digital, así como de los trámites jurídicos que están en proceso actualmente por incumplimientos de los concesionarios y de los que se generen producto del cambio.

Los concursos para otorgar frecuencias para servicios IMT y 5G se podrán iniciar cuando se cuente con segmentos de frecuencias pareados, donde se usan unas frecuencias para descarga y otras para carga de datos.

Mapa de frecuencias
Para la televisión analógica, se están utilizando los siguientes segmentos en VHF y UHF:
-54 MHz a 72 MHz (canales 2 al 4 VHF)
-76 MHz a 88 MHz (canales 5 y 6 VHF)
-174 MHz a 216 MHz (canales 7 al 13 VHF)
-470 MHz a 608 MHz (canales 14 al 36 UHF)
-614 MHz a 806 MHz (canales 38 al 69 UHF)
Posterior al apagón de la televisión analógica se estarán utilizando los siguientes segmentos para televisión digital:
-470 MHz a 608 MHz (canales 14 al 36)
-614 MHz a 698 MHz (canales 38 al 51)
La banda de 174 MHz a 216 MHz (canales siete al 13) actualmente está en valoración para ser
utilizada también para TDT.
Fuente: Micitt