Tecnología

Centros de control se automatizan y usan algoritmos para unificar alertas

Municipalidad de Belén, ICE y Registro Nacional utilizan estas tecnologías

El típico cuarto de control, con un funcionario vigilando todas las pantallas, fue desplazado por centros automatizados con el uso de sistemas informáticos que incluyen algoritmos para unificar las alertas en un tablero o dashboard.

En el Registro Nacional utiliza un software de la firma belga Barco en su centro de control, el cual está en operación desde el 2009 para seguridad electrónica, resguardo de los archivos institucionales, prevención y reacción en tiempo real ante incidentes.

En esta unidad se han invertido ¢115 millones para dotarlo con cuatro muros de pantallas de retroproyección LED, un controlador de muro de videos (videowall), las plataformas de seguridad electrónica integrada (de la firma Lenel OnGuard), y los sistemas de administración y de gestión de resultados del centro de control desarrollados por Barco.

El software de administración permite visualizar y monitorear en un tablero todos los eventos y alertas que se presenten. “Es un sistema versátil”, aseguró William Astúa, director administrativo del Registro Nacional.

Este tipo de software integra los datos de todo el proceso, desde la recolección de la información, su análisis, la distribución a los responsables respectivos y la toma de decisiones.

Si hay una alerta, se podrán disponer mapas de salidas, estatus de la situación, cámaras en el sitio, teléfonos de emergencias y cantidad y datos de personas que están en ascensores, escaleras y áreas afectadas, para lo que se utilizan sensores.

También se pueden identificar las puertas que se abren y si persona que la abre no está autorizada se muestra una fotografía. El software alerta si hay alguna salida de emergencia que nos se abrió en un incidente.

El sistema puede mostrar videos y realizar análisis de información, todo lo cual se muestra en el mismo dashboard.

La información se distribuye para verla en el videowall, en otra estación de monitoreo, en la sala de crisis, a supervisores e incluso a organismos de emergencia en caso requerido.

Cuando ocurre un evento de magnitud, los empleados usan sus tarjetas de ingreso para registrarse en dispositovs handhelds en el punto de encuentro asignado. Así se determina si falta alguien.

Para la instalación y utilización de los sistemas de administración de centros de control no se requieren tecnologías adicionales, sino que se aprovechan los equipos, redes y dispositivos existentes.

“Se utilizan los recursos ya instalados”, afirmó Roy Umaña, gerente general de Digital Management Systems (DMS), firma que comercializa los sistemas de Barco.

Múltiples utilidades

Los centros de control pueden tenerse en diferentes instituciones y áreas, y pueden utilizarse para una gran variedad de funciones que incluyen el monitoreo de las operaciones hasta la seguridad pública.

Y en todas ellas se pueden utilizar estos sistemas de gestión.

En la Municipalidad de Belén recurrieron a un sistema de gestión de IndigoVision, el cual permite la centralización de la información y la personalización o ajuste de los datos que se podrán ver en los equipos asignados.

En Belén se tiene un centro de control para seguridad ciudadana y gestión del tránsito en diversos espacios del cantón como parques, paradas de buses, salones comunales y otros puntos de acumulación de personas y vehículos.

El municipio ha invertido unos ¢93 millones. El proyecto forma parte del plan para convertir la localidad en una ciudad inteligente que incluya, además de la videovigilancia, Internet sin costo y lectores de agua y parqueos inteligentes.

“Entre las ventajas se destaca la capacidad de registrar a los delincuentes en video y mantener el territorio de vigilancia físicamente seguro”, dijo Manuel Alvarado, coordinador de comunicación de la Municipalidad.

Alvarado indicó que el sistema puede configurar la administración de video, alarmas y eventos, según preferencias, sin límites y que no hay restricción de número de usuarios, estaciones de trabajo, cámaras, grabadoras, sitios o videowall.

Además, se integra a otros sistemas.

En el Centro Nacional de Control de Energía, perteneciente al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y creado en 1981, se utiliza una plataforma tecnológica denominada Scada/EMS, adquirido a la empresa ABB Inc. por $4,6 millones (incluyendo hardware y software).

Este sistema permite la adquisición de los datos, el control remoto y la administración de recursos energéticos, pues la función de este centro es la operación remota y centralizada del Sistema Eléctrico Nacional.

Así se realiza el monitoreo y control remoto del sistema de transmisión y de las plantas de generación. También se vigila el despacho centralizado de las plantas y la coordinación de la operación del sistema y del mercado eléctrico regional.

Salvador López, director del Centro Nacional de Control de Energía del ICE, indicó que la plataforma Scada/EMS centraliza y presenta la información a los operadores por medio de una consola o interface y por medio de un sistema de proyección de video.

“Un centro nacional de control de energía, que opera la red de alta tensión y las plantas de generación, de oficio requiere utilizar un Scada/EMS, pues en caso contrario no podría desempeñar sus funciones”, recalcó López.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".