Gerencia

Tres condiciones para atraer nómadas digitales a su negocio

Los nómadas digitales pueden ser atraídos por empresas de turismo y también por restaurantes, cafeterías, centros comerciales, estaciones de autobuses y otros tipos de negocios, pero se requieren tres condiciones

La posibilidad para atraer a los nómadas digitales está abierta para todo tipo de empresas, no solo las relacionadas con hospedaje y turismo. Los comercios, los restaurantes, las cafeterías, los centros comerciales, las estaciones de autobuses y otros tipos de comercios podrán beneficiarse ahora que se aprobó finalmente el reglamento que permite la aplicabilidad de la Ley para atraer trabajadores y prestadores remotos de servicios de carácter internacional (N° 10.008).

Lograrlo implica garantizar conectividad de banda ancha, la seguridad y los servicios del negocio. “El punto más importante es que tenga banda ancha, con fibra óptica o satelital si está muy remoto, y un área de coworking”, dijo Kevin Vílchez, estratega en Sense Digital Agency.

La seguridad incluye garantizar la privacidad. “Cuando alguien se conecta debe haber un portal donde se le recuerda que se le garantiza una conectividad segura y que se resguarda su privacidad, así como los protocolos de higiene cibernético que el usuario debe seguir para no verse expuesto”, dijo Luis Alonso Ramírez, gerente regional de ciberseguridad de GBM y miembro del comisión de ciberseguridad del Colegio de Profesionales de Informática y Computación (CPIC).

Los trabajadores remotos, locales o internacionales, pertenecen a un amplio mercado con muchas posibilidades de seguir creciendo.

McKinsey identificó 2.000 tareas en 800 puestos de trabajo que pueden realizarse de forma remota sin pérdida de productividad en industrias de banca, seguros y tecnología de la información, entre otras.

En el 2017 una porción de los trabajadores eran remotos en EE.UU. (6%), Europa Occidental (16%) y Centroamérica (14%), según la Digital Nomad Survival Guide.

Con la pandemia en los mercados desarrollados se produjo una migración de empleados de empresas a sitios alejados que contarán con conectividad banda ancha. La firma MBO Partners indica que los nómadas digitales pasaron de 7,3 millones en 2019 a casi 11 millones en 2020 en EE. UU., al tiempo que estima que unas 17 millones de personas aspiran a ser nómadas digitales.

Se suma que muchas empresas seguirán aplicando el trabajo híbrido. Un estudio de Gartner mostró que el 90% de las empresas considera que seguirán permitiendo a sus colaboradores trabajar en forma remota al menos parte del tiempo.

En Costa Rica hay empresas que cerraron sus oficinas y trabajan en forma remota, como es el caso del sector informático. Otras firmas están creciendo en planillas, pero mantienen sus instalaciones y rotan a las personas colaboradoras con el trabajo híbrido, donde varios días a la semana van a oficina y otros trabajan en forma remota.

Cuando un nómada digital o trabajador remoto llegue a su negocio —sea un restaurante, cafetería, hotel u otro— buscará un espacio cómodo para trabajar y, en especial, conectividad de banda ancha con seguridad.

Vílchez recalca que lo primordial es convertirse en un punto de destino con espacio y conectividad de banda ancha, estable y de calidad, así como mercadearse y que la promesa publicitaria corresponda a lo que realmente se ofrece.

Por eso es necesario revisar cómo está su negocio en estos ámbitos y determinar cuáles ajustes realizar:

Comodidad: Revise el mobiliario, los espacios y hasta la decoración de su negocio. ¿Su local es agradable para trabajar? ¿Las sillas y mesas son cómodas para que un cliente pase largas horas trabajando durante el día y la noche?

Cultura de servicio: Puede que su cliente pase horas conectado sin consumir alimentos o bebidas, pero disponga de un servicio de atención que no sea inoportuno y que tenga un inventario suficiente para atender las necesidades. Algunos hoteles disponen de máquinas expendedoras de bebidas, coffee maker y snacks para horas nocturnas en las que el personal no está de servicio.

Redes wifi y alámbricas: Disponga de servicios de conectividad de banda ancha tanto alámbricos como inalámbricos, con redes de cableado y accesos a wifi, para que el cliente pueda disponer según lo requiera, así como conexión eléctrica para los dispositivos.

Cobertura: Revise la cobertura de la red wifi, pues entre más cerca del punto inalámbrico se tendrá más ancho de banda o tasa de transferencia de datos. Se debe diseñar una red con varios puntos de accceso si es necesario para brindar cobertura en todos los espacios o áreas donde se requiere y no dejar puntos ciegos. Recuerde que las paredes y el tipo de material afecta las señales y el concreto reforzado, los cristales y las láminas o mallas metálicas crean distorsiones.

Conexión en otros espacios: Algunos hoteles recurren a redes de fibra óptica interna para dar conectividad hacia las habitaciones, ofrecen la posibilidad de conexión alámbrica en escritorios y conectividad inalámbrica para que el usuario se mueva dentro de la habitación. Piense en la comodidad de su cliente y que se pueda mover a su gusto.

Equipo: La capacidad de los equipos de acceso de la red wifi inciden en la señal. Hay equipos que permiten capacidades de hasta 1 Gbps y que, en las mismas condiciones de funcionamiento, es similar a estar conectado de forma alámbrica.

Fíjese también en los estándares, pues algunos son óptimos para una oficina, coworking o cafetería y son los que comercialmente dan mejor relación costo-beneficio. Instale equipos para redes wifi 6 para garantizar el mayor ancho de banda a los clientes, quienes demandan alta capacidad para conectarse a videoconferencias y también a videojuegos, streaming y otras aplicaciones de entretenimiento cuando no están trabajando.

Servicios gestionados: Los operadores de telecomunicaciones ofrecen servicios gestionados, en los cuales están obligados a brindar mejores condiciones, equipos y asesoría. Los servicios gestionados a elegir deben ser aquellos que tengan la flexibilidad para permitir ajustar o aumentar la capacidad de la red cuando hay más usuarios y más demanda.

Enlaces: Los operadores ofrecen servicios simétricos de más de 100 Mbps y en fibra óptica. La velocidad de subida es tan importante como la de bajada, pues los nómadas digitales o trabajadores remotos requerirán capacidad de la red para enviar sus trabajos a sus compañías o clientes y para estar conectados a los sistemas corporativos. Dependiendo del negocio, podría optar por un servicio de enlace dedicado, pero considere si sus clientes lo requieren. Evalúe las opciones y si el operador tiene cobertura y disponibilidad en su área geográfica.

Seguridad: Para aprovechar la atracción de nómadas digitales y trabajadores remotos, que requieren conectarse a Internet, las empresas deben garantizar al cliente que la conexión es segura. La seguridad ayuda a desarrollar confianza en un tipo de consumidor muy exigente y cuidadoso.

Ramírez explicó que la privacidad se garantiza con certificados digitales. Los enlaces de comunicación alámbricos e inalámbricos deben contar con sistemas de protección certificados, de forma que el cliente se conecte a la red del hotel, centro comercial, restaurante o cafetería y no a una red creada por un delincuente cibernético.

El negocio también debe contratar al operador un paquete que abarque mecanismos y cláusulas de seguridad informática. Por esa razón, se debe analizar con el operador los mecanismos de protección de información.

Señale procedimientos: Facilite a los clientes protocolos y políticas para conectarse a la red de su empresa, indicando los procedimientos para usar la conexión tanto en el portal cautivo de conexión a su red como con otros medios y canales. Incluya, de forma complementaria, sistemas que detecten prácticas irregularidades y generen advertencias a los usuarios de los riesgos en que están incurriendo.

Asesórese: Recurra a un asesor de confianza que esté preparado para redes locales alámbricas e inalámbricas y en seguridad informática. Se requiere que el asesor le indique cómo mejorar la red y cómo protegerla. Analice con su asesor de su confianza otras medidas, como la disponibilidad de redes wifi separadas para los clientes habituales, los nómadas digitales y trabajadores remotos, y la empresa propiamente. Prepárese usted también, pues una mala asesoría puede costarle cara.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.