Negocios

OMNi pidió a exempleados acudir a conciliaciones ante el Ministerio de Trabajo

Valeria Chaves, excolaboradora del departamento de criptomonedas de OMNi confirmó a EF que el paso siguiente ante el incumplimiento en el pago de la liquidación, es una demanda grupal contra la compañía

Exempleados de la empresa OMNi afirmaron a El Financiero que la compañía convocó a excolaboradores que fueron despedidos o que habían presentando su renuncia para generar una conciliación ante el Ministerio de Trabajo (MTSS). La gestión tiene como objetivo acordar las condiciones del pago de las liquidaciones que quedaron pendientes desde hace varios meses.

En octubre de 2021, más de 95 excolaboradores de OMNi decidieron dar a conocer los problemas con los pagos en diferentes medios de comunicación.

Las intenciones o peticiones de OMNi fueron confirmadas por la Dirección de Asuntos Laborales del Ministerio de Trabajo, que aclaró que el acuerdo es para que la empresa pueda plantear su “propuesta” para proceder con el pago de las prestaciones laborales que correspondan en cada caso, de forma individual. A diciembre de 2021, se habían tramitado 143 conciliaciones en total.

No obstante, Valeria Chaves, excolaboradora del departamento de criptomonedas de OMNi precisó a EF que a pesar de que la misma empresa fue quién los citó a la audiencia para establecer el acuerdo, siguen sin cumplir con las fechas de pago propuestas en un inicio.

“Yo sé de varias personas que ellos les tenían que pagar el primer tracto el 28 de diciembre, y no lo pagaron. Ellos no han respetado eso. A pesar de que ya hicieron la conciliación ellos mismos por el Ministerio de Trabajo, siguen sin cumplir con las fechas de pago”, manifestó Chaves.

En el caso de Chaves, ella no había iniciado ningún proceso aún —por iniciativa propia— ante el MTSS, sino que OMNi la contactó para que asistiera a la audiencia de conciliación. Sin embargo, la propuesta de la empresa era pagarle hasta febrero de 2022 y en tractos. Una solicitud que no aceptó.

Asimismo, aseguró que el paso siguiente ante este panorama sería realizar una demanda conjunta (con otros trabajadores que presentan la misma situación), ya que de manera “legal” si ellos incumplen la conciliación, no hay nada más que hacer que demandar a la compañía.

Asegurando contar, antes de arrancar, con una flotilla de seis mil taxistas afiliados y medio millón de descargas de su aplicación para celulares, la empresa Omni se la lanza a la conquista de pasajeros con su nuevo servicio: Omni-Taxi.

La conciliación es un mecanismo de solución alternativa de conflictos que es voluntario, es decir las partes pueden decidir si acuden a la audiencia o no. En caso de que lo hagan, con la intervención de un mediador del MTSS, las partes tratarán de alcanzar un acuerdo que satisfaga sus intereses. La aceptación del acuerdo también es voluntaria.

—  Dirección de Asuntos Laborales del Ministerio de Trabajo.

“Honestamente yo quería que me pagaran todo en un solo tracto, y la propuesta de ellos era pagarme hasta febrero. Yo no acepté eso porque yo necesitaba que me pagaran el año pasado en diciembre, y ya por eso iniciamos el proceso de la demanda en conjunto. Lastimosamente, la demanda tampoco nos asegura que nos vayan a pagar, sino que simplemente se inicia un proceso para ver si ya la empresa quebró o si tienen algo que se le pueda embargar. Se inicia la investigación de ver que es lo que ellos realmente tienen para que de una u otra forma, se nos pague a nosotros”, afirmó.

Otro excolaborador —que solicitó reservar su identidad por razones de protección y seguridad— que sí aceptó la conciliación, dijo que su promesa de pago daría inicio el 21 de enero de 2022. Además, contó que si la empresa “incumple con las fechas de pago propuestas en el documento de conciliación, entonces se estarían ‘echando la soga al cuello’ ya que si fallan con la primera, la segunda o tercera fecha, deberán pagar toda la liquidación en un solo tracto, como un tipo de sentencia inmediata”, agregó.

“Esperamos que esta sea la respuesta definitiva de parte de la empresa para no vernos en reprocesos y buscar que cumplan con su responsabilidad”, dijo el exempleado.

Se intentó obtener la versión de OMNi sobre la situación, por lo que EF envió varias preguntas por medio de correo electrónico a Daryl Araya, encargada de comunicación de la empresa. Sin embargo, OMNi se limitó a contestar las consultas e indicaron que no brindarían declaraciones ni información al respecto.

“Ante el tratamiento poco neutral que se le ha dado a la información referente a nuestra compañía de parte de Grupo Nación, a través de sus distintos medios y en diversas ocasiones, esta empresa no brindará declaraciones ni información sobre esta u otras acciones pertinentes”, comunicó la compañía.

Los acuerdos

Datos de la Dirección de Asuntos Laborales del Ministerio de Trabajo, muestran que al cierre de diciembre de 2021, se habían tramitado 143 audiencias de conciliación en total, relacionadas con la empresa OMNi.

De ese total, en 55 se había llegado a un acuerdo, y únicamente en 6 de ellas no se aceptó la propuesta. Asimismo, a 13 audiencias solo se presentó el trabajador; a 42 solo llegó el patrono (OMNi); y a 21 no asistió ninguna de las dos partes. Pese a que fue la empresa la que solicitó las conciliaciones, el Ministerio no detalló los motivos por los cuales no presentó en algunas de las audiencias.

La entidad aclaró que según lo que establece la Ley de Resolución Alterna de Conflictos (7.727), los acuerdos que se alcancen dentro de una conciliación hecha al amparo de la ley, adquieren el carácter de “cosa juzgada material”. Es decir, se convierten en un documento equivalente a una sentencia, el cual se puede ejecutar en los Tribunales de Justicia sin necesidad de tramitar un proceso ordinario.

Durante el proceso de conciliación se levanta un acta con el resultado de la audiencia. En caso de que haya un acuerdo, en el documento se plasma “el pacto” que alcanzaron las partes de manera voluntaria, y la firman tanto las partes, como la persona funcionaria conciliadora que medió en el proceso.

Asimismo, se entrega una copia del acta a cada parte y ese es el documento que tendría que presentarse a Tribunales de Justicia en caso de incumplimiento del acuerdo.

“Así las cosas, en caso de un acuerdo en el que se estableció un pago a tractos en fechas definidas y se incumple uno de los pagos pactados, se entendería como un incumplimiento del acuerdo, por lo que la parte afectada podrá acudir a los Tribunales de Justicia a exigir la ejecución de este”, aclaró la Dirección respectiva por medio de un correo electrónico remitido por la oficina de prensa del MTSS.

El MTSS no tendría intervención en caso de incumplimiento del acuerdo, ya que el papel de la institución finaliza con la elaboración del acta dentro del proceso de conciliación.

“Aquí es donde sigue la preocupación, porque en el momento en el que nosotros renunciamos o nos despidieron uno realmente contaba con esa plata. Ya en este punto estamos como en un momento incierto en el que más bien ya da hasta como pereza seguir peleando porque uno tiene la idea de que a ellos no les importa nada, y que no les importa la necesidad por la que uno está pasando. Solo no pagan y ya”, expresó Chaves.

La justificación

Información recabada por este medio, indica que entre las justificaciones que dio la firma por “atrasos en el pago”, en una carta compartida a EF —por el excolaborador que solicitó reservar su identidad— es que la empresa ha enfrentado imprevistos a raíz del retiro voluntario de múltiples colaboradores, que les ha implicado enfrentar un “doble esfuerzo y costo operativo de nuevas contrataciones”, por lo que no tienen el dinero suficiente para suplir el pago de las liquidaciones.

Asimismo, les proponen a los empleados una readecuación del pago propuesto del dinero en un inicio (a la gran mayoría de los afectados, el 22 de octubre del 2021) para un plazo que se le especificaría a cada persona, al final de la “carta” enviada por correo electrónico.

Los afectados consultados por EF a ese momento, expresaron que habían tratado de contactar “desesperados” con todas las direcciones de correo electrónico que tienen de la empresa, han tratado de hablar con Moisés Chaves, dueño de la compañía; también con Tanny Patiño, encargada de recursos humanos y nadie les ha podido dar una respuesta concreta de lo sucedido.

Asimismo, manifestaron que esta problemática también sucedía con los pagos salariales, los cuales muchas veces se cancelaron casi que una semana y media después de la fecha de pago correspondiente.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.