Negocios

La diversificación del consumo televisivo crea una férrea competencia

Cadenas de televisión compiten con plataformas de ‘streaming’ por la atención del público

Tras dos años de pandemia, el panorama televisivo se han modificado irremediablemente: la pequeña pantalla sigue dominando, pero la audiencia se ha vuelto volátil, la oferta es fragmentada, la lucha entre cadenas y plataformas se ha intensificado.

"La pandemia mundial ha modificado considerablemente el consumo de los medios de comunicación", constata el Observatorio Europeo Audiovisual en un informe sobre las tendencias del sector.

Los telespectadores europeos pasaron en 2021 una media de 3h42 al día delante del televisor, un alza de 3 minutos respecto a 2019, según los datos recopilados en 36 países por Glance, que pertenece al grupo Médiamétrie, especialista de los mercados televisivos internacionales.

El cóctel de "series televisivas de calidad, actualidad intensa y eventos deportivos de alto nivel" mantienen a las cadenas tradicionales en la competición, explica Frédéric Vaulpré, vicepresidente de Glance, durante el encuentro internacional de mercados televisivos MIPTV, que se abrió este lunes en Cannes (Francia).

Los grupos "tradicionales" de televisión, que difunden en abierto, redoblan esfuerzos con sus series televisivas, con elencos de alto nivel y guiones elaborados.

Ese es el caso de la serie "Vigil", coproducida por la BBC y Arte, mejor estreno en el Reino Unido en 2021, o de "HPI" en la cadena francesa TF1, que obtuvo los mejores resultados de audiencia en Francia desde 2005.

El consumidor evoluciona y elige los programas que quiere ver, sus horarios y la manera cómo lo hace, ya sea mediante el televisor, su teléfono portátil, tableta o computadora, en directo o en diferido.

La tendencia "predifusión", es decir, proponer un programa de forma exclusiva en línea a los abonados antes de que sea difundido en abierto, está creciendo.

"Es una tendencia clara desde hace algunos años, se está instalando en el Reino Unido", indica Glance.

La cadena de pago británica Sky Atlantic propone ya el 55% de sus programas de esta forma.

"Todos los actores afilan sus armas en un mercado hiperdinámico, donde se percibe una gran ansia de descubrir nuevos contenidos", explicó a la AFP Frédéric Vaulpré.

Mientras, entre las grandes plataformas estadounidenses la competencia es encarnizada. Netflix sigue a la cabeza, con 221,8 millones de suscriptores en todo el mundo, pero le siguen de cerca Disney, Amazon y HBO.

En esa carrera por proponer contenidos innovadores se borran las fronteras. El mejor ejemplo es el éxito planetario de la serie surcoreana "El juego del Calamar" ("Squid Game") que había logrado una audiencia de 142 millones de personas en Netflix un mes después de su estreno.

Según el gabinete Ampere Analysis, Netflix prevé en 2022 nada menos que 398 programas originales, todo un récord.

Disney, con 130 millones de abonados, ya ha lanzado la producción de 340 contenidos originales fuera de Estados Unidos.

Amazon Prime Video, con más de 175 millones de suscriptores, acaba de finalizar la compra de los estudios míticos MGM. Su catálogo asciende a 56.000 títulos, frente a los 20.000 que puede proponer Netflix.

Las fórmulas de suscripción también varían en función de los mercados. Como ya hizo HBO Max, Disney anunció que a finales de 2022 propondrá en Estados Unidos una opción para los abonados con publicidad.

Esa es también la propuesta de las denominadas FastTV, como PlutoTV (Viacom CBS) o IMDb TV (Amazon). Lo que significa un “Regreso al Futuro”: ver televisión gratis, con anuncios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.