Negocios

Gobierno declara de interés público el Programa Nacional de Clústeres

El PNC apoya alrededor de 20 iniciativas clústeres en diversas regiones del país y en diferentes actividades productivas como turismo, agroindustria y dispositivos médicos

Este miércoles 23 de febrero, el presidente de la República, Carlos Alvarado, firmó el decreto ejecutivo 43425-MEIC-MTSS, que crea y declara de interés público el Programa Nacional de Clústeres (PNC).

Esta resolución reconoce e impulsa los objetivos del PNC para mejorar la productividad, la competitividad, la innovación, los encadenamientos y el empleo a nivel nacional y territorial.

Asimismo, insta a todas las instituciones de gobierno, organismos nacionales e internacionales, gobiernos locales y a los sectores privados y académicos, a colaborar con la ejecución del Programa y las iniciativas clúster que se desarrollan en el país, se indicó en el comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

Alvarado precisó que, el decreto se diseñó como resultado de un proceso colaborativo, en el cual el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con experiencia en materia de clústeres en América Latina, apoyó en el análisis de cómo funcionan estos programas en otros países y ayudó a discernir sobre cuál debería ser el mejor planteamiento para operativizar el programa en Costa Rica.

“De esa manera se llegó a una propuesta innovadora, que permitirá conectar de manera más eficiente y ágil las políticas de empleo con las políticas de desarrollo empresarial en los territorios. Este mecanismo mejora la propuesta de valor porque se basa en desarrollar un modelo de negocio que integra a los diversos actores buscando siempre un ganar-ganar”, afirmó el mandatario.

El decreto habilita al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y al MEIC, a alinear y aprovechar sus marcos normativos, sus programas e iniciativas para que mediante el mecanismo, de iniciativas clústeres, puedan impactar positivamente en el desarrollo productivo y la generación de empleo en el país.

Asimismo, autoriza a las instituciones del Estado a destinar recursos y la designación de tiempo de funcionarios —en la medida de sus posibilidades— para contribuir con los objetivos del PNC y de las iniciativas clúster, así como también avala la firma de convenios interinstitucionales.

“Esta iniciativa representa un nuevo paradigma de organización de estrategias colectivas con visión de largo plazo de las actividades productivas en los territorios, de ahí la importancia de la declaratoria de interés público, ya que permitirá al PNC continuar articulando empresas, instituciones públicas y académicas alrededor de las actividades impulsoras de la economía en cada región”, dijo la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Silvia Lara.

Por ejemplo, el Ministerio de Trabajo continuará con los programas de intermediación laboral como “Empleate”, ya que el modelo de clúster les permite alinear la formación de talento humano, según las necesidades del sector empresarial. “Esto mejorará la gestión de los recursos públicos, con el propósito último de impactar positivamente en la generación de empleo de calidad”, añadió Lara.

Por su parte, la ministra del MEIC, Victoria Hernández, manifestó que este modelo representa un paso más en la implementación de formas innovadoras que apoyen e impulsen al sector empresarial.

“El Programa cambia el enfoque de diseñar y encontrar soluciones para una sola empresa, obligándonos a pensar en las cadenas de valor y el ecosistema productivo, promueve un trabajo centrado en la confianza y colaboración entre actores, lo que facilita los encadenamientos productivos con la colaboración de instancias como la Dirección de Apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa (Digepyme) y los Centros Integrales de Desarrollo Empresarial, ambos del MEIC”, expresó Hernández.

Actualmente, el PNC apoya alrededor de 20 iniciativas clústeres en diversas regiones del país en actividades productivas como: turismo, agroindustria, tecnologías de la información y comunicación, ciberseguridad, biotecnología, ciencias de la vida, dispositivos médicos, logística, industrias marinas y la actividad forestal.

Los clústeres son redes colaborativas que involucran diferentes tipos de actores: empresas de todo tipo y tamaño, instituciones académicas y públicas y gobiernos locales. Además, de las entidades financieras que aportan parte de los recursos económicos, para poner en marcha proyectos en beneficio de determinadas iniciativas.

“El propósito de los clústeres es trabajar en la mejora continua de la competitividad y la productividad y, por ende, en el desarrollo continuo de ventajas competitivas de largo plazo en las diversas regiones del país”, se lee en el documento.

Por otra parte, las iniciativas clúster se relacionan con aglomerar a diversos actores para generar estrategias de negocios colectivas para “crear, hacer crecer o transformar” la industria en la que participan, esto implica un cambio de paradigma importante en la colaboración entre las empresas, para identificar retos comunes, oportunidades y potenciar las actividades productivas en las que participan.

Por ejemplo en América Latina, países como Colombia, Argentina, Chile o México, han podido disponer de un mecanismo eficiente para alinear, por parte del Estado, las diversas políticas públicas y por parte de las instituciones académicas, los programas de formación, extensión o incluso investigación.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.