Por: Cristina Fallas Villalobos.   12 diciembre, 2019

El Grupo Empresarial de Supermercados S.A. (Gessa) llegó a un acuerdo de venta de las cadenas de supermercados Peri, Súper Compro y Saretto, con una familia de origen asiático de apellido Yan.

Según publicó el diario La Nación, la transacción se comunicó a los proveedores de los supermercados el miércoles 11 de diciembre en la tarde y se presentó ese mismo día a la Comisión para Promover la Competencia (Coprocom), ente encargado de autorizar la compra.

La compra incluye los puntos de venta de Peri, Super Compro y Saretto. Fotografia: Graciela Solis / Archivo.
La compra incluye los puntos de venta de Peri, Super Compro y Saretto. Fotografia: Graciela Solis / Archivo.

Coprocom le confirmó a EF que existe un proceso abierto en el que están involucrados el Grupo Empresarial de Supermercados S.A. y Grupo Empresarial de Retail S.A. La comisión tiene 15 días hábiles para verificar el cumplimiento de los requisitos formales y en caso de que la información esté incompleta o que requiera aclaración se le prevendrá a las partes.

El documento con el que Gessa comunicó el acuerdo de compra señala que la familia Yan tiene una trayectoria de negocios de más de 50 años en Costa Rica, tiempo en el que se ha dedicado a la exportación de maderas y frutas, así como a la importación de productos en general.

De aprobarse la transacción, Grupo Comeca lograría desprenderse de un negocio en el que decidió desinvertir hace aproximadamente cuatro años y del que estuvo cerca de despedirse a finales del año pasado al llegar a un acuerdo de compra con Walmart de México y Centroamérica.

Ese último negocio no prosperó debido a que la Coprocom consideró que fortalecía a un agente económico que ya tenía mucho “poder” en el mercado, generando riesgos en la incidencia de los precios e incluso de competidores o proveedores.

Al negarse la compra, se agotó la vía administrativa y las empresas tenían la posibilidad de abrir un proceso judicial en el Tribunal Contencioso Administrativo (sede en la que una resolución puede tardar hasta dos años o más), lo cual al parecer no sucedió.

La firma asesora financiera Grant Thornton, que fungió como consultora para la transacción entre Gessa y la familia de origen chino, explicó mediante un comunicado de prensa que se mantendrán los alrededor de 1.200 puestos de trabajo y la relación con los proveedores.

“Es de esperar que se hagan importantes cambios, con productos nuevos, en la combinación de mercadería y algunas reestructuraciones físicas en los locales, con el fin de continuar beneficiando a los consumidores”, cita el documento enviado la tarde de este 12 de diciembre.

Esta información fue modificada posterior a su publicación con las declaraciones de Grant Thornton.