Negocios

Crecimiento del nicho de videojuegos atrae los presupuestos de publicidad

Marcas externas al mundo gamer se fijan en los esports como puentes hacia un mercado en crecimiento

Costa Rica clasificó por primera vez a la Copa Mundial FIFA eClub World Cup 2020, y el equipo que competirá lleva el nombre de Gillete Infinity Esports: una marca ajena al mundo de los videojuegos es el principal patrocinador del grupo.

Este fenómeno apenas arranca en Costa Rica, pero en el resto del mundo va mucho más rápido: algunas marcas dejan sus patrocinios en deportes tradicionales, como el fútbol, para pasarse a los esports, o campeonatos de videojuegos. En 2019 fueron los grandes nombres de la moda, como Louis Vuitton y Gucci, quienes invirtieron por primera vez en este segmento.

¿Qué resulta atractivo? Cada año el segmento de jugadores o gamers aumenta en volumen y en diversidad, por lo tanto, se convierte en un público de interés fuera del nicho. Según datos de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), la industria de los videojuegos experimenta un crecimiento acelerado en el país, de la mano con la cobertura de Internet y el acceso a dispositivos móviles inteligentes.

En el mundo, diferentes consultoras ubican entre los 1.200 y los 2.000 millones la cantidad de usuarios de videojuegos. En Costa Rica al menos un 35% de la población juega, con diferentes grados de especialización: desde las miles de personas que descargan contenidos en su teléfono, hasta los más de 600 miembros de la Liga de Deportes Electrónicos, que compiten en forma profesional. Además, de las 11.300 empresas incluidas en el segmento de animación digital, un 15% se dedica en alguna medida a videojuegos.

Todo esto impulsó la construcción de un ecosistema de desarrollo de negocios: Costa Rica tiene cursos universitarios para optar por diplomados, técnicos, certificaciones y especializaciones en videojuegos. Marcas nativas del sector tecnológico y digital han invertido en el desarrollo del sector, y un ejemplo reciente es la creación, en 2019, de un laboratorio de videojuegos de la compañía Lionbridge.

Además, en diciembre se inauguró Infinity Gaming & Training Center, en el centro comercial Oxígeno, con una inversión superior a los $700.000 y que se presenta como el punto especializado en el entrenamiento y las competencias de videojuegos.

La masificación de este nicho incluso ha llegado a sectores generales de consumo. Marcas como Lala han incorporado imágenes y lemas que hacen alusión a la práctica de este tipo de actividades por parte de las mujeres, y en específico, las mamás. Datos de la consultora especializada Newzoo afirman que un 46% del total mundial de aficionados a los juegos de video, son mujeres.

Francisco Arroyo, gerente de Mercadeo Lala Costa Rica, explicó que como marca de consumo masivo consideran su responsabilidad dejar de lado los roles que reproducen estereotipos.

“La imagen de la madre jugando un videojuego al lado de su hija forma parte de la campaña Cambiemos de Lala, en donde nos enfocamos en la ruptura de moldes y estereotipos. Creemos que estas plataformas de entretenimiento (los videojuegos), han estado ampliamente representadas por figuras masculinas, por ejemplo el de un padre junto a su hijo como únicos integrantes de la familia que se divierten de esta forma. Es justamente ese concepto el que quisimos derribar mediante una temática, estética y publicidad distinta”, afirmó Arroyo.

El ecosistema de negocios de los videojuegos lo componen en principio las empresas desarrolladoras (alrededor de 40) y otras relacionadas con este segmento, la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Costa Rica (Asodev), las universidades, otras cámaras y organizaciones tecnológicas y la comunidad gamer.

Entidades como Procomer y la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) aportan sus gestiones para la visibilización internacional de la oferta local y a la apertura de mercados, mientras las ferias y otras vitrinas nacionales e internacionales aumentan el impacto y alcance de los productos locales.

Gabriel Serrano, director de la escuela de Animación y Videojuegos de la Ucreativa aseguró que ese entramado ha permitido colaboraciones y alianzas en beneficio de todos

“La creación de estas ofertas (académicas) surge a raíz del cercano involucramiento que tiene la universidad con la industria productiva nacional y en donde se exterioriza la necesidad de personal especializado en el uso de motores de desarrollo, con conocimiento en procesos productivos específicos para el desarrollo de videojuegos y el diseño de experiencias para juegos. Esta es la razón primordial por la cual se ofrece una educación segmentada por especialidades que responden a los roles y perfiles profesionales que se requieren”, explicó Serrano.

A finales del 2017, la educación formal y la especialización eran uno de los puntos débiles de la industria. Para 2020 al menos tres universidades imparten cursos directa o parcialmente dirigidos al sector.

Claudio Rojas, director de cine y academia de animación de la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología, explicó que el talento costarricense es cotizado dentro y fuera del país.

“A nivel nacional la mayoría de empresas son pymes que contratan por proyecto, con algunas pocas que tienen puestos con mayor duración. Sin embargo, a nivel internacional se pueden ofrecer servicios profesionales a empresas de otros países aplicando el teletrabajo y las redes sociales profesionales, tales como Stage 32, Cinando y LinkedIn”, comentó.

La participación de Gillete Infinity Esports en la fase final del mundial de Fifa será del 7 al 9 de febrero y las expectativas sobre sus resultados son altas. Más de 190 equipos compitieron durante cinco semanas en enfrentamientos en línea y solamente 15 pasaron a la etapa final. Además, el equipo cuenta con antecedentes en competencias League of Leyends (Liga de leyendas), donde obtuvo campeonatos en Latinoamérica y clasificó al mundial de Corea, en 2018.

Esto se une al rol que pueda jugar el Infinity Gaming & Training Center, relacionado directamente con el equipo, en el fortalecimiento y visibilización de la comunidad gamer.

Con estas condiciones, la efervescencia del sector todavía puede dar más beneficios masivos. Gabriela Obando, directora de Social Media en Wooki Comunicación, explicó que se están preparando como agencia para entender el constante crecimiento de la industria de entretenimiento, ya que es una oportunidad para marcas que aún no han descubierto el potencial de su valor comercial.

“Al entender todos estos datos, insights y gigantesco mercado, decidimos comenzar a involucrar a nuestros clientes desarrollando estrategias que involucran directamente a la comunidad gamer. Esto tomando en cuenta el principio de generar experiencia que eventualmente pase por la caja”, afirmó.

Dos de las opciones para cursar estudios formales en videojuegos en Costa Rica son la Ucreativa y la Ulacit.

Ucreativa:

-Diplomado en Desarrollo y Diseño de Videojuegos (especialidad en desarrollo gráfico para videojuegos),

-Diplomado en Desarrollo y Programación de Videojuegos (especialidad en programación para videojuegos)

-Tres certificaciones en Unreal Engine como herramienta de desarrollo de videojuegos, parte del programa de Academic Partners de Epic Games (creadores de videojuegos como Fortnite y del software de desarrollo Unreal Engine).

Ulacit:

-Especialización en Diseño y Programación de Videojuegos

-Especialización en Animación Digital y Efectos Visuales

Fuente: Universidades consultadas por EF

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica Montero es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.