Por: Cristina Fallas Villalobos.   Hace 5 días

Café Britt cuenta, desde hace cerca de dos años, con mayor libertad financiera para potenciar la expansión de su modelo de cafeterías a nivel nacional e internacional.

La empresa tiene en Costa Rica ocho puntos de venta que operan bajo la marca Britt Café Bakery e iniciará su incursión en el extranjero con ese mismo concepto en los próximos dos meses.

Philippe Aronson es el CEO de Café Britt. Fotografía: Albert Marín.
Philippe Aronson es el CEO de Café Britt. Fotografía: Albert Marín.

Su margen de acción se amplió después de que Grupo Britt dividiera su negocio en dos empresas: Morpho Travel Retail (dedicada a ventas a viajeros en aeropuertos) y Café Britt (desarrollo, fabricación y comercialización de productos relacionados con café y chocolate).

Esa última compañía exporta productos desde Costa Rica, pero también cuenta con plantas de producción en países como Perú, Colombia, México, Ecuador y Brasil.

Café Britt es liderada por Philippe Aronson, quien habló con EF sobre cómo fue el proceso de división, los planes de expansión, el comportamiento de las ventas y otros temas relacionados.

–¿En qué se ha enfocado Café Britt durante los últimos dos años?

–Cuando éramos un solo grupo (empresarial) teníamos muchos proyectos nuevos, entonces teníamos que decidir si usábamos la plata para abrir una tienda de Morpho o para hacer una línea de productos nuevos de café.

“Al estar las empresas completamente separadas cada una tiene su propio presupuesto y entonces el negocio de tiendas puede abrir las que quiera dentro de su plan de negocios y nosotros invertir en las diferentes áreas relacionadas con Café Britt.

“Hemos definido dos áreas grandes áreas de crecimiento. Una es la parte de cafeterías, que es el área con más crecimiento, y la otra es la parte de desarrollo de una línea de cápsulas de expreso para consumo en casa”.

“En Costa Rica todavía hay mucha capacidad de más cafeterías por una serie de razones, entre ellas el tema del tránsito”.

–¿Cuáles son los planes de expansión con las cafeterías?

–Contamos con ocho cafeterías y tenemos dos en construcción fuera de Costa Rica, una de ellas va a abrir en los próximos dos meses. Además, estamos viendo un par de ubicaciones en la Gran Área Metropolitana.

–¿Con cuál cantidad de cafeterías se sentirían cómodos?

–Ilimitado, siempre y cuando las cafeterías tengan una excelente calidad y que la operación esté bien hecha. No tenemos límites, el límite teórico sería la capacidad de producción de café, pero bueno para eso se puede ampliar la fábrica.

“En Costa Rica todavía hay mucha capacidad de más cafeterías por una serie de razones, entre ellas el tema del tránsito. Si tengo que apostar a mediano plazo qué va a pasar con la infraestructura vial, es más posible que tengamos más presas en el futuro.

“Esto no es un fenómeno de Costa Rica, es un fenómeno mundial. Cada vez más gente usa las cafeterías como estaciones de trabajo y es una tendencia natural que debería seguir creciendo”.

–¿Ustedes operarían las cafeterías o sería por medio de franquicias?

–La idea es operarlas nosotros en algunos mercados y en otros las daríamos en franquicia a alguien especializado en atención de cafeterías.

“De las dos que abriremos próximamente fuera de Costa Rica, una va a ser operada por nosotros y la otra va a ser una franquicia con Morpho. Las cafeterías que van a abrir en aeropuertos las tendrá Morpho porque es la empresa que sabe operar en aeropuertos (…) Café Britt no tiene el know how para operar en un aeropuerto”.

–Menciono que la venta de máquinas para preparar café en casa es línea importante para la compañía, ¿cuántas han colocado?

–8.000 en Costa Rica y tenemos pensado poner más, pero no sabemos cuántas. Estamos tratando de medir el mercado y es difícil hacerlo porque llega un momento donde ya hay reemplazo de máquinas; no podemos saber exactamente cuántas de las máquinas que estamos vendiendo son clientes nuevos o máquinas de reemplazo porque la gente decidió que quería el modelo más nuevo.

“El crecimiento anual en las ventas es de más de 100%, viene creciendo de una manera muy importante. El reto nuestro es que siga creciendo a esa tasa en los próximos años”.

–¿Hacia cuáles destinos en el extranjero apunta la empresa?

–Nuestro foco está en Latinoamérica y Estados Unidos, este es nuestro continente. Es una zona que conocemos mejor, donde hay un consumo alto de café y que aparte de eso cada vez hay un consumo creciente de café gourmet que ayuda a crecer nuestra marca.

–¿Cómo fue el proceso de división de las compañías?

–Separar una empresa en dos fue mucho más difícil de los que pensábamos, pero dos años después ya estamos separadas no solo a nivel de gente sino también a nivel de juntas directivas, bancos y balances de las empresas.

“Inclusive entre ellas (las empresas) hay algunos productos que se venden, pero se venden a precios de mercado. Por ejemplo, nosotros le vendemos una parte pequeña de café a las tiendas y es una negociación igual de difícil o compleja como con otros clientes o no hay excusa si no le entregamos el producto a tiempo.

“Creo que el tema de cultura fue lo más difícil porque la marca más fuerte de las dos empresas es Café Britt. Morpho tuvo que crear su propia cultura, porque al inicio cuando a la gente le preguntaban donde trabajaba decían Britt, pero ya hoy dicen Morpho porque se sienten orgullosos de estar en una empresa que para mí líder mundial en el segmento de sense of place (negocios adaptados al país donde opera).

“Teníamos una misma visión y misión, unos mismos valores y tuvimos que separarlos. Antes como grupo teníamos una sola misión y era bastante general porque debía servir para la parte de tiendas y también para la parte de productos gourmet. Ahora Morpho tiene su propia estrategia, es una empresa de retail en el segmento de travel (viajeros) y nosotros tenemos la nuestra que no incluye tiendas en aeropuertos”.

–¿El crecimiento de Café Britt depende del crecimiento de Morpho?

–No, de ninguna manera y la razón de eso es porque Morpho es un cliente pequeño de Britt. El negocio principal de Britt no está relacionado tanto con ellos si no con todas las otras ventas que hacemos a supermercados, hoteles, restaurantes y la venta en línea.

“Es relativamente pequeño (su peso en las ventas) dentro de todo, no es un porcentaje muy importante dentro de las ventas. De hecho, hay solamente una persona trabajando en ventas para ese cliente, mientras que en supermercados de Costa Rica tenemos 60 personas”.

–Cuando se anunció la división de empresas, se mencionó que el grupo pretendía tener una tasa de crecimiento anual del 12,5%. ¿Están logrando esa meta?

–Sí, sí se está cumpliendo. Vamos un poquito por encima de eso como grupo, pero una de las dos empresas está creciendo más y la otra no tanto.

–¿Cuál empresa está creciendo más?

–Café Britt está creciendo por encima del 12,5% porque antes no teníamos cafeterías y es un negocio que está creciendo mucho.