Por: Paula Umaña.   12 febrero
Los pequeños y medianos empresarios deben tener claro en plan de inversión, para optar por líneas de crédito que se ajusten a sus necesidades. Las opciones en el mercado son diversas, con tasas variables y plazos a conveniencia. Foto: Essity, para EF.
Los pequeños y medianos empresarios deben tener claro en plan de inversión, para optar por líneas de crédito que se ajusten a sus necesidades. Las opciones en el mercado son diversas, con tasas variables y plazos a conveniencia. Foto: Essity, para EF.

Tener una pequeña o mediana empresa en Costa Rica, en el 2021 y en medio de una pandemia muchas veces requiere de apoyo extra para avanzar, más allá del capital generado.

La necesidad también puede ser iniciar el negocio, expandir operaciones o comprar nuevos bienes.

Por esto, EF consultó a diversas entidades financieras acerca de las facilidades actuales que ofrecen para pequeñas y medianas, así como las condiciones en las que están dispuestas a otorgar esos préstamos.

Gran parte de las entidades mantienen abiertas las modalidades de crédito de inversión, capital de trabajo, cancelación de pasivos, líneas de crédito y reestructuraciones de deudas, aunadas a otros productos y programas crediticios creados para el crecimiento empresarial.

En el Banco Nacional, por ejemplo, se ofrecen alternativas de fácil acceso como el crédito con garantía pagaré, conocido como Pyme Fácil.

“También tenemos opciones de crédito con recursos del Sistema de Banca para el Desarrollo para los beneficiarios de esta ley, con especial atención a los sectores prioritarios; también se brinda la posibilidad de que las pymes puedan acceder a esquemas de avales ante insuficiencia de garantía, como es el caso de los avales del Fondo Nacional de Desarrollo (FONADE) y el Fideicomiso del IMAS”, comentó la directora de desarrollo y mujer del BN, Cinthya Morera.

En el caso del Banco Popular, además de las líneas más tradicionales de crédito para las pymes, cuenta con el Fondo de Financiamiento para el Desarrollo como operador del Sistema de Banca para el Desarrollo, dirigido a mujeres empresarias, a las microfinanzas y a las Asadas.

Otro de los bancos con opciones para los micro, pequeños y medianos empresarios es el de Costa Rica, que cuenta con líneas específicas como la de crédito a tasa fija por dos años, crédito para la aceleración de empresas, crédito “taxis colones” y crédito para franquicias.

El primero, responde a los créditos más comunes tales como capital de trabajo, inversiones en activos fijos y productivos, consolidación de deudas, entre otras; mientras que el crédito de taxis colones se dirige a quienes tienen como plan de inversión la compra de un nuevo vehículo para dedicarlo a la modalidad de dicho transporte público.

En el BCR, también se ofrecen recursos para planes empresariales a través del Sistema de Banca del Desarrollo.

Otras opciones

Existen otras alternativas para el funcionamiento de las pequeñas y medianas empresas. En este caso, el gerente senior de productos y segmentos pymes de Scotiabank, Francisco González, señaló que la entidad cuenta con opciones de leasing financiero y créditos prendarios.

El leasing o arrendamiento es un tipo de operación financiera a mediano o largo plazo, que consiste en que una empresa propietaria de unos bienes, cede simultáneamente a otra su uso durante un determinado plazo por un precio distribuido en cuotas periódicas, según indica la entidad en su página web.

Por su parte, el gerente de Desyfin, Silvio Lacayo, mencionó que la financiera también ofrece la opción de leasing de activo productivo, para compra de maquinaria, equipo o activos como vehículos de trabajo. Asimismo, la financiera ofrece otra opción conocida como lease back, que implementó durante la pandemia y que consiste en que el propietario de un bien lo vende a una sociedad de leasing para su arrendamiento financiero.

Sobre las condiciones de los créditos, las entidades analizan de manera individual cada proyecto o plan de inversión, con plazos distintos que pueden ir desde los cinco hasta los 15 años, por ejemplo.

Por esto, las tasas de interés son variables y se ajustan de acuerdo al tiempo de crédito establecido y la actividad económica a financiar, pues las tasas son distintas entre cada una como comercio, agricultura o industria.

En Coopemep, a modo de ejemplo, las tasas se establecen de acuerdo con el plan de inversión y perfil del deudor, oscilan entre el 14% y 23,50%, según comentó el jefe de crédito Ariel León. No obstante, hay otras opciones como la que brinda Coopenae que cuentan con una tasa en colones del 12,25% indistintamente del plan de inversión o garantía de las empresas.

Requisitos para acceder a fondos

Antes de visitar un banco o cualquier otra entidad supervisada por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), debe tomar en cuenta los requisitos y la preparación mínima para acceder a alguna opción de crédito para su objetivo empresarial.

Morera explicó que uno de los primeros pasos es que la empresa debe contar con un plan de inversión claramente definido, ya que es clave para ofrecer la mejor alternativa de financiamiento disponible.

Asimismo, las micro y pequeñas empresas deben cumplir con requisitos específicos según sea la actividad económica a la que pertenecen y estar en capacidad de demostrar los ingresos que tienen para hacer frente al crédito y los formularios de solicitud respectivos.

Para el caso de medianas empresas, además de su plan de inversión, el Banco Nacional requiere la presentación de los estados financieros de los últimos 3 cierres fiscales, un corte de estados financieros reciente no mayor a 2 meses y un flujo de caja proyectado, por ejemplo.

En Coopenae, por su parte, el gerente de relacionamiento y calidad de servicio, Génjer Dávila, explicó que las empresas deben cumplir algunos requisitos mínimos para acceder a financiamiento en dicha entidad, tales como:

  1. Tener como mínimo 3 años en el mercado.
  2. Contar con buenas referencias crediticias.
  3. Debe de contar con los permisos de funcionamiento al día y el pago de las cuotas a la CCSS o con la póliza de riesgos laborales del INS.
  4. Estar al día en Hacienda.

Otras entidades como Coopemep, piden 2 años dentro del mercado. En general, las entidades solicitarán demostraciones de la capacidad de pago y el cumplimiento de las obligaciones legales y comerciales para los segmentos de mipyme y pyme.

No obstante, en cada una de las entidades los requisitos podrían cambiar, por lo que antes de realizar los trámites para solicitar un crédito se debe preparar lo necesario para no fallar en el intento.

Esperan crecimiento

Las entidades financieras esperan un 2021 con crecimiento para su cartera de créditos para Pymes; algunas con proyecciones más conservadoras que otras.

En el caso de Coopenae la expectativa de crecimiento es de 4,5% para este 2021, pues esperan colocar al menos ¢7.000 millones. Otras entidades, como Bac Credomatic, proyectan un crecimiento del saldo del 37% para este año, con una colocación al final del 2021 de $280 millones.

El Banco Popular espera colocar al menos ¢50.000 millones durante los restantes 11 meses, lo que generaría un crecimiento de su saldo de crédito para mipymes de aproximadamente ¢6.000 millones respecto al 2020.

Sobre un monto de colocación, el Banco de Costa Rica se limitó a contestar que este 2021 impulsarán aún más el desarrollo empresarial, por lo que el monto total será proporcional a lo que requieran las pymes durante el año. Eso sí, si proyectan un crecimiento de un 4% de dicha cartera.

En Scotiabank, la expectativa para este año es alcanzar los niveles de crecimiento que se tenían antes de la pandemia. En el caso del segmento de pymes, el crecimiento esperado está entre un 5% y un 10%.

Por último, según las proyecciones financieras del Banco Nacional, la colocación de nuevos créditos para micro, pequeñas y medianas empresas puede ubicarse en unos ¢206 mil millones, lo que representaría un crecimiento real mínimo de aproximadamente unos ¢13.500 millones netos en la cartera total de crédito, debido a los pagos y amortizaciones normales de los créditos.