BRANDVOICE

Lonza Costa Rica obtiene la certificación Great Place to Work®

El proceso toma como insumo la opinión de los trabajadores acerca de su experiencia en el lugar de trabajo. Cada año, más de 10.000 empresas de 60 países solicitan esta certificación.

Con más de un siglo de operación en el mundo y cinco años en el mercado nacional, la empresa Lonza obtuvo un importante reconocimiento internacional para su sede en Costa Rica: la certificación Great Place to Work (GPTW), la cual distingue a las empresas en las que sus empleados confían en las personas para las que trabajan, están orgullosos de lo que hacen y disfrutan su ambiente laboral.

Este logro ratifica a la compañía de origen suizo como uno de los mejores lugares para trabajar en Costa Rica gracias a sus esfuerzos por crear un ambiente laboral sano, lo cual se convierte en una ventaja competitiva para la atracción y retención del talento. Para obtener la certificación de Great Place to Work, la empresa cumplió un riguroso proceso en el que además de aplicar encuestas a sus colaboradores fue necesario demostrar cada una de sus buenas prácticas ante el ente certificador.

Lonza es una firma multinacional que se desempeña en el sector de biotecnología, farmacia y nutrición. En Costa Rica la empresa tiene un centro de servicios compartidos que atiende a Norteamérica, Europa y Asia en las áreas de Finanzas, Master Data, Operaciones de Recursos Humanos, Tecnologías de la información, entre otros.

“Nuestra meta siempre ha sido velar por el bienestar y desarrollo de nuestro recurso humano”, explicó Marko Pinedo, Site Head de Lonza Costa Rica. “Con ese objetivo en mente formamos comités internos para trabajar en temas tan importantes como el desarrollo de habilidades y crecimiento profesional, el reconocimiento, responsabilidad social, salud & bienestar y la organización de actividades de integración. Los familiares de nuestros colaboradores son invitados a algunas actividades de celebración en reconocimiento al respaldo que ellos dan a nuestros empleados cada día, y además creamos espacios de recreación y actividad física en la que todos pueden participar los fines de semana”, añadió.

Al emprender ese proceso y ver la respuesta positiva de sus colaboradores, Lonza Costa Rica decidió obtener la certificación, motivados en el interés de que el mercado costarricense conociera de estas acciones para crear un ambiente laboral constructivo.

El proceso de Great Place to Work toma como insumos la opinión de los trabajadores acerca de su experiencia en el lugar de trabajo; sobre todo, qué tan consistentemente pueden calificarlo como un sitio de alta confianza. Cada año, más de 10.000 empresas de 60 países solicitan la certificación.

El prestigioso sello de Great Place to Work ayuda a atraer nuevos talentos, lo cual muestra ser una apuesta segura ante los inversores y colaboradores. La certificación permite evaluar la cultura empresarial y comparar con datos de las otras empresas certificadas, en busca de oportunidades para crecer aún más.

Los resultados Great Place to Work arrojados para Lonza Costa Rica destacan una calificación del 90%, una excelente cifra que la ubica 20 puntos porcentuales (p.p.) por encima de la calificación que requerían de cara a la obtención de tan apreciada certificación. Al comparar a Lonza Costa Rica con organizaciones de índole y tamaño similar está se encuentra 7.72% p.p. por encima de las demás empresas referentes en América.

“Estamos muy orgullosos de obtener esta certificación porque es el reflejo del arduo trabajo en equipo”, afirmó Marko Pinedo, al echar la mirada hacia atrás y comprobar el exitoso camino recorrido en estos años. Este se trata de un punto de partida: la idea es seguir renovando ese compromiso de calidad con el mercado costarricense y con sus colaboradores.

Lonza es el socio global preferido para los mercados farmacéutico, biotecnológico y de nutrición. Esta empresa ha desempeñado un papel fundamental en la respuesta a la actual pandemia de Covid 19 como fabricante de diversos tratamientos, incluyendo componentes de vacunas y fármacos antivirales. Lonza superó los desafíos a medida que evolucionaba la pandemia y desempeñó un papel activo ayudando a controlar este reto mundial.

Más allá de la colaboración con la empresa Moderna, Lonza trabaja proyectos adicionales de clientes relacionados con la gestión contra el Covid 19. Algunos ejemplos incluyen tratamientos que combinan anticuerpos de acción prolongada, terapia celular para el tratamiento de la distrofia muscular de Duchenne (DMD) y las complicaciones derivadas de la enfermedad, entre otros.

Además, Lonza colabora con otras empresas para desarrollar terapias genéticas contra la leucemia y el linfoma de una manera más rápida y económica.

Por otra parte, Lonza apoya a la Swiss Cancer Foundation (SCF), que lidera proyectos innovadores de investigación, prevención y tratamiento para mejorar la vida y la salud de los pacientes con cáncer. Desde 2019, Lonza ha contribuido a los proyectos de SCF, incluido el desarrollo de una plataforma digital centralizada para proporcionar información crucial en el diagnóstico y tratamiento de pacientes y un proyecto de investigación explorando nuevas opciones de tratamiento con inmunoterapia.

Para conocer más de Lonza y sus oportunidades de empleo puede ingresar a www.lonza.com