Reflexiones

¿Sabe liderar y trabajar en equipo?

No todos los grupos de trabajo se convierten en equipos y creo que a veces no conocemos mucho la distinción entre un equipo y un grupo

La última ventaja competitiva hoy no es la estrategia, las finanzas, o algo más. Es el trabajo en equipo por su poder y porque es difícil encontrarlo en las organizaciones.

—  Patrick Lencioni

Cuando la gente no trabaja bien en equipo, es BIEN complicado trabajar: se vuelve frustrante, difícil, estresante. Por otro lado, si usted logra que todos en una organización “remen” (figurativamente) en la misma dirección a través del trabajo en equipo, usted se vuelve potencialmente el líder de su industria. No habrá quien lo alcance. Pero esto que es fácil de explicar y de entender es bien complicado de ejecutar.

¿Por qué? Trabajar en equipos no es una virtud, es una decisión estratégica que más y más líderes deberán hacer de una mejor forma. Para trabajar en equipo se debe ser humilde, se debe ser hábil socialmente y se debe tener un deseo de logro compartido. Esto requiere un modelo de liderazgo diferente al que hace poco todavía se alababa: el líder dominante, el que siempre tiene la razón, el que dice que es lo que hay que hacer.

Creo que la historia del liderazgo en las organizaciones explica que hoy sea tan complejo que los líderes sean capaces de conversar de comportamientos, para los líderes hablar de metas, presupuesto, ventas y números es fácil. El problema está en que las organizaciones hoy son muy complejas y un buen líder además de hablar de métricas numéricas requiere hablar de comportamientos, de acuerdos, de dinámicas de equipo, y no única y exclusivamente de resultados. A muchos líderes hoy les resulta más fácil despedir que confrontar, prescindir de alguien que tener una conversación incómoda para que alguien que está teniendo un comportamiento poco adecuado en su organización, en su equipo, modifique ese comportamiento.

Lograr saber cómo liderar un equipo de trabajo con maestría requiere no solo habilidad, experiencia, sino crecimiento como ser humano interior para poder trabajar con otros seres humanos de forma sana y funcional. Lo anterior, no se logra con alta inteligencia y capacidad técnica, eso nos permite ser un buen contribuyente individual, pero las organizaciones hoy requieren líderes que puedan trabajar solos y en equipos, que puedan moverse entre equipos, que puedan hacer equipos rápidamente. Así que aprender a trabajar en equipo es una ventaja competitiva individual muy apetecida y organizacionalmente los profesionales que saben formar, liderar y trabajar en equipo, tienen ventaja sobre los que no para prever el éxito organizacional.

Piense en los equipos que ha trabajado, equipos en los que su desempeño dejó mucho que desear, ¿cómo se gestaron? ¿qué tan seguro se sentía? ¿cómo lidiaban con los conflictos? ¿qué conclusiones obtiene de esto?

Mi primera experiencia trabajando en equipo de forma sostenible en el tiempo fue adulta, para mi fue una experiencia muy compleja, pero la semilla de mi trabajo hoy, quise entender, quise estudiar, quise probar diferentes teorías, fui a seminarios para ver dinámicas de equipos, finalmente, hoy puedo sentirme segura y clara de las dinámicas en equipo que son fascinantes. Hoy sé, que un ambiente hostil (no hay seguridad psicológica), un ambiente donde no hay confianza, no hay reglas claras, no son tierra fértil para trabajar en equipo. También sé que como las personas sufrimos de estrés por trabajar en grupos disfuncionales con un poco de ayuda y acompañamiento es posible generar aprendizaje, bienestar y cambio.

No todos los grupos de trabajo se convierten en equipos y creo que a veces no conocemos mucho la distinción entre un equipo y un grupo.

Sin embargo, también he tenido muy buenas experiencias trabajando en equipo y me he vuelto una experta en observar equipos, sus dinámicas, he dedicado cientos de horas al tema y es un tema fascinante, pero la complejidad de la implementación del trabajo en equipo tiene que ver con subestimar la complejidad de las dinámicas grupales bajo presión.

Si usted es líder y en su organización el trabajo en equipo no se da de forma natural, si usted es líder de un equipo y este no está teniendo el desempeño que quisiera, o si en sus interacciones en equipo no se siente cómodo, seguro, tal vez es momento de dedicar unos minutos a reflexionar.

¿Cuánto me cuesta aceptar que no tengo la respuesta? ¿Cuánto fomento que mi equipo sea honesto respecto a sus límites? ¿Cuán bien sé leer a mis colaboradores? ¿Qué tan bien los conozco y me conocen? ¿Cuánto dedico a fomentar la colaboración?

Bienvenido a la introducción al fascinante mundo del desarrollo de equipos.

Ligia Olvera

Ligia Olvera

Ligia Olvera, autora del blog "Reflexiones" de El Financiero, es excecutive coach, conferencista internacional y autora.