Pymescopio

Las pymes y las buenas y malas prácticas en redes sociales

En redes sociales existen distintos perfiles de personas con las que las empresas deben comunicarse

Por la pandemia, hemos visto crecer y desarrollarse muchas redes de empresas a través de los medios sociales. Son esfuerzos importantes que vale la pena promover. En muchos casos, esas iniciativas han permitido visibilizar empresas, identificar productos, o establecer alianzas, además de atraer clientes o proveedores. Son momentos difíciles para todos, pero el trabajo colaborativo está rindiendo sus frutos y estas pequeñas empresas están tratando de salir adelante también por estos medios. ¿Qué es lo que se ha visto y vale la pena comentar?

En las redes sociales, encontramos varios perfiles de personas. Por ejemplo, productores, proveedores, clientes potenciales o reales. También hay personas que solo quieren saber precios, otros que solo buscan ideas de negocios. Lo importante es poder identificar cada uno de los perfiles, conocer su validez y su reputación, veamos porque es importante poder identificarlos.

Las personas clientes muchas veces quieren cosas rápido, pero no están dispuestos a adelantar recursos. De un lado suena lógico, no conoce a la empresa y no está dispuesta a adelantar recursos a cambio de nada. Sin embargo, la empresa tampoco conoce a la persona y no sabe si pagará o no. En este punto debemos encontrar un balance. Hablamos de pequeñas empresas que muchas veces no pueden invertir recursos sin la seguridad de pago. Por ello, es necesario ver las dos perspectivas: la del consumidor y la del productor. El consumidor necesita el producto, el productor necesita el dinero.

Lo primero es averiguar sobre la empresa: dónde está, qué dicen los clientes de su cumplimiento, calidad, etc. Conociendo los antecedentes de la empresa, debe generarse un acuerdo entre ellas para un adelanto de recursos. Uno que genere un balance entre el requerimiento de la empresa y la disposición del cliente y con el que ambas partes se encuentren de acuerdo. Debo decirles que en todos los casos, el adelanto es indispensable; esto debido a que son pequeñas empresas que muchas veces no pueden financiar adelantadamente la producción. Por ello la importancia de que la red se preocupe de mantener empresas que cuentan con buena reputación y clientes satisfechos.

Sobre ello, dos lecciones importantes. La primera, que quienes organizan la red se preocupen por mantener empresas solventes y con buenos estándares. Y ello supone que los clientes, se tomen el tiempo de comentar sus experiencias con las empresas, ello ayudará a los futuros clientes. Sabemos que quienes organizan estas redes lo hacen con la mejor intención, y que ellos no son responsables de las malas experiencias con empresas y/o clientes. Por ello, es necesario que mantengan siempre contacto con clientes y empresarios y retroalimenten a ambos.

Lo segundo, no tener temor a denunciar malas prácticas, sea de empresarios y/o de clientes. Sucede que algunas empresas no cumplen con la entrega, o quizás se quedan con el adelanto y no entregan nada. De otro lado, clientes se arrepienten y no pagan, pero ya pidieron el producto y la empresa hizo la inversión. Lamentablemente en el mercado es imposible controlar estas malas prácticas; pero podemos prevenirlas con información.

Otro aspecto que es fundamental y que le resta credibilidad a las empresas es la costumbre de no poner precios y solicitar que se comuniquen por inbox para darlos. Los consumidores queremos saber los precios de los productos, el tamaño de los productos y otras características. Lo único que hacen al poner este requisito es eliminar una parte de los posibles interesados. Así como en las tiendas físicas, los precios se encuentran al lado de los productos, lo mismo debe ocurrir en el mundo virtual. No piensen que solo los interesados se comunicarán, les están cerrando la puerta a otro tipo de consumidores. Y al mismo tiempo, a los otros productores de la red social donde se encuentra. Recuerden que en los medios sociales la inmediatez de la información es clave. Una buena foto o video, una buena descripción del producto y sus elementos diferenciadores, incluyendo el precio, pueden convencer a los clientes y acelerar las ventas.

Por ello, es muy importante que en estos medios sociales donde se publicitan las empresas, las empresas muestren sus productos o servicios, describan sus características, precios e información de pagos y entrega. Al mismo tiempo, que los clientes puedan brindar sus comentarios respecto de las empresas de la red que han utilizado. Si han cumplido con los tiempos, la calidad, el servicio, etc. Necesitamos saber si la empresa existe, también si es cumplida, si lo que produce es de buena calidad, etc. Y lo mismo de los clientes. Las empresas también deben señalar a los clientes que no fueron cumplidos. La información real es el valor mas grande de las redes sociales.

Emilio Zevallos

Emilio Zevallos

Emilio Zevallos V., autor del blog "Pymescopio" de El Financiero, es consultor internacional e investigador especialista en nuevos emprendimientos, así como en micro, pequeñas y medianas empresas de América Latina.