El valor de su patrimonio

Soy inversionista, ¿cuáles son mis derechos? Mi información es confidencial

Conversar y gestionar el patrimonio se convierte en un tema que no es fácil de tratar con todas las personas, ya que hay consideraciones importantes en términos de seguridad, impacto en las relaciones cercanas – familiares o amigos, sesgos sociales, por mencionar algunos motivos; muchas veces ni siquiera es un tema común en el seno familiar. Por ello, es importante cuando se está en una relación entre inversionista, asesor o empresa asesora de inversión, saber y tener la garantía de la confidencialidad de su información, como un eje que fomenta la confianza que usted estará dispuesto a entregar con el objetivo de recibir de vuelta una asesoría confiable, transparente y alineada a sus necesidades.

De esta forma, siguiendo con la exposición de sus derechos, destaco en esta ocasión la responsabilidad que tiene su asesor y la empresa alrededor de la información que se comparte en la relación de confianza que se desarrolla a lo largo del tiempo.

1. Confidencialidad de la información: Usted tiene el derecho a la privacidad de su información personal y financiera. Solamente el asesor y los colaboradores involucrados directamente en el proceso de toma de decisiones de inversión o el proceso de reporte debería tener acceso a su información. Su información financiera personal debe de revelarse a otros, en caso de ser requerido por ley o una regulación dentro de la jurisdicción. En Costa Rica, en términos legales esto se conoce como el secreto bursátil y bancario, por lo que, solo una orden judicial puede hacer que se levante esta protección.

2. Registro apropiado y completo para soportar el trabajo hecho para su beneficio: Los profesionales en asesoría financiera, que están trabajando en su beneficio tienen que documentar y tener a su disposición:

a. Toda la información brindada a su persona.

b. Todos los productos y servicios discutidos ofrecidos a su persona.

c. Toda decisión que tenga un efecto potencial en el resultado de sus finanzas (incluyendo decisiones en las cuales usted ha dicho que no a un producto o asesoría).

d. Cualquier otra información que resulte pertinente.

La confianza es el pilar base para lograr que fluya una relación, y en ocasiones los lazos se estrechan a niveles de amistad, sin embargo, en esta relación es siempre recomendable que las discusiones y decisiones sobre la gestión de su patrimonio lleven la formalidad y el registro para que ante cualquier eventualidad ambas partes estén debidamente documentadas y así pueda analizar un caso de manera sencilla donde la transparencia y las responsabilidades sean claras para todos.

Siendo este el último de la serie donde se presentan estos 10 derechos que usted tiene como inversionistas, dejo acá el repaso de los anteriores:

1. Conducta honesta, competente y ética que cumpla con la ley aplicable.

2. Asesoramiento y asistencia independientes y objetivos basados en análisis informados, juicio prudente y esfuerzo diligente.

3. Mis intereses financieros tienen precedencia sobre los del profesional y la organización.

4. Trato justo con respecto a otros clientes.

5. Revelar cualquier conflicto de interés existente o potencial al proveerle servicios o productos.

6. Un entendimiento de mis circunstancias, para que la asesoría se ajuste y se base en mis objetivos y restricciones financieras.

7. Comunicaciones claras, precisas, completas y oportunas que utilicen lenguaje plano y que se presente en formato que se ajuste la información efectivamente.

8. Una explicación a todos las comisiones y cargos a la cuenta y la información mostrando estos gastos deben ser justos y razonables.

9. Confidencialidad sobre mi información.

10. Registro apropiado y completo para soportar el trabajo hecho para su beneficio.