Por: Krisia Chacón Jiménez.   Hace 6 días
La primera tienda de Xiaomi en Costa Rica se ubica en Multiplaza Escazú y fue inagurada en diciembre pasado. Foto: Jorge Castillo.
La primera tienda de Xiaomi en Costa Rica se ubica en Multiplaza Escazú y fue inagurada en diciembre pasado. Foto: Jorge Castillo.

Conocida por algunos como el “Apple China”, la marca Xiaomi ingresó oficialmente a Costa Rica con la apertura de su primer ‘Mi Store’ en Multiplaza Escazú.

Esta empresa nació en el 2010, y fue cofundada por Lei Jun junto con siete socios que se encontraban en otras organizaciones como Motorola y Google China.

En un corto periodo de existencia, la marca logró ubicarse como la cuarta a nivel mundial en venta de celulares, según datos a noviembre 2019 de la firma especializada Gartner.

La agresiva estrategia de Xiaomi se basa en ofrecer celulares que lucen como un iPhone, pero a un tercio de su precio.

El público meta de la compañía se concentra en estudiantes, la clase trabajadora, y usuarios constantes de las redes sociales y la tecnología en general.

La marca va más allá de los smartphones, y gracias al Internet de las Cosas (IoT) ofrece un ecosistema –Xiaomi MiOT– que va desde relojes inteligentes, pantallas de televisión, purificadores de aire, drones, portátiles, tabletas, aspiradoras y hasta patinetas eléctricas.

La llegada de esta compañía al país le inyecta presión al mercado tecnológico, no solo por el aumento en la cantidad de dispostivos disponibles, sino por la amplia oferta de precios que pueden seleccionar los consumidores.

Lucha de marcas chinas

En Costa Rica, la marca china que ha registrado importante éxito es Huawei, la cual tiene presencia en el país desde 2012.

Datos de esta compañía cruzados con los de importaciones de celulares del Ministerio de Hacienda, muestran que a setiembre del año pasado, los dos dispositivos con mayor colocación en el mercado local fueron el Huawei Y9 y el Huawei P30 lite, respectivamente.

La marca ha mantenido un crecimiento constante y parte de la estrategia de la firma ha sido presentar en el mercado diferentes gamas que le permitan a los consumidores adecuar sus presupuestos a las diferentes terminales.

Ahora llega el turno de Xiaomi, quien se planta como uno de los principales competidores de su compatriota Huawei.

“Parte de la estrategia que estamos utilizando es ofrecer un producto que funcione a la perfección con otros dispositivos móviles, a buena calidad y bajo precio. Además de ofrecer garantía efectiva gracias a la llegada de la tienda oficial”, afirmó Freddy Guevara, gerente de ventas de Xiaomi para Costa Rica.

Los dispositivos de esta marca utilizan su propio sistema operativo llamado MIUI el cual tiene su propia identidad y que luce diferente al popular Android.

En India, Xiaomi ha logrado convertirse en el proveedor líder debido a la forma en que abordan su estrategia de precios, los consumidores obtienen características de teléfonos premium a costos muy bajos.

Popularmente en India se le conoce a los celulares Xiaomi como “el iPhone de los pobres”, haciendo referencia a su diseño y tecnologías modernas, pero a un costo mucho menor de un dispositivo de la marca estadounidense.

Las compañías chinas controlan más de la mitad del mercado de teléfonos inteligentes de la India con más de 450 millones de usuarios y un valor aproximado de $8.000 millones, informó el medio BBC Mundo.

En Costa Rica, por ejemplo, esta marca ofrece el modelo Redmi Note 8 Pro, con pantalla de 6,53 pulgadas, protección Gorilla Glass 5, 6GB de RAM, 64GB de almacenamiento interno y cámara cuádruple de 64MP, 2MP, 2MP, 8MP y frontal 20MP a un precio de ¢169.900.

La inversión que hizo Xiaomi con la apertura de su primer tienda en el país fue de $300.000; y en los próximos tres meses planea abrir la segunda en otro centro comercial.

Su plan de expansión también cubre la construcción de tres tiendas más, para totalizar cinco a corto plazo.

“Nuestra expectativa es que los Mi fans (seguidores de la empresa) estén complacidos con los productos. No queremos entrar en guerra de precios o esa dinámica con otras marcas, sino que queremos crear una experiencia de satisfacción con los productos que ofrecemos”, añadió Guevara.

Xiaomi ingresó al mercado costarricense con celulares que van desde los ¢135.000 y que están equipados con tecnologías vanguardistas. Foto: Jorge Castillo.
Xiaomi ingresó al mercado costarricense con celulares que van desde los ¢135.000 y que están equipados con tecnologías vanguardistas. Foto: Jorge Castillo.
Contexto frágil para los celulares

Xiaomi no solo lucha con sus competidores, sino que también está ante un contexto en el cual las ventas globales de teléfonos inteligentes tienen un tendencia a la baja.

Durante el tercer trimestre del 2019, Gartner mostró que las ventas se contrajeron un 0,4% en comparación con el tercer trimestre de 2018.

La demanda fue cada vez más débil a medida que los consumidores se preocuparon más por obtener un buen producto a menor precio.

“El usuario de hoy está optando por celulares de nivel medio en lugar de los de nivel superior, porque ofrecen una mejor relación calidad-precio", señaló Anshul Gupta, director de investigación de Gartner.

“Además, mientras esperan que la cobertura de la red 5G aumente a más países, los usuarios de teléfonos inteligentes retrasan sus decisiones de compra hasta 2020”, agregó.

Este cambio ha llevado a marcas como Samsung, Huawei, Xiaomi, OPPO y Vivo a fortalecer sus carteras de nivel medio.

Esta estrategia ayudó a Huawei, Samsung y OPPO a crecer en el tercer trimestre de 2019. Por el contrario, Apple registró otro descenso de dos dígitos en las ventas, año tras año.

La competencia entre los fabricantes de teléfonos móviles se centrará en fabricar terminales cada vez más inteligentes.

La mirada de las marcas tendrán que estar enfocadas en ofrecer contenidos y servicios cada vez más personalizados que se basarán en los contextos y preferencias de los usuarios.

“Para ofrecer experiencias personalizadas relevantes, los fabricantes deberán mejorar la integración de la Inteligencia Artificial (IA) en los teléfonos inteligentes y hacer que las capacidades de seguridad y privacidad sean aspectos clave de sus marcas”, afirmó Roberta Cozza, directora senior de investigación de Gartner.

En el caso específico de Costa Rica, al estar en un contexto en el que el consumidor se muestra con mayor desconfianza por la incertidumbre económica, el rubro de tecnología es sensible a ser recortado dentro de los presupuestos familiares.

Esto podría significar una oportunidad para que las marcas analicen su portafolio pensando en que el consumidor tiene prioridad en invertir su dinero en los productos básicos y probablemente ya no puede comprar el último teléfono del mercado.

Las personas necesitan alternativas de gamas intermedias a precios asequibles para poder resolver su presente con un presupuesto que no rinde tanto como en el pasado.

Esto lo entendió Xiaomi en India y su propuesta fue tan agresiva, que desplazó a su competencia. Ahora tienen la mirada puesta en Latinoamérica y pareciera ser que su estrategia tomará el mismo rumbo.