Tecnología

ICE cae al 41% del mercado móvil, tras depurar líneas, y Telecable supera a Tigo en Internet fijo

Instituto dice que no tiene afectación en ingresos, aunque había reportado caída del 4,5% en telecomunicaciones en 2020

Con la depuración de su base de datos de líneas prepago, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) mantiene el 41% del mercado de telefonía móvil a diciembre de 2020, al tiempo que Telefónica Movistar se acercó con casi el 39% de las suscripciones celulares totales.

Las estadísticas de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) del 2020 muestran que el 2020 impactó a los operadores y acentuó las tendencias en el mercado que se venían produciendo desde hace varios años, incluyendo el incremento del tráfico de Internet, tanto móvil como fijo, y de conexiones fijas mediante fibra óptica.

El informe brindado este 14 de julio muestra que el último año cerró con 7,5 millones suscripciones de telefonía celular.

La cantidad de líneas celulares por cada 100 habitantes en el 2020 fue de 149,9%, es decir que hay aproximadamente 1,5 líneas celulares por cada habitante. El dato implica una caída de la penetración, que en 2016 era de 169%. Lo ingresos también disminuyeron 9%.

El 2020 cerró con un 33% de las líneas celulares en modalidad postpago, mientras que el 67% son prepago.

La caída general de las líneas prepago se debe a una mejor oferta de las ofertas de postpago. Federico Chacón, presidente del Consejo de Sutel, agregó que el crecimiento en las suscripciones postpago es resultado de la madurez del mercado, donde los operadores compiten en cantidad de ofertas y promociones, así como en la calidad de servicio.

Hay un factor adicional. Walther Herrera, director general de mercados de Sutel, indicó que el ICE les comunicó la depuración de su base de datos de prepago, donde eliminó las líneas inactivas que no tienen actividad significativa en más de 90 días. Sutel solicitó al Instituto confirmar cuál era la estadística correcta para los años anteriores.

El ICE se adelantó, el pasado 12 de julio con un comunicando de prensa, y aseguró que la depuración en su base de servicios móviles prepago representa una reducción respecto a las líneas reportadas en la estadística del año anterior. El Instituto comunicó que “esto no genera impacto en las finanzas del ICE” ya que, al estar inactivos, la mayoría de estos servicios no representaban ingresos para la Institución.

“La estadística refleja el comportamiento propio de este segmento de mercado, cuyo ciclo de vida suele ser corto, dado a las facilidades de adquisición de este servicio y al aprovechamiento de promociones del mercado”, explicó en ese momento Mauricio Rojas, gerente de Telecomunicaciones. “Muchos de nuestros clientes, además, han migrado a los servicios postpago, lo que nos ha permitido incrementar un 8% esta modalidad”.

Rojas reconoció que la depuración, si bien “no impacta la operación y que el ICE mantiene la cartera de clientes e ingresos”, se reflejará en una reducción en el dato de participación prepago. El Instituto destacó al final de este 14 de julio que lidera servicos de postpago con 53% del mercado, servicio que le aporta el 77% de sus ingresos.

De acuerdo al informe financiero del mismo ICE, publicado recientemente, los ingresos de telecomunicaciones disminuyeron en el 2020 respecto al 2019 en 4,4%, un poco menos que la reducción de sus ingresos totales (5,4%).

La posición alcanzada por Movistar es bien valorada por la firma. “El informe de estadísticas de mercado de la Sutel para el 2020 refuerza nuestra posición desde hace ya varios años de ser el operador que consistentemente crece en el mercado móvil. Atribuimos esta solidez a la buena experiencia integral que brindamos a nuestros usuarios y a una oferta innovadora que no ha podido ser igualada”, indicó Jose Pablo Rivera Ibarra, gerente de regulación, comunicación y relaciones institucionales de Telefónica Movistar.

Más tráfico

El informe de Sutel muestra un incremento del tráfico de datos, tanto en servicios móviles como fijos de Internet. En general hay un incremento del tráfico de Internet del 39%, pero hay una caída de las suscripciones de datos móviles.

Herrera recordó que desde hace varios años Costa Rica es el mercado que consume más datos en la región centroamericana. A eso se suma que en 2020 el tráfico de Internet fijo, en especial, se incrementó por la mayor necesidad de estar conectados debido al teletrabajo.

En el mercado de datos móviles, donde disminuyó el tráfico de datos desde líneas prepago y aumentó el tráfico en líneas postpago, ocurrió un aumento de velocidades de descarga de datos, de menos de 2 Mbps en enero de 2018 a más de 3 Mbps en diciembre de 2020 en redes 3G.

En redes 4G se pasó de velocidades de 7 Mbps a 16 Mbps en 2018 a velocidades de descarga de 10 Mbps a 33 Mbps en 2020.

En postpago, por ejemplo, se detecta una mejoría en las velocidades de conexión a datos móviles.

En Internet fija hay un incremento de 904.784 a 992.725 de los enlaces entre 2019 y 2020. La Superintendencia destacó que desde 2018 hay un aumento del 152% en las líneas de fibra óptica instaladas.

El ancho de banda de las conexiones fijas, sin embargo, no es cualitativamente distinto entre 2019 y 2020.

Debe recordarse que en el periodo los operadores ya venían realizando incrementos de velocidades a sus clientes y realizando reducciones de tarifas. Asimismo, durante 2020 se produjo un incremento de la demanda de mayor ancho de banda residencial.

Sutel afirmó que los operadores cumplen con el nivel exigido de velocidad (80% las velocidades contratadas).

En la composición del mercado, el ICE no aprovechó la demanda de servicios de fibra óptica y apenas mantuvo su posición. El cambio más importante aquí es el desplazamiento de Tigo por Telecable.

Cabletica destacó su posición como primer operador de televisión de paga y VoIP en Costa Rica y el segundo lugar en Internet. “Los resultados evidencian nuestro impulso operativo en desarrollo, lo que nos ha permitido crecer a un ritmo sostenido en toda nuestra cartera de servicios”, dijo José Gutiérrez, vocero de Cabletica.

Tigo, por su parte, sostiene que el aumento de demanda de conectividad que se disparó con la pandemia no podía ser resuelto en un año. La firma recalca que en la industria de las telecomunicaciones las inversiones en la red se planifican en períodos de tres a cinco años, basadas en los históricos y en cómo se mueve el consumo de ancho de banda en el mundo.

“La pandemia llegó justo cuando culminábamos proyectos de trabajo con más de tres años de desarrollo. Estos proyectos incluían la ampliación de la infraestructura que soporta las redes y la sustitución de equipos que utilizan los clientes”, dijo José Daniel Gómez, gerente general de Tigo Costa Rica.

El ejecutivo agregó que su firma ya venía trabajando en la ampliación de sus capacidades hacia los cables submarinos y hacia la red que maneja todo el tráfico en Costa Rica, así como sustituyendo los equipos que llevan la conexión hasta la casa del cliente por otros que soportaran mayores velocidades.

“Tigo tuvo que acelerar las acciones que estaban planificadas para el 2020 y ejecutarlas en los primeros meses del año y fue así como para abril, ya teníamos resuelto el tema del tráfico”, aseguró Gómez, que destacó los resultados obtenidos por la compañía en las mediciones de velocidad de Internet realizadas por Ookla, a través de Speedtest, y por Sutel.

El informe de Sutel confirma que dos servicios que siguen a la baja son telefonía fija y de voz por Internet. También la televisión por paga disminuyó de 874.088 a 866.593 suscripciones de 2019 a 2020, tendencia que se viene dando desde 2018 cuando se registraron 883.883 clientes.

Nota actualizada a las 5:50 p.m. con respuestas de Tigo

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.