Por: Carlos Cordero Pérez.   3 agosto
El cable empleado por el ICE en telecomunicaciones, principalmente en telefonía fija, es robado para venderlo
El cable empleado por el ICE en telecomunicaciones, principalmente en telefonía fija, es robado para venderlo "de manera irregular". (Foto cortesía ICE)

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) denunció que durante lo que llevamos del 2020 las pérdidas por robo de cable de telecomunicaciones en todo el país suman  ¢1.292 millones. 

Por estas acciones, se han presentado 400 denuncias judiciales, 37 de las cuales equivalen a ¢123 millones y corresponden al mes julio cuando la Fuerza Pública detuvo a 12 personas por esta causa.

En 2020 ya se han aprehendido a 84 sospechosos. 

Según el ICE, los últimos casos se presentaron en Upala y Barrio San José de Alajuela.

El pasado 27 de julio, se decomisaron tres sacos con cable quemado (material sometido al fuego para quitarle el recubrimiento) que superaraban los 300 metros de longitud.

Fue el mayor del mes.

El robo de los cables y los accidentes de vía pública, que inciden en el cableado, afecta los servicios de la institución, especialmente en el área de telecomunicaciones. 

La semana anterior, un camión reventó un enlace entre Coronado y Cartago, afectando los servicios de Internet, televisión y telefonía fija de los clientes servidos por fibra óptica a la casa en las zonas de Coronado, El Alto de Guadalupe y La Trinidad de Moravia.

Esa semana los usuarios del ICE de diferentes zonas reportaron problemas con los servicios de Internet y televisión por suscripción.

Solamente en el primer trimestre del 2020 los operadores Cabletica, ICE, Telecable y Tigo reportaron 3.000 incidentes.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) había registrado más de 1.100 incidentes en el mismo periodo y más de 2.000 en el segundo semestre del 2019.

La mayoría de incidentes se debe a averías, cortes de electricidad y accidentes. El vandalismo y robo de cable es la cuarta causa de problemas de las redes.