Por: Krisia Chacón Jiménez.   13 marzo
Ford le apuesta a los vehículos eléctricos para efectuar entregas limpias y eficientes. Foto: Shutterstock.
Ford le apuesta a los vehículos eléctricos para efectuar entregas limpias y eficientes. Foto: Shutterstock.

Ford le apuesta a un nuevo segmento de negocio con su “almacén con ruedas” que actualmente funciona en Londres.

Para esto la compañía de vehículos se asoció con Gnewt –empresa dedicada a realizar entregas–.

Actualmente el servicio es probado en Londres bajo la modalidad de servicio de entrega del “último tramo” de Gnewt.

Las entregas serán impulsadas por el software de logística y enrutamiento multimodal basado en la nube de Ford, MoDe: Link, que administra todos los aspectos de la entrega de bienes desde el depósito hasta la puerta del cliente.

La idea de Ford es utilizar peatones y mensajeros en bicicletas para hacer las respectivas entregas.

Esto podría ayudar a los mensajeros, a los gestores de flotas, a las empresas de logística y distribución de bienes en optimizar los procesos y aumentar la utilización de los camiones para ahorrar tiempo y dinero.

Desde productos de supermercado hasta ropa, el crecimiento de las compras online en toda Europa podría duplicarse en los próximos 10 años, estima Ford.

“La mayoría de estas entregas se realizan en pequeños camiones, lo que conlleva un aumento de la congestión en muchas ciudades, ya que el tiempo promedio de viaje en Londres ha aumentado en más del 40% en solo tres años. Como resultado, las compañías de logística están bajo una presión cada vez mayor para entregar más paquetes en menor cantidad de tiempo y con menos costo”, explicó la firma de vehículos.

La meta de ambas compañías es mejorar la experiencia del cliente al ofrecer ventanas de entrega mejoradas a precios menores. Además, podría contribuir a tener calles más sanas y reducir el tráfico en las principales ciudades.

“Nuestro objetivo es mantener los vehículos más grandes, como las camionetas de reparto, operando en los entornos menos congestionados para que se desempeñen mejor”, afirmó Tom Thompson, líder del proyecto Ford Mobility.

Entregas inteligentes

El concepto de “almacén sobre ruedas” está diseñado para ser compatible tanto con las camionetas Ford como con las de otros fabricantes.

Los camiones actúan como centros dinámicos de entrega que recogen pedidos de un depósito y luego se detienen brevemente en ubicaciones estratégicas y determinadas como las más eficientes para cada lote de pedidos.

La plataforma de software es propiedad de Ford y permite coordinar con mensajeros cercanos, drones y en un futuro cercano con robots autónomos.

Para las pruebas en Londres, Ford se está asoció con Gnewt, firma que opera la mayor flota de entrega totalmente eléctrica en el Reino Unido con más de 70 camionetas eléctricas.

Actualmente Gnewt entrega tres millones de paquetes al año a consumidores y empresas en Londres.

El gobierno de Reino Unido también ha reconocido la necesidad de desarrollar soluciones de entregas más inteligentes para las áreas urbanas.

“La carga y las entregas son fundamentales para respaldar la economía de nuestra ciudad, ya que la mitad del valor de los gastos de los hogares de la capital depende de ella”, señaló Michael Hurwitz, director de innovación en transporte de la ciudad de Londres.

En los Reino Unido, Ford está trabajando con la Oficina de Transporte de Londres en un proyecto para probar 20 camionetas híbridas que se conectan únicamente con energía eléctrica para la mayoría de los viajes a la ciudad.

Las pruebas se están extendiendo a España y Alemania.

El negocio de entregas y mandados está tomando fuerza.

Globalmente, los inversores colocaron el año pasado $6.200 millones en startups de entregas de comida y mandados, un 32% más de lo recaudado en todo el 2017, según datos de la empresa de investigación CB Insights.