Tecnología

Computadora de escritorio y teléfono fijo, dos aparatos en los que los hogares costarricenses dejaron de invertir

Celular, pantalla, televisión paga e Internet tienen la mayor presencia en los diferentes estratos socioeconómicos

Del 2013 al 2019 hubo cambios de consumo tecnológico en los hogares costarricenses: se dejó de invertir en dispositivos que dependen de un enchufe para optar por tecnologías móviles.

Las computadoras de escritorio y los teléfonos fijos fueron reemplazados por celulares, portátiles y tabletas; además, se presentó un aumento en el consumo de servicios como Internet y televisión paga.

Así lo demostró la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2018, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Las modificaciones en la forma en la que las familias utilizan la tecnología se presentan en todos los estratos sociales, así como en las diferentes zonas de planificación del país.

Costa Rica se caracteriza por su acelerado ritmo de adopción de tecnologías. Esto se demuestra en las formas en las que utiliza estos servicios, señalan empresas como GSMA, al destacar al país como el más fuerte en consumo móvil de la región.

La guerra de precios, coberturas y ofertas son parte de los factores que impulsan a que exista un fuerte uso de la tecnología.

FUENTE: INEC-COSTA RICA. ENCUESTA NACIONAL DE INGRESOS Y GASTOS DE LOS HOGARES, 2018.    || J.C / EL FINANCIERO.

Celular es el rey

En el 97% de los hogares del país hay celulares. En total, Costa Rica tiene 4.858.940 suscripciones móviles y un 170% de penetración móvil, según datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

En contraposición se muestra un teléfono fijo tradicional que pierde terreno de manera sostenida. Este servicio muestra una reducción del 9% en el último año en los ingresos generados.

Otro dispositivo que ya no resulta tan relevante es la computadora de escritorio, la cual paulatinamente ha sido cambiada por las portátiles e incluso por tabletas.

La computadora de escritorio representa un costo importante si se compara con un dispositivo móvil. Además, exige acondicionar un espacio físico dentro de la vivienda.

Las portátiles y tabletas toman ventaja gracias a la posibilidad de movilidad y a que, por lo general, se cuenta con un dispositivo personal para cada miembro de la familia.

La firma especializada IDC proyecta que la salvación de las PC a nivel global, además del segmento empresarial, podría estar en los amantes de los e-sports, debido a que se trata de aparatos con mayor rendimiento.

Esta realidad aplica también para Costa Rica, puesto que “las computadoras gaming son un nicho de mercado que está creciendo. Son computadoras más robustas y que también son utilizadas por estudiantes de Arquitectura y carreras, en general, de diseño”, señaló Eduardo Córdoba, gerente de mercadeo de Gollo y La Curacao.

Combo de entretenimiento

Las pantallas de plasma, LCD o LED, son los dispositivos que mayor presencia han ganado en los hogares costarricenses. Del lado de los servicios, destacan el Internet y la televisión paga.

Datos del INEC muestran que en el 80% de los hogares hay pantallas planas.

Uno de los factores clave de la adopción de esta tecnología es la amplia gama de precios, ya que van desde los ¢69.500 hasta los ¢2.500.000; además las tiendas ofrecen opciones de pagos en cuotas.

“Las pantallas grandes con acceso a Internet son las más buscadas. Nuestros clientes las pueden encontrar al contado o al crédito”, agregó Córdoba.

En la televisión paga, Sutel indica que en el país existen 31 proveedores que brindan el servicio bajo las modalidades de televisión por suscripción por cable, televisión por suscripción por medios inalámbricos, incluyendo satelital y microondas, y televisión por suscripción por Internet (IPTV).

La variedad de ofertas de este servicio impactó en la reducción de hogares con televisión abierta.

Hoy tan solo el 26% de las casas cuentan con televisión gratuita, cifra que ha mostrado una tasa de decrecimiento del 6% desde diciembre del 2014 hasta diciembre del 2018.

Dentro del segmento de televisión paga, hay también cambios de comportamiento: los costarricenses les están dando la oportunidad a los servicios IPTV –la televisión llega a través de Internet con canales bajo demanda–.

“Al analizar la evolución de la participación por tecnología durante el período que va desde el 2014 hasta el 2018, se constata la transformación que está presentando este servicio en los últimos años, particularmente porque el servicio por cable disminuye su cuota de mercado y se presenta nuevamente el incremento de un punto porcentual en el aprovisionamiento de televisión por suscripción sobre IP y multipunto”, especifica la Sutel en su informe Estadísticas del Sector Telecomunicaciones 2018.

Con la explosión de los servicios de streaming, es probable que en los próximos estudios del sector de telecomunicaciones se muestren cambios más profundos en la forma en la que los costarricenses consumen contenidos audiovisuales.

El centro neurálgico de los hogares se establece en la conexión a Internet, servicio que pasó de estar en 53% de los hogares, en 2013, a encontrarse, este año, en 77% de ellos.

Estimaciones de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares y la Sutel muestran que en Costa Rica el gasto en Internet fijo residencial oscila entre los ¢13.000 y los ¢64.000, dependiendo del quintil de ingreso.

Incluso en los estratos socioeconómicos más bajos se muestra que más de la mitad de las familias tienen el servicio de Internet.

Detrás de estas cifras está un dato relevante para la estrategia que tiene el país con vistas a mejorar su competitividad.

El acceso a Internet contribuye de manera indirecta a mejorar la productividad de un país, genera nuevas actividades de negocio y fomenta el emprendimiento, razón por la cual se considera un producto de la canasta básica.

“La declaratoria de competencia efectiva en el mercado de Internet fija tuvo como efecto que algunas empresas bajaran sus precios para captar clientes y, como consecuencia, el resto de las empresas también tuvo que bajar sus precios para competir”, explicó Gilbert Camacho, presidente del Consejo de Sutel.

Otro factor que ha influido en la disminución de precios es la tendencia de los operadores a empaquetar servicios aprovechando las redes convergentes que le permiten a una misma empresa ofrecer varios servicios de telecomunicaciones utilizando una sola red.

Al finalizar el 2018 se registraron 152 operadores y proveedores de servicios de telecomunicaciones. Estas cifras corresponden a nueve compañías más, en comparación con la cantidad registrada en 2017.

Los cambios de consumo tecnológico en tan solo seis años son evidentes: el teléfono fijo y la computadora de escritorio dejaron de ser relevantes en la mayoría de los hogares. ¿Quién será el próximo?

De momento, las cifras muestran que la televisión paga podría ser la siguiente en mostrar variaciones en la forma como es consumida.

Krisia Chacón Jiménez

Krisia Chacón Jiménez

Es periodista de la sección de Tecnología de El Financiero.