Historias

Zunify lanza solución de pagos en comercios y empieza con BCT, Auto Mercado y Universidad Creativa

Funciona con móviles Android, Huawei y iOS y se integra a Sinpe y a las cuentas bancarias de los usuarios

Juan Monge Colepicolo aplicó a una convocatoria de The Founder Institute para un proceso de asesoría de negocios. Lo aceptaron y en el primer semestre del 2019 estuvo de lleno cumpliendo el programa de esta incubadora en Los Ángeles, California, desarrollando el proyecto de su fintech Zunify: una solución de pagos multibanco para puntos de venta físicos, tiendas de comercio electrónico y transacciones remotas.

Él es ingeniero de mecatrónica del Instituto Tecnológico de Costa Rica, donde colaboró en el área de investigación. También participó como investigador en la Universidad Técnica Checa de Praga, en el diseño del reactor de plasma Tokamak Medusa. La idea de este emprendimiento la tuvo desde 2017.

Como cliente, usuario de aplicaciones digitales y profesional, Juan conocía los problemas de los procesos de pago en tiendas físicas y en línea. Había que ofrecer una solución que unificara la tecnología en un solo lugar, con un servicio que no necesitara nuevos equipos y que ofreciera alternativas a los clientes.

El proceso en The Founder Institute duró cinco meses, durante los cuales se organizó el equipo de socios fundadores y se presentó el proyecto a inversionistas para recibir capital y comercializar la solución en Costa Rica, en el resto de la región y luego en mercados desarrollados.

Recién se instala en Los Ángeles, Juan le plantea el proyecto a Luis Javier Herrera, quien también es ingeniero en mecatrónica del TEC y ha sido colaborador en varias investigaciones en distintas industrias y de la empresa Automatización Avanzada S. A. en proyectos de automatización.

Luis Javier, a su vez, integra a Luis Conejo, ingeniero en sistemas de la Universidad Nacional y que realiza su trabajo final de graduación en la Universidad Baden-Wuerttemberg Cooperative State en Alemania, donde diseña un sistema de monitoreo de Internet de las cosas (IoT). No era su única fortaleza, pues tenía experiencia en desarrollar aplicaciones informáticas y web en bancos y otras empresas.

“Conocía de sistemas bancarios”, resalta Juan.

El equipo se fortalece con Sofia Ortega, ingeniería industrial en la Universidad de Costa Rica que trabaja en BAC Credomatic, a cargo de proyectos de actualización y compra de equipos, estructuración de procesos, logística de rutas y gestión de riesgo para el área de servicios operativos. Inicialmente, ella se incorpora los fines de semana, pero desde mediados de 2009 está a tiempo completo.

Al equipo también se incorporan como socios Fabian Geyrhalter, un Amazon Best Selling Author y quien ha trabajado con empresas como Warner Brothers y la Fundación Bill y Melinda Gates; Uwe Hook, ex CMO de Worldremit, director digital global de Visa, y quien ha colaborado con marcas como Mercedes-Benz, Nestlé y H&M; y el empresario costarricense José Coto, actual Chief Delivery Officer de Creative Drive y fundador de empresas de mercadeo digital.

Con el equipo formado y los contactos de banca locales, el sitio ideal para lanzar el proyecto es Costa Rica. Aquí, pese a su tamaño, hay un mayor nivel de bancarización que en otros mercados de la región, más cultura de banca digital, servicios electrónicos en aumento y no son desconocidas las propuestas de las fintech.

Costa Rica sirve, a la vez, para expandirse a otros países latinoamericanos, donde en el 2020 aumentó de 45% a 83% la población que realiza transacciones en línea y el 62% disminuyó el uso de efectivo y cajeros automáticos, según un informe de Mastercard y America Market Intelligence.

“Para garantizar un cambio permanente, será crucial aprovechar la alta tasa de penetración del móvil (más del 70% y en aumento) para proporcionar herramientas digitales fáciles de usar y sin fricciones para manejar las finanzas”, destaca Ethan J. Clarkes, vicepresidente regional de Backbase, un proveedor de software de tecnología financiera.

Tres opciones

La app de Zunify funciona con sistemas operativos Android, Huawei y iOS. Además, se liga al sistema de transferencias Sinpe del Banco Central de Costa Rica (BCCR) y a las cuentas bancarias de los usuarios.

La solución permite a los consumidores tres formas de pago: con código QR en la tienda física (sin necesidad de ningún otro dispositivo), mediante solicitud de pago a la app Zunify del cliente (digitando el número de móvil) y en compras en línea, enviando un PIN al correo electrónico. Para los comercios se cobra una comisión menor a la de datáfonos. La tecnología de Zunify está en trámite para patente.

El proyecto gustó desde el inicio a Loyal Capital, que cuenta con un portafolio integrado por 125 startups, ninguna —con la excepción de Zunify— de Latinoamérica. El fondo canadiense se enfoca en etapas tempranas e invierte por etapas ($10.000, $200.000, $1 millón, $3 millones y $6 millones).

“Son muy estrictos y le dan seguimiento a la inversión”, dice Juan.

Para el due diligence con Loyal, Zunify recurrió a la asesoría de Sfera Legal, con quienes preparó los requerimientos corporativos (creación de sociedad, otorgamiento de poderes, revisión de contratos, atención general), estructura financiera y tributaria (a nivel legal), área laboral y revisión de compensaciones, entre otros.

La colaboración fue más allá.

Zunify no está obligada a registrarse ante la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), dado que la actividad de monederos electrónicos y la utilización de la plataforma Sinpe no está regulada como tal en la ley.

Al solicitar su acceso al BCCR y a la plataforma de Sinpe, empero, se le exigió la inscripción ante Sugef. También tuvo que cambiar la sociedad a “objeto único” por un vacío en la norma, ya que solo se da acceso a entidades financieras inscritas y, dado que el capital de la sociedad holding de Zunify tiene acciones no emitidas, Sera Legal también colaboró en las explicaciones de la estructura de capital a Sugef.

Sfera Legal también asesoró a Zunify en la elaboración del manual de cumplimiento y en los procedimientos de control que debían seguir, pero sus especialistas destacan especialmente el crecimiento que fue teniendo Zunify en todo ese proceso que lleva ya dos años.

Actualmente la fintech realiza negociaciones con diversas entidades financieras. Ya tiene un acuerdo con el Grupo Financiero BCT, que adoptó la solución como una alternativa de pagos para comercios y consumidores, debido a su facilidad de uso y la conveniencia, pues sólo requiere usar la app.

“Desde la perspectiva del consumidor final, el valor agregado es la conveniencia”, indica Natalia García, gerente de mercadeo y asuntos corporativos de BCT. “Con solo el celular, el cliente podrá realizar sus compras en los comercios que aceptan Zunify. Para los comercios, es un canal más de pago que le pueden ofrecer a sus clientes”.

La plataforma brinda a los bancos facilidades de débito y cancelación de microcréditos y microseguros e introducir otras innovaciones de servicios. Cada entidad puede utilizar su propia interface y marca.

Zunify, simultáneamente, se ha enfocado en integrar comercios de alto volumen, como Auto Mercado y Universidad Creativa y se alió con la pasarela de pago Green Pay para que sea distribuidor autorizado de Zunify, reduciendo también el costo de la pasarela.

Toda esta primera etapa, que incluye el diseño del producto y el reclutamiento de los colaboradores (25 informáticos, de los cuales 10 son internos), es posible con el capital obtenido.

Loyal aportó los primeros $10.000 en mayo de 2020 y los siguientes $200.000 en noviembre anterior. Otro grupo de inversionistas invirtió el resto de los $600.000 que Zunify ha recibido hasta el momento.

En los próximos días se fortalecerá la comercialización a nivel de comercios (pulperías, restaurantes y salones de belleza, por ejemplo) para que tengan la opción de pagos remotos en sus puntos de venta físicos y Green Pay en sus tiendas en línea.

“La siguiente ronda se iniciará pronto y estará enfocada en la expansión”, responde Juan.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".