Historias

Hablando con amistades, detectó necesidad y lanzó plataforma de servicios Todo a su Hogar

En la plataforma se encuentran 45 servicios a domicilio de mantenimiento, salud y bienestar, soluciones automotrices y profesionales

Bryan Rojas se graduó del colegio y de inmediato se dedicó a trabajar en turismo. Incluso estuvo en Brasil. Cuando regresó vio que en Costa Rica no había buses de dos pisos y creó su empresa para brindar tours personalizados. La pandemia todo lo cambió. Pero con su experiencia encontró qué podía hacer en otra área y a través de Internet.

“Lo que busco es que la gente tenga variedad de servicios en un solo sitio”, dice Bryan, fundador de Todo a su Hogar, una plataforma para contratar servicios domésticos.

El trabajo en América del Sur le había permitido a Bryan ver los servicios que los empresarios brasileños ofrecían a los turistas. Por eso, al volver a Costa Rica rápidamente identificó que podía hacer por cuenta propia. Vendió el automóvil que tenía y obtuvo un crédito para comprar el primer bus de dos pisos. Así nació VIP City Bus.

Para atraer a los turistas de Estados Unidos, Europa y Canadá había que ofrecerles un recorrido atractivo por San José. Los principales puntos del recorrido eran el Museo de Arte, el Museo de Oro, el Salón Dorado, el mercado central, la Catedral Metropolitana, el Teatro Nacional y el Monumento Nacional. El paquete incluía la alimentación. Otro tour se realizaba en Guanacaste, cubriendo sitios como Liberia, Nicoya y Playas del Coco.

El negocio empezó a crecer. Llegó a tener dos buses y una buseta. El tour atraía a 1.000 personas por mes en promedio en temporada alta y 700 turistas en la temporada baja. La planilla aumentó hasta completar 15 colaboradores.

Todo iba viento en popa, con las dificultades típicas de todo negocio, que tenían la mala costumbre de aparecer sin avisar pero que podían resolverse con el mismo espíritu emprendedor de no dejarse doblegar. Hasta la pandemia del covid-19.

Con los aeropuertos de Estados Unidos y Europa cerrados, así como en Costa Rica, y los vuelos cancelados desde marzo de 2020, no había turistas extranjeros a los que enseñarles la ciudad de San José. Y localmente la población estaba en confinamiento. Eso fue hace dieciocho meses.

La reactivación de las actividades en varios sectores todavía no se acerca al ritmo anterior a la pandemia y en el turismo todavía la afluencia es tímida. Actualmente el servicio de tour lo utilizan unos 200 turistas por mes. En la planilla solamente pudo sostener a un chofer y un guía, pues se utiliza un bus.

En enero de 2021, Bryan estaba conversando con unas amistades y se dieron cuenta que todos tenían la misma dificultad: no encontraban quién realizara algunas tareas de mantenimiento, reparación y aseo en sus casas. El mismo Bryan tenía una experiencia que no era del todo satisfactoria.

Por ejemplo, era usual que se presentaran situaciones (“tortas”) en el trabajo de limpieza de la muchacha que Bryan y su esposa contrataban para el aseo de la casa, ubicada en Ciudad Colón.

Lo complicado era que no les quedaba otra que aguantarse, pues no había cómo reclamar ni era fácil conseguir una persona de confianza que sustituyera a la empleada que habían contratado. No era el único servicio con esa misma dificultad.

Si había goteras y conseguían a alguien para arreglarlas, podría ocurrir que se hiciera el gasto de materiales, se pagara a la persona que hacía el trabajo y que las goteras volvieran a aparecer con el siguiente aguacero. Lo mismo ocurría con problemas eléctricos, de fontanería, de paredes, de muros, de electrodomésticos o de lo que fuera. En algunas de esas ocasiones se volvía a comprar materiales para hacer todo el trabajo de nuevo y pagarlo otra vez.

“Vimos una necesidad en el mercado”, dice Bryan. “Todos tenemos siempre pequeñas necesidades diarias de ese tipo. La mayoría lo que hace es preguntar en redes sociales si alguien conoce a una persona que le haga un trabajo”.

En el mismo mes de enero, Bryan aterrizó la idea y en febrero constituyó la sociedad. Después vinieron siete meses definiendo el modelo de trabajo, buscando proveedores y con el desarrollo del sitio web (trabajo a cargo de la firma Dimernet, que también le había diseñado el sitio web de VIP City Bus) y las redes sociales (cuya gestión está a cargo de community manager de la empresa DOT).

En la plataforma de Todo a su Hogar las personas que lo requieren encuentran 45 servicios a domicilio, que pueden clasificarse en cuatro categorías: mantenimiento, salud y bienestar, soluciones automotrices y profesionales.

En mantenimiento del hogar se puede encontrar servicios de limpieza doméstica, reparaciones y remodelaciones, jardinería, construcción, limpieza, electricidad, aires acondicionados, seguridad (cercas eléctricas y alarmas) y tanques sépticos. También hay servicios técnicos informáticos, de fumigación, aluminio y vidrios, y reparación de electrodomésticos.

En salud y bienestar se pueden contratar servicios médicos generales, nutricionistas, dentistas, fioterapeutas, entrenadores personales, spa, maquillaje y belleza.

En soluciones automotrices se incluye transporte privado (si se ocupa un vehículo o buseta para paseos y turismo), asistencia mecánica (taller móvil), lubricentro, mudanzas o carga, enderezado y pintura, servicio de grúa.

En servicios profesionales se encuentran notarios, contadores y diseñadores gráficos y de mercadeo.

“La idea es simplificar los servicios. Tenemos contrato con los proveedores. Si una persona necesita un servicio, se comunica al centro de llamadas ubicado en San Antonio de Escazú, por WhatsApp, correo electrónico y redes sociales”, explicó Bryan.

En la comunicación con el cliente se establece lo que se requiere, se ve el costo para su aprobación. En algunos casos, el cliente ve directamente con el proveedor el costo cuando es necesaria una cotización de materiales y tratamientos. Una vez realizada la llamada, Todo a su Hogar coordinará con el proveedor.

El cliente cancela a Todo a su Hogar a través de transferencias, Sinpe móvil o depósito. Inicialmente se pide el 50% para confirmar la visita. Se cobra el resto después de la visita.

El monto que se cobra es la tarifa del proveedor. Todo a su Hogar establece un contrato con este proveedor, donde acuerdan un porcentaje o comisión, y las condiciones de seguridad y garantía del servicio para el cliente.

“Son empresas reconocidas y con experiencia que dan garantía y seguridad al cliente”, recalcó Bryan. “Si se realiza una reparación y si hay una situación entonces Todo a su Hogar es el que resuelve. Se emite una factura del servicio que es el respaldo para el cliente. Buscamos que los servicios sean con un precio justo, seguro y con respaldo”.

El modelo es diferente a los que ofrecen otros servicios en línea que también se proponen ser plataformas entre empresas, trabajadores y profesionales en esas áreas y los clientes, como Mawi y Tenndo, entre otras.

Por ahora, la cobertura es la Gran Área Metropolitana (GAM). El horario de atención es de 7:30 a.m. a 5 p.m. Después, hasta las 8 p.m., está habilitado el WhatsApp. Bryan respondió que si hay una emergencia se ayuda inmediatamente, porque el teléfono está redirigido a un agente.

Todo a su Hogar tiene casi dos meses funcionando. “Vamos dirigidos a convertirnos en la plataforma número uno de servicios a domicilio. Por ahora solo en la GAM, si se consolidan la idea sería extenderse a otras regiones del país y si funciona nos extendemos a otros países”.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".