Por: Ana Yancy Flores.   7 junio
El tradicional personaje del Diablito está reflejado en estas obras. Foto cortesía Enraizados
El tradicional personaje del Diablito está reflejado en estas obras. Foto cortesía Enraizados

Desde hace nueve años, Jose Eduardo Montero se encarga de proyectar mediante sus creaciones en cerámica la idiosincrasia costarricense, los recuerdos de su infancia, su vida cotidiana, en Barva de Heredia, y hasta las problemáticas sociales del país. Todo esto mediante su marca Enraizados, un emprendimiento cultural que poco a poco se ha ido abriendo paso en el mercado costarricense.

La idea de Montero de dedicarse de lleno a esta disciplina le llegó en el 2010, cuando comienza a realizar sus primeros trabajos artísticos mientras cursaba una especialidad en cerámica en la Universidad Nacional.

A diferencia de un souvenir convencional, el trabajo de Jose Eduardo está muy enraizado en las tradiciones costarricenses, como lo son la mascarada y el famoso Diablito. Por eso, es frecuente ver en sus creaciones múltiples evocaciones a estos personajes. De ahí también la relación con el nombre de su proyecto: Enraizados.

Justamente, el ofrecer una propuesta tan auténtica le ha ido abriendo puertas. En el 2016, comienza a comercializar formalmente como emprendedor sus primero trabajos, durante una feria efectuada por el Ministerio de Cultura. Desde entonces no ha dejado de crear.

Con los años, sus creaciones se han dado a conocer mediante diferentes puntos comerciales como lo son Souvenir Museum, local en Alajuela, Tienda eÑe, en Barrio Amón, la Cafeoteca (en el restaurante Kalú), en Barrio Escalante, y Café Barvak, en Barva de Heredia.

Las cerámica de Jose Eduardo Montero refleja la idiosincrasia costarricense. Foto cortesía Enraizados
Las cerámica de Jose Eduardo Montero refleja la idiosincrasia costarricense. Foto cortesía Enraizados

Además, desde hace año y medio entabló una alianza con el restaurante josefino Silvestre, donde colabora en el diseño y manufactura de mascaradas que son utilizadas como parte de un menú temático. Estas piezas son conocidas como “Las mascaradas Silvestres”, y pueden ser adquiridas por quienes van a comer allí.

Emprendedor en proceso

Mientras Jose Eduardo continúa creando sus piezas, las cuales demandan un extenso tiempo de realización, ya que se hacen con técnicas de construcción y pintura manual, prosiguen también sus planes de expansión y sus esfuerzos para depurarse personalmente como emprendedor.

El año pasado, él fue seleccionado como parte del ciclo de emprendimientos culturales que imparte el Centro Cultural de España en Costa Rica (El Farolito), cuyo objetivo es capacitar a emprendimientos locales.

“Se trata de un ciclo de emprendimientos anual que tiene diferentes módulos, desde modelo de negocios hasta contabilidad; además de ser una plataforma en crecimiento para el aprendizaje continuo de las personas de este sector a través del programa de Cooperación Española”, explica Montero.

Jose Eduardo Montero, creador del proyecto Enraizados. Foto cortesía Enraizados
Jose Eduardo Montero, creador del proyecto Enraizados. Foto cortesía Enraizados

Por otra parte, desde su taller, localizado en San Pablo de Barva de Heredia, espera comenzar a impartir en un futuro cercano cursos de cerámica abiertos al público. Además, desea convertirlo en un espacio donde las personas también puedan ir a comprar su arte.

Por el momento, el lugar puede ser visitado por compradores mediante cita previa. Para información, puede ingresar a su Facebook Enraizados.