Opinión

Digitalización de la cadena de suministro

Con un plan adecuado y las herramientas tecnológicas correctas las empresas podrían obtener muchas ventajas como los pronósticos de pedidos en la labor logística

La necesidad de dar el paso a la digitalización de la cadena de suministro era ya una prioridad antes de la emergencia sanitaria mundial, ha acelerado que sus eslabones ingresen a esta era, pero aún muchas organizaciones están lejos de definir una estrategia clara de digitalización de sus actividades logísticas.

Un pensamiento común es que para llegar a digitalizar la cadena de suministro se requieren de muchos recursos y grandes volúmenes de movimiento, que los sistemas son inalcanzables para un gran número de empresas medianas y pequeñas y que muchas de tecnologías llegarán dentro de un tiempo a economías como las nuestras. Si bien estas afirmaciones encierran una dosis importante de realidad para nuestro entorno, no debe limitar a las empresas y a los responsables de las áreas de operaciones a estudiar y profundizar sobre las tecnologías específicas, a dominar los conceptos que crean los grandes beneficios y lo más importante, dentro de las limitaciones que se tengan en las empresas, ir encaminando las operaciones y preparando la organización a la llegada de estas tecnologías que más tarde que temprano se deberán adoptar.

El tener este conocimiento adecuado permite poder trazar una ruta de digitalización de la cadena de suministro como un todo, teniendo claro las actividades que se automatizarán primero, pero alienado a las otras no automatizadas de manera coherente a los fines buscados, y no solo ir digitalizando partes del proceso de manera independiente sin la sincronización adecuada, lo que provoca altos costos en implementaciones fallidas o limitadas y la sensación que no existen los beneficios esperados de estos procesos.

De ahí la importancia de establecer un mapa tecnológico donde contrarrestemos la situación ideal, con la realidad actual de la empresa y determinar las brechas no solo en el campo tecnológico, sino también en los procesos y el recurso humano que se cuenta para poder soportar esta estrategia tecnológica.

Por definición la logística se conoce como el flujo de información, materiales y mercancías desde los proveedores hasta el consumidor final, y cuando hablamos de cadena de suministro es un aspecto integral donde se incluye la planeación, servicio al cliente, la estrategia comercial, aspectos financieros y todo dentro del marco de la estrategia general de la empresa, esto hace que el diseño de la digitalización de la cadena de suministro implica un cambio en la organización como un todo.

Si ya el concepto de cadena de suministro es amplio y complejo, ahora hay que integrarle el concepto de omnicanalidad, esto aumenta aún más la complejidad de las operaciones y es necesaria la incorporación de tecnología a los distintos procesos.

Pasos a seguir

De acuerdo a las tendencias y buenos resultados como casos de éxito en las empresas, estás serían las automatizaciones más comunes en cada uno de los pasos de la cadena de suministro:

Plan de la demanda: toda cadena de suministro inicia con un muy preciso plan de la demanda, para logar esto se requiere de programas de métodos de pronóstico sofisticados, big data e inteligencia de negocios.

Si hay un paso donde se debe generar todo el esfuerzo posible en manejar mejores datos para proyectar de manera adecuada las actividades de las empresas es el tener el mejor plan de demanda posible, con un alcance de al menos un año. Todas las demás actividades se verán beneficiadas si se logra un buen pronóstico de compras.

Compras y Abastecimiento: en esta sección de la cadena de abastecimiento hay muchas actividades que se pueden llegar a automatizar, partiendo de un muy buen pronóstico. Con parámetros adecuados de puntos de reorden, inventarios máximos y mínimos, se utilizan las siguientes tecnologías:

  • Automatización y robotización de actividades repetitivas.
  • Aprendizaje automático (machine learning).

En las actividades de compras se consume mucho tiempo de personal operativo actividades de “carpintería”, donde el proceso de análisis es sumamente bajo y las actividades repetitivas, aquí hay una gran oportunidad generar trabajos automáticos y dejar lo que no se pueda automatizar con la información precisa para el análisis para la toma de decisiones.

Una gran oportunidad que se tiene en esta sección de compras es en el monitoreo del tráfico internacional de los bienes, tener una adecuada sincronización entre los eventos de las compras internacionales con la debida trazabilidad y la interfase entre el operador de la carga y los sistemas de las empresas es un tema pendiente que generaría mucho valor. Los sistemas de costeo deben estar sincronizados con los sistemas de tracking para tener todos los elementos listos, costos, impuestos y fletes previamente incorporados para cuando llegue la mercadería a las empresas.

Este es un buen campo para el Blockchain.

Almacenamiento. Si nos centramos en el almacenamiento de materias primas para la producción, es importante gestionar esta actividad de manera correcta y eficaz con la ayuda de la tecnología:

  • Sistemas de gestión de almacenes (WMS).
  • Identificador de Radio frecuencia (RFID).

Si bien estas tecnologías no son nuevas, son vitales en la manipulación de materias primas, donde los aspectos de trazabilidad son imprescindibles, tanto en la gestión de almacenamiento como en los procesos de producción posteriores.

El llevar la trazabilidad es un reto sin los sistemas adecuados, ya que la cantidad de recursos que se consumen para controlarla, normalmente recuperan la inversión del sistema adecuado para llevarlos.

Producción y Manufactura. La gestión de manufactura se ha vuelto en estos tiempos más complicada, ya que la tendencia en muchos de los mercados es la tener productos más personalizados, con tiempos de entrega muy cortos y alta frecuencia de entregas. Esta combinación de necesidades de los clientes requiere poder tener programas de producción muy flexibles, donde el tamaño de lo lote de producción debe calcularse con mucha precisión por lo que se esta obligado a dominar todos los costos involucrados en la manufactura de los productos para la toma adecuada de decisiones.

Gestión de Almacenamiento de productos terminados. La gestión de almacenamiento y alisto de los bienes finales es uno de los retos mayores tanto para las empresas que gestionan su logística como a los operadores logísticos.

Ya la gestión de alisto de pedidos no es solo esperar que un cliente pida el producto para salir a alistarlo, hay que predecir el pedido del cliente y tenerlo listo antes que lo pida, tener la gestión de almacenes preparada para la omnicanalidad, donde el pedido puede ser de un contendor completo o una unidad individual, por lo que los diseños de las logísticas de los almacenes tienen que ser altamente flexibles y adecuados para todo tipo de demanda.

Esto no se pude lograr sin ayuda de sistemas adecuados de manejo de información, el manejo de los datos, la predicción de los acontecimientos y la automatización de procesos hacen que cambie totalmente la gestión de los almacenes de como estamos acostumbrados a manejarlos.

Transporte y entrega. La distribución es uno de los elementos que más ha tenido que evolucionar en los últimos tiempos, con la llegada del comercio digital todo los avances se han dado en la evolución de la entrega de la última milla. Para tener el mejor modelo de distribución se debe avanzar en temas como mapas digitales y geolocalización (GPS) entre otras herramientas.

Para poder diseñar una red de distribución ajustada a las necesidades actuales, se requiere el análisis de información de muy alto nivel, se construyen modelos con una gran aleatoriedad que al final de cuenta deben poder predecirse, anticiparse y construir un modelo, por lo que el manejo de información y la incorporación de modelos de interpretación inteligente de los datos es fundamental.

El uso de programas de rutas de entregas basados en geolocalización muchas veces no ha aprovechado la información valiosa de las entregas pasadas analizada con las herramientas adecuadas para realizar planeaciones futuras.

Se debe pensar en formas alternativas de distribución como drones y robots, pero sin descartar motos y bicicletas y distintos medios de movilidad.

La digitalización de la cadena de suministro es una tarea compleja, que requiere mucho análisis y recursos, no es un reto de corto plazo.

Se debe trabajar la manera de preparar los procesos, el ordenamiento de la información, los requerimientos de clientes y proveedores, nuestro recurso humano actual y el tipo de profesional que se requiere para irlo preparando o sustituyendo, estudiar sobre las nuevas tecnologías de manejo de datos. Se debe priorizar en cual eslabón de la cadena es donde más cerca estamos de alcanzar la digitalización y donde esta más valor aporte e ir actuando, dedicando recursos económicos, sistemas y personas, con el fin de crear un movimiento interno de innovación tecnológica, porque es un hecho que más temprano que tarde, la digitalización nos alcanzará y si cuando esto ocurra no tenemos la cadena de suministro preparada será demasiado tarde para mantenerse en el mercado.