Opinión

Ciudades inteligentes, un desafío para los gobiernos locales

Las ciudades inteligentes buscan alivianar la vida de las personas y gobiernos mediante la tecnología

Quizás al escuchar la palabra “ciudades inteligentes” muchas personas pueden pensar en carros voladores que se manejan solos, robots atendiendo en los locales comerciales, o incluso, sistemas automatizados que se encargan de la limpieza de la casa. Y, aunque estas escenas sacadas de una caricatura muy famosa se están reproduciendo a un nivel más bajo en algunas regiones, lo cierto es que las ciudades inteligentes van más allá que tener robots atendiendo nuestras necesidades.

Las ciudades inteligentes buscan alivianar la vida de las personas y gobiernos mediante la tecnología, ir de la mano con cada individuo para tener mejores servicios que solucionen problemas territoriales específicos, ya sea en espacios urbanos o rurales. En la actualidad son cada vez más compañías que buscan adaptarse más a la ola de las “Smart Cities” para facilitar la vida de sus usuarios, sin embargo, el gobierno tiene un rol fundamental para que una ciudad inteligente pueda funcionar de manera coordinada, y adecuada, como ya sucede en muchas ciudades desarrolladas.

Es importante tomar en cuenta que no hay un punto de comparación, todas las ciudades son distintas y poseen diferentes maneras de desarrollarse e ir haciendo realidad ese espacio que va de la mano de la tecnología. En el caso de Costa Rica, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se han encargado de llevar a muchos habitantes a mejorar su calidad de vida por medio de los gobiernos locales con comunicación constante y directa con diversas alcaldías donde cada una puede estar actualizada y al día con las necesidades de su comunidad, aunque no se ha desarrollado a un nivel necesario para considerarlo un avance que lleve al país a desenvolverse plenamente como una nación con ciudades inteligentes.

Tener a la mano estos avances también ayudaría a mejorar la sostenibilidad urbana, donde las municipalidades puedan tener la capacidad de planificar su territorio de una manera consciente en cuanto a sus recursos disponibles para poder salvaguardarlos en un futuro, tomando en cuenta a sus habitantes, migración, cambios climáticos y seguridad.

La novedosa forma de vida aún tiene retos y desafíos que los gobiernos locales de cada país deben enfrentar, así como los cambios que los tomadores de decisiones deben tomar para poder llevar a cabo el camino hacia las ciudades inteligentes. Mejorar la alfabetización digital en personas vulnerables es fundamental para hacer un cambio del que toda la población se vea beneficiado, no solo una parte.

La coordinación interna de gobiernos locales, así como la inclusión digital serán algunos de los retos con los que las autoridades deberán trabajar para buscar alternativas que beneficien a toda la población y logren, a través de las ciudades inteligentes facilitar y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.