Por: Valeria García.   13 noviembre
Volaris realizó en octubre vuelos a Guatemala, El Salvador, México (Ciudad de México y Cancún).
Volaris realizó en octubre vuelos a Guatemala, El Salvador, México (Ciudad de México y Cancún).

La aerolínea Volaris anunció este 13 de noviembre que congeló el crecimiento de sus operaciones en Costa Rica como consecuencia de diversos factores, entre ellos, el costo del combustible y el aumento de tarifas en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS).

Inicialmente, la decisión de la aerolínea fue dada a conocer por Enrique Beltranena, CEO y fundador de la aerolínea Volaris, a través de su cuenta de LinkedIn y Twitter. La información fue confirmada esta tarde a EF por parte Ronny Rodríguez, director de relaciones institucionales de la aerolínea para Centroamérica.

“Necesitamos un conjunto de condiciones óptimas que nos dé confianza y seguridad en nuestro crecimiento (...) esas condiciones no se están dando en Costa Rica y nos obliga a hacer un alto en camino", destacó Rodríguez.

¿Qué motivó la paralización del crecimiento? Veamos.

El elemento detonador es un incremento en las tarifas (costo de infraestructura, puentes de abordaje y transporte en autobús del avión a la terminal) que cobrará Aeris –gestor del AIJS– a las aerolíneas que usarán la terminal aérea en el 2020 y 2021. Según, Volaris las nuevas condiciones incrementarían sus costos operativos en un 59%.

Sobre este punto, EF intentó conversar con algún representante de Aeris, pero indicaron que por ahora no se referirán al tema.

Aunado a esa situación, la compañía aérea destacó que el país tiene los precios en combustibles más altos si se comparan con los demás países en los que tiene operaciones. Esta partida representa un 40% del presupuesto de la aerolínea de ultra bajo costo.

Rodríguez sostiene que Volaris, al ser una aerolínea de bajo costo, necesita trabajar con gran volumen de pasajeros, por lo que si no tienen suficientes clientes son más sensibles a este tipo de aumentos.

El CEO de Volaris también recordó que la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) bajó la calificación de seguridad aérea a Costa Rica, de categoría 1 a categoría 2, en mayo pasado. Esta situación impide a las aerolíneas registradas como costarricenses, entre ellas Volaris Costa Rica, a ampliar sus rutas en Estados Unidos.

Desde que la aerolínea inició operaciones trazó como uno de sus objetivos principales el propiciar una mayor conectividad aérea entre Centroamérica y Norteamérica usando sus aviones con bandera costarricense (actualmente tiene vuelo hacia Ciudad de México, Cancún, Los Ángeles y Nueva York), lo cual se ve afectado tras el criterio de la FAA.

El mercado estadounidense es el principal emisor de turistas a Costa Rica, solo en el 2018 se reportaron más de 1,2 millones de llegadas internacionales desde ese país; de esa cantidad 809.876 arribaron a la terminal aérea ubicada en Alajuela. De ahí, el interés de la aerolínea por ampliar su cobertura.

La empresa aérea también mira con interés a Suramérica, pero los planes para arribar a esa parte del continente también se detienen por los factores antes mencionados.

Según manifestó el director de relaciones institucionales de la compañía, el congelar su crecimiento y los aumentos que se avecinan en las tarifas de Aeris no provocarán el cierre o traslado de las oficinas en el país, ni el incremento en las tarifas de los boletos aéreos (la empresa asumirá los costos extra).

En una entrevista con EF en febrero, Beltranena señaló que tenía planes de crecimiento en cinco nuevas rutas desde Costa Rica, el intercambio de aviones para diez aerolíneas adicionales y la contratación de pilotos y sobrecargos para cubrir las operaciones.

Volaris llegó al país en el 2016 y en junio de este año tuvieron a su viajero número 1 millón del país. Además de volar a Estados Unidos y México, atienden otros mercados en Centroamérica como El Salvador y Guatemala.