Por: María Fernanda Cisneros.   28 mayo
Rodrigo Chaves, ahora exministro de Hacienda, afirmó que las diferencias de estilo con el presidente Carlos Alvarado les impiden la posibilidad de continuar trabajando juntos. Foto: Casa Presidencial
Rodrigo Chaves, ahora exministro de Hacienda, afirmó que las diferencias de estilo con el presidente Carlos Alvarado les impiden la posibilidad de continuar trabajando juntos. Foto: Casa Presidencial

El ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, presentó la renuncia este jueves 28 de mayo durante una conferencia de prensa emitida en la plataforma Zoom.

Chaves asumió este puesto a finales del 2019, como relevo de Rocío Aguilar quien también renunció a esta jefatura.

Elian Villegas, hasta ahora director ejecutivo del Instituto Nacional de Seguros (INS), asumirá el liderazgo del Ministerio de Hacienda, según anunció el Gobierno.

Asimismo, el presidente Alvarado anunció cambios en el Ministerio de Comunicación y Ciencia y Tecnología.

Nancy Marín renunció al cargo como ministra de Comunicación, y su cargo será asumido por Agustín Castro.

Por su lado, Paola Vega, actual viceministra de Ciencia y Tecnología será quien asuma la jefatura de esta instancia, tras la renuncia de Luis Adrián Salazar.

Diferencias de estilo

Al respecto de su renuncia, Chaves mencionó que “el Presidente me dijo que él y yo teníamos estilos diferentes en la manera de trabajar. En particular, hizo referencia a una carta que yo le envié el martes de la semana pasada, urgiéndolo y solitándole de la manera más respetuosa, que por favor vetara parcialmente el artículo 11 de la Ley que aprobó la Asamblea Legislativa el pasado martes en segundo debate, que exime a las municipalidades de la regla fiscal”.

La regla fiscal es un mecanismo, incluido en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Publicas aprobada al término del 2018, que establece un tope al crecimiento en el gasto corriente de instituciones públicas.

Sin embargo, el martes 19 de mayo, los diputados aprobaron en segundo debate el proyecto que libera a las municipalidades de cumplir con esta disposición, con el argumento de que los ayuntamientos requieren de recursos para afrontar la crisis.

El artículo 11 de la Ley para apoyar al contribuyente local y reforzar la gestión financiera de las municipalidades ante la emergencia nacional por la pandemia de COVID-19 (21.922), estableció la suspensión de la regla fiscal a las municipalidades, los concejos municipales de distrito y los comités cantonales de deportes y recreación.

Chaves calificó la reforma como inaceptable y procedió a hacer la solicitud al presidente para vetarla, sin embargo, un día después Carlos Alvarado rechazó esa petición.

“El señor Presidente consideró que esa diferencia de lo que él llama estilos, no nos permite continuar trabajando juntos. Él tiene la investidura para tomar la decisión política que tomó, porque es una decisión política”, añadió Chaves.

La aprobación de esta excepción a las municipalidades se dio pese a los criterios negativos de la Contraloría General de la República, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y el Ministerio de Hacienda.

“No existe justificación alguna para desaplicar permanentemente la regla fiscal por la supuesta atención de una emergencia temporal”, puntualizó un comunicado emitido por el BCCR.

Por su lado, el exministro Chaves afirma que esta aprobación es un deterioro de la reforma fiscal y que lo más deseable es que no se permita otra decisión de este tipo.

Chaves además explicó que el país está en un momento en el que debe tomar decisiones importantes, por el bienestar y no por asuntos políticos.

La ruta que recomienda Chaves

Para Chaves, “este no es un momento de negociar con la regla fiscal para lograr objetivos que no son consistentes con la necesidad de mantener una posición fiscal responsable y con la necesidad de evitar una quiebra, un default, de parte del Estado costarricense”.

“Es un precedente muy malo que luego de que el país estuvo paralizado tres meses en el 2018, a raíz de la necesidad de adoptar una regla fiscal que diera responsabilidad, de un momento a otro se haya abierto un portillo a un grupo de las entidades que estaba sujetas a esa regla”, explicó el exjerarca de Hacienda.

Al término de la conferencia de prensa, Chaves enlistó lo que a su criterio debe ser la ruta de Hacienda y del Gobierno en la coyuntura actual.

1. En el gasto, el presupuesto extraordinario de la República que está ahora listo de parte de Hacienda, recorta todos los gastos superfluos del presupuesto del Gobierno.

2. Hay que entrarle al presupuesto de las instituciones autónomas.

3. Se deben reducir los superávits que tienen muchas de las instituciones.

4. Hay que revisar los destinos específicos de legislaturas de muy atrás en el tiempo, que comprometieron y comprometen los recursos tributarios del país de una manera que tomó la realidad política y las prioridades de política pública de hace 20 años y no las de hoy.

5. La agenda es muy grande, Costa Rica tiene años de hacer las cosas desde un punto de vista presupuestario y estructural en maneras que no son óptimas. Este es el momento de tomar las decisiones con valentía que necesita Costa Rica para sobrevivir a esta crisis.