Finanzas

Museos del Banco Central han vendido más de 1.500 monedas del Bicentenario calidad “proof”

El modelo flor de cuño ya se agotó

Los Museos del Banco Central vendieron 1.570 monedas del Bicentenario de ¢500 y calidad proof, con un costo de ¢25.000, entre el martes 23 y el jueves 25 de noviembre.

La venta continuó el viernes 26, pero al cierre de esta nota no se contaba con el número exacto de las monedas comercializadas en las últimas horas. En total, de la versión proof se pusieron a la venta del público 5.000 ejemplares.

La entidad continuará comercializando la pieza de colección durante los próximos días, incluyendo este sábado 27 y domingo 28 de noviembre. El día lunes 29 se suspenderá la venta por motivo del feriado que se trasladó. Los encargados entregarán hasta 400 boletas de venta al día.

Por su lado, la versión flor de cuño, que tenía un precio de ¢7.000, se agotó desde el día jueves. De esta se pusieron a disposición únicamente 998 unidades.

Características de la proof

Sobre la moneda de calidad proof, que tiene un costo de ¢25.000, las características son:

-Diámetro: 28 mm; Espesor: 2,25 mm; Peso: 10,5 gramos

-Acabado a color en el mapa y la antorcha

-Calidad: Proof (sin circular, con brillo de espejo)

-Materiales: aleación de cobre y níquel en el núcleo/ aleación de cobre, zinc y níquel en el anillo. Se venden con estuche de protección negro.

Circulación regular

La nueva moneda regular de ¢500 (es decir, distintas a las coleccionables y que circularán entre todos los costarricenses), con motivos conmemorativos del Bicentenario de la Independencia, entró en circulación el pasado jueves 11 de noviembre.

El departamento de emisión y valores del BCCR señaló que las monedas de circulación regular están siendo entregadas a las entidades financieras que las solicitan para atender la demanda, ya sea de empresas como supermercados, autobuseros, o de parte de sus clientes para sus operaciones de pago y cobro en cajeros humanos de diferentes servicios.

A la fecha, la entidad ha recibido pedidos por 1.080.000 unidades de las nuevas monedas.

“Se espera que en las próximas semanas la banca comercial realice nuevos pedidos para atender la actividad comercial propia del fin de año”, señalaron desde el departamento de emisión y valores.

La moneda está compuesta de un núcleo plateado de cobre y níquel, y un anillo externo dorado hecho con una aleación de cobre, zinc y níquel.

Como su principal característica de seguridad, la moneda cuenta con una imagen latente: así, al girar la moneda hacia los lados, se observa cómo cambia el valor «500» por las siglas «BCCR». Además, en el borde o canto, la moneda tiene cinco estriados discontinuos con un relieve muy palpable al tacto para facilitar su reconocimiento a las personas con discapacidad visual.

Como sucede cuando el BCCR emite billetes con un nuevo diseño, la nueva moneda de ¢500 convivirá durante cierto periodo con la moneda actual, que mantendrá su valor como medio de pago en la economía nacional hasta la fecha que oportunamente será comunicada.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Finanzas. Graduada de Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.