Finanzas

Conglomerados presentes en distintos negocios son un reto para los métodos de valoración de empresas

No hay una fórmula específica pero el inversionista debe considerar aspectos coyunturales, éxito de cada segmento en su respectivo mercado y principalmente proyección de ganancias en el corto y mediano plazo.

La valoración de empresas con negocios en diversos tipos de mercado es un trabajo complejo, pero el éxito de esta operación dependerá de la estabilidad y ganancias en cada segmento.

Hay conglomerados empresariales que han optado por diversificar su portafolio de negocios como estrategia para mejorar ingresos. No obstante, a la hora de valorar esta firma para la venta de acciones hay una serie de retos que deben enfrentar, principalmente por su diversidad.

No existe una fórmula específica que le permita a los asesores valorar una empresa, sino que cada uno tiene sus propios métodos basados en factores cualitativos y cuantitativos los cuales guiarán el camino para fijar un precio adecuado.

De acuerdo con el economista especialista en mercados internacionales, Douglas Montero, valorar una empresa no es fácil y requiere de un análisis cuidadoso sobre los negocios de cada empresa. Sin embargo, Montero asegura que el referente en temas de valoración de empresas Aswath Damodaran, señala al menos dos aspectos básicos que se deben considerar en cada operación, el primero es el sentido común y el segundo el conocimiento técnico.

Jorge Corrales, gestor de portafolios de Acobo explicó que hay varios métodos que se pueden implementar para tener los mejores resultados, específicamente describió tres, pero rescató que cada uno de los mecanismos se ajusta mejor dependiendo de las condiciones de cada empresa.

No hay una sola fórmula de valorar una empresa, tiene muchos elementos situacionales que se deben de tomar en cuenta. Técnicamente si hay más factores técnicos a considerar como tasa descuento, riesgo país donde opera, entre otros, pero es un trabajo complejo.

—  Douglas Montero, economista especialista en mercados internacionales

1. Acciones y dividendos. Cuando se trata de una empresa estable y con varios años de funcionamiento y experiencia en el mercado se puede calcular el valor de cada acción basada en los dividendos que dará a futuro, algo así como una proyección de ganancias. Este método permitirá fijar el precio según la posible ganancia que obtendrá el inversionista.

2. Múltiplos. Este mecanismo fue el más mencionado por los especialistas consultados por EF. Montero y Corrales concuerdan que permiten observar una imagen más completa de la situación de la empresa y sus diferentes segmentos.

Este procedimiento funciona separando las diferentes actividades a valorar, analizar cada una por aparte y su respectivo precio, para esta etapa se contempla la realidad de cada industria en los diferentes negocios, la madurez empresarial, los tipos de beneficios, los posibles impactos coyunturales entre otros. Seguidamente se suman el valor de cada negocio y eso mostrará el costo real de la empresa.

Montero advirtió que el valorar una empresa por múltiplos se puede hacer midiendo indicadores que ya se conocen en el mercado como precio de las acciones, utilidad o beneficio por acción, ventas, entre otros y es comúnmente utilizada para hacer comparaciones rápidas. Es decir, si el inversionsita desea tener un estimado de cuánto es el costo de la empresa este método le brindará una idea inicial.

“Se utiliza cuando hay una empresa que tiene muchos competidores parecidos, se compara con otros negocios similares y así se sabe si está sobrevalorado o subvaluada”, explicó Corrales.

A través de este mecanismo también se debe considerar el renombre de la empresa, debido a que no es lo mismo hacer la comparación con una firma que está en el mercado hace varios años pero su reconocimiento en los mercados no es tan valorado, a diferencia de otra que solo con la mención de su nombre mueve masas.

Este es un elemento subjetivo pero que toma relevancia a la hora de valorar una empresa, pero es difícil de cuantificar.

Por lo general este es un trabajo que se hace observando y haciendo el respectivo análisis de las cifras en los estados de cuenta de las empresas. Si la empresa está en el mercado de valores su obligación es tener esa información de manera pública pero en el caso de no ser parte de una bolsa se utiliza el coeficiente beta (β) de una acción, que mide el grado de variabilidad de la rentabilidad de una acción respecto a la rentabilidad promedio del “mercado” en que se negocia.

Una empresa que dispara a todos lados no logra enfocarse en algo específico y eso hace que hagan dudas sobre su capacidad de administración.

—  Jorge Corrales, gestor de portafolios de Acobo

3. Por descuento. Este es el mecanismo más utilizado. Corrales explica que es el método más recomendado para empresas que no pagan dividentos y está dentro de los primeros años de operación.

Los descuentos sobre los flujos operativos que genera cada empresa. Se calculan los flujos de efectivo de la empresa y se descuenta el valor presente.

Técnicamente es una fórmula sencilla pero al ponerla en práctica se deben contemplar algunos factores que no hacen tan sencillo el trabajo de ejecutar este mecanismo.

Por ejemplo, saber cuál es el descuento que se debe de utilizar para valorar la empresa, de manera que en Estados Unidos la tasa de descuento es menor debido a que el riesgo país es bajo, pero en un país como Costa Rica es diferente porque el riesgo es más elevado.

Ahora bien, adicionalmente habría que considerar en qué país tienen más operaciones, para poder decidir sobre cual tasa de descuento trabajar. Si tomamos como ejemplo Florida Ice & Company (Fifco) que tiene negocios en el sector de bebidas, alimentos, hotelería y ventas al por menor tal vez sus operaciones sean más fuertes en Costa Rica, pero en el segmento de bebidas artesanales su fortaleza está en el mercado estadounidense entonces el analista debe utilizar su sentido común para decidir cómo valorar los segmentos y qué tasa de descuento utilizar.

Una de las principales ventajas que tienen las empresas que cuentan con negocios en diferentes segmentos es que en el caso de que uno o dos mercados tengan problemas debido a un tema coyuntural, como el caso de la pandemia, existen otros mercados que respaldan sus operaciones y les permiten mantenerse a flote.

El éxito de los diferentes segmentos es la posibilidad de diversificar mercados y a su vez mejorar las oportunidades de inversión.

Fifco es una empresa que cuenta con negocios en diferentes sectores como bebidas alcohólicas, no alcohólicas y artesanales, alimentos, hotelería y turismo.

“La principal ventaja de participar en diferentes segmentos es la diversificación del riesgo para el negocio. El participar en diferentes segmentos requiere conocimiento para la gestión de cada uno de ellos”, expresó Maria Pía Robles, directora de relaciones corporativas de Fifco.

Robles aseguró que los inversionistas cuentan con información de los diferentes segmentos tanto a nivel del prospecto como en los estados financieros y reuniones periódicas de resultados, para realizar la valoración correspondiente. Además, existen analistas especializados y puestos de bolsa que realizan sus valoraciones independientes y las comparten como parte del servicio que brindan a sus clientes lo que les permite tener una mejor valoración de cualquier empresa.

Corrales por su parte advirtió que cuando hay conglomerados tan grandes no solo resulta más difícil valorarlas, sino que se les realiza una especie de pequeño castigo en cuanto a la valoración.

“Hago un cálculo complejo por segmento, lo sumé todo y tengo el valor de la empresa. A ese valor final las empresas le castigan un 10% o 15 % por tener segmentos muy variados. Porque una empresa que dispara a todos lados no logra enfocarse en algo específico y eso hace que hagan dudas sobre su capacidad de administración”, destacó Corrales.

Corrales explicó que en el caso de Florida se enfoca mucho en bebidas. El 84% de sus ingresos son bebidas, 11% en alimentos y el restante 5% hospitalidad.

En conjunto alimentos y bebidas forman el 95% de la empresa y son negocios relativamente simples por ser sector consumo. El restante porcentaje que está enfocado en hospitalidad viene creciendo. Por lo que Corrales no considera que enfrente el fenómeno de diversificación extrema de tipos de negocio.

No obstante, de acuerdo con los análisis ejecutados por el Grupo Financiero Acobo la empresa está subvalorada en un 20% debido a la poca experiencia que hay en el país para valorar acciones y la poca información con respecto a la situación financiera de la empresa.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.