Por: María Fernanda Cisneros.   29 noviembre
A noviembre de 2019, el saldo del crédito es de $750 millones, de los $1.000 millones entregados en préstamo por el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR). Foto: Rafael Pacheco
A noviembre de 2019, el saldo del crédito es de $750 millones, de los $1.000 millones entregados en préstamo por el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR). Foto: Rafael Pacheco

La junta directiva del Banco Central de Costa Rica, en sesión del 26 de noviembre, acordó pagar antes de tiempo el saldo del crédito otorgado por el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) en 2018.

Este préstamo ascendió a $1.000 millones, recursos que ingresaron a las arcas del Central en marzo del 2018.

La operación se pactó con una amortización en ocho pagos trimestrales por un monto de $125 millones cada uno, el primero de ellos en junio del 2019.

El saldo pendiente a noviembre es de $750 millones. La próxima fecha estaba estipulada para el 9 de diciembre de este mismo año.

El pago anticipado significará un uso de reservas internacionales por alrededor de $765 millones entre diciembre de 2019 y enero de 2020, según el BCCR.

El pago anticipado de una porción de la deuda o la totalidad del saldo adeudado deben ser notificados por el Central al FLAR con al menos 45 días calendario de anticipación.

“Efectuados los análisis correspondientes, se determinó que el pago anticipado es conveniente para el Banco Central desde la perspectiva financiera”, anotó el comunicado de prensa enviado la tarde del 29 de noviembre.

¿Por qué pagar de forma anticipada? Las arcas de las reservas internacionales se robustecieron y a criterio del Central, esto abrió la posibilidad de pagar de forma anticipada.

Tan solo el 19 de noviembre las reservas sumaban $7.659 millones y días después (27 del mismo mes) ya alcanzan los $9.267,9 millones.

En las últimas semanas el Gobierno recibió $350 millones de apoyo presupuestario, por créditos con un crédito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y $1.500 millones tras la colocación de bonos de deuda externa.

“Esos recursos han aumentado el saldo de las reservas internacionales por encima de los $9.000 millones -casi 15% del Producto Interno Bruto- y no se descarta el ingreso de nuevos recursos en el futuro cercano”, explica el comunicado.

En la misma sesión, la junta directiva del BCCR también autorizó la ejecución de un programa de compra de reservas internacionales hasta por $1.000 millones.

Esos recursos podrían adquirirse entre el 27 de noviembre de 2019 y el 31 de diciembre de 2020, siempre que las condiciones del mercado sean favorables.

¿Cuál sería el objetivo de esa compra? Los recursos se utilizarían para restituir la salida de recursos que el pago anticipado del FLAR generaría y para fortalecer la posición de las reservas internacionales.

“El programa de compras será ejecutado en la oportunidad y magnitud que lo determinen las condiciones del mercado”, añade el comunicado.