Finanzas

Banco Central aplaza la medida para digitar PIN en transacciones con tarjeta mientras que Asociación Bancaria cuestiona el mecanismo

La medida comenzará a regir a partir de mayo

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) externó la mañana este viernes 21 de enero su preocupación ante la nueva directriz del Banco Central de digitar el PIN de la tarjeta en el datáfono en compras superiores a los ¢30.000, una medida que comenzaría a regir el próximo 1°. de febrero según el Reglamento del Sistema de Tarjetas, y solicitó a la entidad reconsiderar la medida.

Sin embargo, horas más tarde, el Banco Central emitió un comunicado de prensa en el que señaló que la entrada en vigencia de la medida se aplazará hasta el mes de mayo.

El Central señaló que la transición hacia el uso del PIN se había acordado con entidades financieras desde hace más de tres años y que se funda en mejores prácticas internacionales.

“Luego de un periodo de estudios y consultas, el BCCR y las principales entidades financieras acordaron a finales del 2021, en una situación en que la tasa de contagios por la pandemia era muy baja, iniciar con este proceso el 1° de febrero del 2022″, señaló la entidad en el comunicado.

No obstante, explicaron, dado el aumento de contagios por COVID-19 en los últimos días, producto de la variante ómicron, y para dar más tiempo a las entidades financieras de explicar el cambio a sus clientes y los comercios afiliados, este grupo de entidades decidió iniciar el proceso de transición a partir del próximo 1° de mayo.

Actualmente, las transacciones mayores a ¢30.000 representan apenas el 10% de la totalidad de las transacciones de pago con tarjeta.

Críticas a la medida

Según ABC, una de las preocupaciones es que esta directriz obligue a los usuarios a administrar un PIN por cada dispositivo de pago que tenga, lo que puede resultar complejo e incluso podría generar una mayor inseguridad, a pesar de que la finalidad sea reducir el riesgo de fraude.

“Los bancos han hecho un gran esfuerzo e inversión para implementar productos y plataformas que garanticen el menor contacto para los usuarios, lo que significa un retroceso en esta tendencia”, indicó Ronulfo Jiménez, asesor económico de la ABC.

Según Jiménez, si a esto se le suma el riesgo de contacto en tiempos de pandemia y en un momento de aumento desmedido de casos de Covid-19, la directriz sin duda pone en riesgo a la población.

Por otro lado, debido a la complejidad que puede representar para los clientes, podría fomentar el uso de efectivo o de otros mecanismos, como por ejemplo SINPE Móvil, lo que disminuye la trazabilidad de las operaciones y reduciría la retención del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que actualmente realizan los emisores de las tarjetas.

“Esta medida sin duda viene a desincentivar el uso de las tarjetas y busca que los usuarios se inclinen por otras formas de pago que al final pueden resultar menos seguras”, aseveró Jiménez.

Reglamento de tarjetas

A partir del próximo 1°. de febrero, los tarjetahabientes deberán digitar el número de PIN de su tarjeta en el datáfono del comercio donde realizarán la compra mayor a los ¢30.000, el cual es un requisito obligatorio a partir de esa fecha.

La medida se publicó en el nuevo Reglamento de Sistema de Tarjetas publicado en el alcance 5 de La Gaceta el pasado 14 de enero.

Según el reglamento, los emisores deberán garantizar que cuando se emitan los dispositivos de pago, estos cumplan con los estándares EMV (Europay-MasterCard-VISA), que incorporen la tecnología de pago sin contacto y que tengan habilitada la funcionalidad de PIN en línea activo o en forma alternativa, algún método de autenticación propio del dispositivo de pago.

Asimismo, señala el reglamento, todas aquellas operaciones de pago que se realicen en forma presencial con un dispositivo de pago, emitido por un emisor nacional, por montos inferiores o iguales a ¢30.000 o su equivalente en moneda extranjera, deberán efectuarse sin la comprobación de la identidad del cliente por parte del afiliado para su autorización.

Esto significa que, en estos casos, no debe exigirse al cliente la presentación de su documento de identificación, la firma del comprobante de pago (“voucher”), la digitación del PIN, el uso de identificación biométrica o de cualquier otro elemento de autenticación del cliente.

En junio del 2021, el Banco Central había aprobado ampliar hasta julio de este año la aplicación de la medida de digitar el PIN; no obstante, el nuevo reglamento propone el mes de febrero. Se consultó al Banco Central sobre las razones del cambio, pero al cierre de esta nota no había respuesta.

Ahora, los bancos y otras entidades financieras deberán trabajar las actualizaciones técnicas que permitan la verificación de seguridad por medio del PIN. Según publicó La Nación este jueves, para implementar la medida se requiere actualizar los datáfonos y que el plástico en poder del cliente tenga esa funcionalidad.

Sobre esto último, Carlos Melegatti, director de la división de sistema de pagos del BCCR, explicó que se debe actualizar el 100% de los datáfonos localizados en los comercios para que el cliente digite su clave cuando realiza una compra; por lo que se acordó que esta obligación debe cumplirse entre el 1° de mayo del 2022 y el 1° de febrero del 2023.

Cuidados

Viviana Campos, gerente comercial de medios de pago de Coopenae, explicó que la nueva directriz es una forma de dar seguridad a las compras que se realicen, de esta forma se evitaría fraudes o estafas. Campos recomienda que, a partir de febrero, es importante que los usuarios tengan cuidado a la hora de digitar su PIN en los datáfonos, evitando que otras personas puedan ver la numeración.

“En este caso, las personas deben hacer lo mismo que cuando van al cajero automático, tapar un poco con sus manos el momento donde están haciendo la digitación correspondiente. Otro detalle importante es que no comparta esta clave con ninguna persona, que tampoco lo tengan anotado en su celular o en un papel en su billetera o tarjeta, es mejor aprenderlo de memoria”, recomienda Campos, quien asegura que esta medida también se aplica en otros países.

Algunas entidades financieras brindan la posibilidad de solicitar el PIN por medio de su página web o apps oficiales.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.