Etiquetas

LO ÚLTIMO SOBRE: apm

Editorial | Los problemas que enfrenta el puerto de Caldera son ahora mucho más graves que los de Moín. La falta de infraestructura, la burocracia, los tiempos de espera y un colapso en los patios y puestos de atraque han llevado a una congestión que impacta la productividad y competitividad de Costa Rica.



Una operación eficiente y a costos competitivos en la Terminal de Contenedores de Limón es, sin duda alguna, vital para la economía nacional.