Economía y Política

Tormenta Bonnie ya está en el océano Pacífico, pero las lluvias continúan y los suelos se saturan

La tormenta avanza por el país y su influencia se mantendrá este domingo, aunque se espera que disminuya gradualmente

La tormenta tropical Bonnie avanzó la madrugada de este 2 de julio por el territorio costarricense y ya se ubica en el océano Pacífico, informó esta mañana el Instituto Meteorológico Nacional (IMN). No obstante, la institución advirtió de que las condiciones lluviosas se mantendrán durante toda la mañana y llamó la atención sobre la saturación en los suelos de la zona norte de Guanacaste, la región montañosa de Tilarán y alrededores.

Según las mediciones del Instituto, en las últimas seis horas se registraron acumulados de lluvia de hasta 220 milímetros en las cercanías del Golfo de Santa Elena, en el noroeste del país.

A pesar de la fortaleza de las lluvias, las autoridades no registran mayores incidentes relacionados con la vida o la salud de personas por el momento. Sin embargo, 3.536 personas siguen en 54 albergues que se habilitaron para evitar su presencia en zonas de riesgo.

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alejandro Picado, declaró que hasta ahora se han atendido únicamente 26 incidentes por inundación y tres por deslizamiento, aunque no brindó mayores detalles sobre los mismos.

El Cuerpo Benemérito de Bomberos, a su vez, informó sobre la atención de caídas de árboles y algunos eventos de cortocircuito que se reportaron, sin consecuencias mayores.

La Policía de Tránsito, por su parte, solo reporta dos rutas cerradas actualmente: la ruta 739, que comunica a las comunidades de Santa Rita y Santa Clara, en San Carlos; así como la ruta 32, que conecta a San José con Limón.

Ambas se mantenían fuera de servicio desde antes del ingreso de Bonnie al país, indicó el jefe de operaciones de la entidad a radio Monumental; y la ruta 32 lo estará de manera indefinida, por la magnitud de los deslizamientos.

El IMN espera que la influencia de Bonnie disminuya gradualmente durante el día, conforme la tormenta avance hacia el oeste. Entre tanto, también se esperan condiciones de “fuerte oleaje” en la costa guanacasteca.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) informó, a su vez, de que las fuertes lluvias dejaron sin suministro eléctrico a 8.593 clientes en los cantones del Caribe y el Norte costarricenses. Del total de pérdidas, la entidad afirma haber restablecido ya un 15% de los servicios.

Además de las interrupciones del suministro eléctrico, el ICE informó de 19 averías del servicio de voz y de datos en algunos sectores de las comunidades de Bijagua, Upala, Horquetas de Sarapiquí, Coto 54, Ciudad Neily, Turrubares, Puerto Viejo y la Guardia en Liberia. También sobre la degradación del servicio móvil en Bijagua, Cutris de San Carlos, Carara, Yolillal de Upala, Los Chiles y Santa Elena.

La entidad espera resolver las averías restantes en las próximas horas.

En cuanto a la operación de las plantas hidroeléctricas nacionales, el Grupo ICE informó de que mantienen su normalidad. Solo la planta Daniel Gutiérrez, de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), en San Ramón, se mantiene fuera de operación hasta que se realicen trabajos de limpieza en las parrillas de la toma de aguas.

El IMN llama a mantener la precaución ante eventuales “inundaciones repentinas” y en espacios susceptibles a deslizamientos o a la caída de árboles por el viento.

Los cuerpos de socorro realizan constantes patrullajes en Los Chiles y Guatuso, para evaluar el estado de las cuencas y potenciales amenazas. Foto: Edgar Chinchilla..
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.