Economía y Política

Hasta ahora pacientes con variante ómicron de covid-19 presentan “síntomas leves” en Sudáfrica

Desde el viernes, cada vez más países suspenden los viajes con Sudáfrica, Zimbabue, Namibia, Lesoto, Esuatini (o Suazilandia), Mozambique y en algunos casos Malaui

Una médica sudafricana, que ha tratado a una treintena de pacientes con covid-19 infectados por la nueva variante ómicron, afirma que solamente presentan “síntomas leves” y que por ahora están pasando su convalecencia sin necesidad de hospitalización.

Durante los últimos 10 días, Angelique Coetzee, quien además es la presidenta de la Asociación Médica Sudafricana, ha recibido a pacientes con pruebas por covid positivas pero con síntomas poco habituales. “Lo que los llevó a consultarme fue (sobre todo) por una gran fatiga”, señaló Coetzee.

En su mayoría se trataba de hombres menores de 40 años. Poco menos de la mitad estaban vacunados. Además de la enorme fatiga, sufrían dolores musculares, una tos seca o “picazón en la garganta”. Sólo unos pocos padecían además una fiebre baja.

El 18 de noviembre, Coetzee alertó a las autoridades sanitarias respecto a este “cuadro clínico que no coincide con el de delta”, hasta ahora la variante predominante en Sudáfrica. La doctora no fue tomada por sorpresa, puesto que este cuadro ya estaba siendo estudiado.

Días después, el 25 de noviembre, investigadores sudafricanos anunciaron que habían identificado la variante B.1.1.529, denominada al día siguiente ómicron por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tiene múltiples mutaciones y probablemente sea muy contagiosa.

La preocupación por la nueva variante ómicron del covid-19 aumentó este fin de semana en el Viejo Continente este sábado, mientras se acentúa el aislamiento de varios países africanos como Sudáfrica, cuyos dirigentes lamentaron este “castigo”.

Se “ha confirmado que se han identificado dos casos de covid-19 con mutaciones compatibles con [la variante] B.1.1.529 en el Reino Unido”, indicó el departamento de Salud británico este sábado 27 de noviembre en un comunicado, en el que precisaba que esos dos casos están relacionados entre sí y que fueron identificados tras “un viaje al sur de África”, donde la variante fue detectada por primera vez esta semana.

En tanto, en Alemania, las autoridades informaron que hay ya un posible primer caso de esta variante nueva y muy contagiosa, en una persona que regresó de Sudáfrica.

El ministro de Asuntos sociales de la región de Hesse (oeste), Kai Klose, dijo que es “muy posible que la variante ómicron haya llegado” al país ya que las pruebas realizadas el viernes a este viajero revelaron “varias mutaciones típicas de ómicron”. Se espera que el análisis completo llegue en los próximos días.

El viernes, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) afirmó que el riesgo de que la nueva variante del covid-19 se expanda por Europa es “de alto a muy alto”. La OMS declaró que esta variante es “preocupante” al igual que las detectadas anteriormente: delta, alfa, beta y gama. Además, se ha detectado un caso en Hong Kong, otro en Israel en una persona que regresó de Malaui y otro en Botsuana.

En Holanda, 61 pasajeros de dos vuelos que aterrizaron el pasado viernes en Ámsterdam procedentes de Johannesburgo dieron positivo al covid-19 y aislados en cuarentena, informó la autoridad sanitaria holandesa, que ahora trata de averiguar si hay infecciones de la nueva variante.

“Castigados”

La nueva mutación fue notificada por primera vez por Sudáfrica el 24 de noviembre. Desde el viernes, cada vez más países suspenden los viajes con Sudáfrica, Zimbabue, Namibia, Lesoto, Esuatini (o Suazilandia), Mozambique y en algunos casos Malaui. El gobierno sudafricano se dijo “castigado” por haber detectado la nueva variante y lamentó que su excelencia científica a la hora de haberla descubierto termine penalizando al país.

El presidente estadounidense, Joe Biden, subrayó que “esta variante no terminará sin vacunaciones a nivel mundial” e instó a donar más vacunas a los países pobres. EE. UU. prohibió la entrada a su territorio de viajeros provenientes del sur de África, excepto los que sean estadounidenses o residentes permanentes en el país. Canadá, Brasil y varios países árabes como Arabia Saudita también adoptaron restricciones.

En Asia, Japón endurecerá sus limitaciones de entrada, con 10 días de aislamiento para todos los llegados de esa zona. Tailandia anunció una prohibición de entrada a partir de diciembre y Corea del Sur aplicará restricciones de visados y una cuarentena a partir del domingo para los pasajeros procedentes de ocho país, incluida Sudáfrica.

En Europa, la Unión Europea (UE) ha recomendado suspender los viajes provenientes de Sudáfrica y de otros seis países de la región. Varios países, como el Reino Unido, Francia, Italia o Suiza, prohibieron los vuelos provenientes de esos países; una medida que se aplicará a partir del domingo en Rusia y del martes en España.

La emergencia de ómicron coincide con un repunte de casos de covid-19 en Europa, que ha obligado a las autoridades de distintos países a reforzar las medidas sanitarias. Así, Holanda anunció que los bares, restaurantes y comercios considerados “no esenciales” deberán cerrar de 17H00 A 05H00.

Los temores relacionados con la nueva variante hicieron que tanto las bolsas como los precios del petróleo se desplomaran, un mercado que el viernes vivió su peor jornada en 17 meses.

El viernes, la OMS dijo que podría llevar varias semanas determinar si la nueva variante supone cambios en la transmisibilidad o gravedad del covid-19, así como en la eficacia de las vacunas.

Los laboratorios Pfizer/BioNTech informaron de que estaban estudiando urgentemente la eficacia de su inmunizante frente a esta nueva variante y que tendrían datos “en dos semanas a más tardar”.

Andrew Pollard, científico británico que dirigió las investigaciones sobre la vacuna Oxford/AstraZeneca estimó que se podría fabricar una nueva contra la variante ómicron, “muy rápidamente”. El profesor consideró que es “altamente improbable” que esta nueva variante se propague con fuerza entre la población ya vacunada.

Cerca del 54% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de vacuna anticovid, pero en los países con ingresos bajos, esta proporción es de solo el 5,6%, según el portal Our World in Data.

Balance mundial

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado casi 5.2 millones de fallecidos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP este domingo a las 11H00 GMT a partir de fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia casi 260.5 millones de personas contrajeron la enfermedad. La gran mayoría de los enfermos se recupera, pero una parte aún mal evaluada conserva los síntomas durante semanas o, incluso, meses.

Las cifras se basan en los reportes comunicados diariamente por las autoridades sanitarias de cada país y excluyen las correcciones realizadas a posteriori por los diferentes organismos de estadística que concluyen que la cantidad de decesos es mucho más importante.

La OMS estima incluso que si se tiene en cuenta la sobremortalidad vinculada al covid-19, directa e indirecta, el balance de la pandemia podría ser dos a tres veces más elevado que el registrado oficialmente. Una parte importante de los casos menos graves o asintomáticos sigue sin detectarse a pesar de la intensificación del testeo en numerosos países.

El sábado 27 de noviembre se registraron en el mundo 6.192 nuevas muertes y 482.861 contagios. Los países que más fallecidos registraron, según los últimos balances oficiales, son Rusia con 1.224, India (621) y Ucrania (400).

La cantidad de muertos en EE. UU. asciende a 776.537 con 48,2 millones contagios. Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales son Brasil (614.186 muertos y 22 millones de casos), India (468.554 muertos y 34 millones casos), México (293.859 muertos y 3,8 millones de casos) y Rusia (272.755 muertos y 9,6 millones de casos).

Entre los países más golpeados, Perú registra la mayor tasa de mortalidad, con 610 decesos por cada 100.000 habitantes, seguido de Bulgaria (403), Bosnia (380), Montenegro (363), Macedonia del Norte (361), Hungría (351) y República Checa (307).

América Latina y el Caribe sumaba 1,5 millones fallecimientos y 46,6 millones de contagios, Europa 1,5 fallecimientos y 83,5 millones de casos, Asia 895.994 fallecimientos y 57,1 millones, Estados Unidos y Canadá 806.165 fallecimientos y 49,9 casos, África 222.486 fallecimientos y 8,6 millones, Medio Oriente 214.141 fallecimientos y 14,3 millones, y Oceanía 3.271 fallecimientos y 305.082 casos.

sch/ger/lch/age/eg