Por: Manuel Avendaño Arce.   Hace 2 días
El Gobierno de Costa Rica designó a Comex como la institución coordinadora del proceso de adhesión a la OCDE. Fotografía: Shutterstock.
El Gobierno de Costa Rica designó a Comex como la institución coordinadora del proceso de adhesión a la OCDE. Fotografía: Shutterstock.

Se trata de un tema que generó roces a lo interno del Gabinete. Dyalá Jiménez Figueres renunció a su cargo como ministra de Comercio Exterior, el pasado 7 de agosto, por las diferencias con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto (MREC) sobre cuál de las dos entidades debería tener la representación permanente de Costa Rica ante la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

En el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) defienden que se trata de la institución que lideró y coordinó desde 2012 todo el proceso de adhesión al organismo internacional. En la Cancillería alegan que es una misión diplomática, por lo que debería cambiar de manos.

El debate provocó la dimisión de Jiménez y el Gobierno todavía no designa formalmente a un nuevo jerarca en esa cartera.

Pero, ¿cuál de las dos instituciones es apta para representar al país ante esa organización?

Para responder esta y otras interrogantes, Anabel González, exministra de Comercio Exterior (2010-2014), elaboró el estudio Organización institucional para apoyar la participación efectiva de Costa Rica en la OCDE, publicado en julio del 2020 por la Academia de Centroamérica.

Cinco razones

Comex lidera, desde 2012, un trabajo de coordinación con 47 instituciones públicas de diferente naturaleza (ministerios y otras entidades) para avanzar en el cumplimiento de metas y requerimientos necesarios para ingresar a la OCDE.

La Ley Reglamento de la Delegación Permanente de Costa Rica ante la OCDE, que rige desde el 5 de mayo del 2014; y el decreto ejecutivo 37893-Comex-MP, definen con claridad el papel del este ministerio como orquestador del proceso de adhesión.

En su investigación, González ofrece cinco razones para que a Comex continúe a la cabeza de la coordinación nacional y, además, para que maneje la representación permanente ante el organismo internacional.

1- La organización de instituciones, y el equipo que la conforma, ya existe y fue efectiva porque logró alcanzar el objetivo de ingreso. Para culminar el trámite fue necesario coordinar a una gran cantidad de instituciones con competencias específicas o compartidas en temas puntuales.

2- Comex cuenta con altos niveles de desempeño y una amplia experiencia para liderar y articular procesos complejos de acción intergubernamental que se derivan de una década de trabajo preparatorio para la adhesión al organismo multilateral. Esto implica mecanismo de negociación, implementación y administración de acuerdos comerciales.

3- La estructura que ya existe tiene puntos de contacto y equipos identificados en más de 40 ministerios e instituciones públicas, estos grupos funcionan con el acompañamiento de funcionarios del Ministerio de Comercio Exterior que tienen conocimiento focalizado en cada tema.

4- La representación permanente depende −legalmente− de Comex, lo que facilita el “paso a paso” porque la entidad está directamente involucrada en la gestión de ingreso. Esto, según González, garantiza una visión compartida, comunicación fluida y efectiva, y capacidad rápida de reacción.

5- El Ministerio de Comercio Exterior tiene una larga experiencia de comunicación y coordinación con el sector privado, este es un eje fundamental para alinear la participación con áreas prioritarias para fomentar el crecimiento del país.

La exministra Dyalá Jiménez también considera que la representación del país ante la organización debería ser liderada y coordinada por Comex. Así lo indicó en entrevista con EF el pasado viernes 2 de octubre.

Dyalá Jiménez cree que la representación permanente de Costa Rica ante OCDE debe ser de Comex

¿Por que la Cancillería no?

La evidencia confirma que el trabajo de Comex en el liderazgo del proceso de adhesión es más que efectivo. Sin embargo, en el entramado institucional emergen la Cancillería, el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan) como posibilidades para asumir la coordinación y representación del país ante el organismo internacional.

Este medio consultó a la Cancillería, a través de su oficina de prensa, sobre el interés de asumir la misión diplomática ante la OCDE, las diferencias de criterios con la exministra Jiménez y otros posibles cambios, pero al cierre de esta nota no se recibió respuesta a las preguntas.

Entonces, ¿cuáles son las razones para mantener a Comex a la cabeza?

La Cancillería tiene un enfoque en el campo de la política exterior y se centra en cinco ejes estratégicos: la defensa de la democracia, la integridad territorial y la soberanía nacional; la promoción, la protección y el respeto de los derechos humanos; la promoción de la paz, del desarme y de la seguridad; el fortalecimiento del derecho internacional y el desarrollo de un multilateralimso efectivo; y la promoción del desarrollo sostenible.

“Si bien la OCDE comparte muchos de estos valores, el mandato de esta organización se enfoca en el campo económico y no diplomático, y ciertamente del todo no abarca temas relacionados con paz, soberanía y seguridad”, apunta González.

En el caso del Mideplan, su cometido está orientado a elaborar el Plan Nacional de Desarrollo y coordinar la evaluación y el seguimiento de acciones, programas y políticas para implementar a lo interno del país.

“En virtud de la naturaleza de sus funciones, este ministerio tiene una importante proyección en el ámbito interno y de coordinación intergubernamental, mas no en el campo internacional”, añade la exministra.

Mientras que el Ministerio de Hacienda es el ente rector de la política fiscal por lo que debe garantizar la obtención y ejecución de los recursos públicos, una tarea compleja en tiempos de estrechez financiera.

Para González, la condición de Hacienda es similar a la de Mideplan, su labor se ve supeditada al ámbito interno de Costa Rica, pero en este caso con un foco particular hacia la materia fiscal.

Dyalá Jiménez: "Comex probó que podía liderar el proceso de adhesión a OCDE"

Mejoras y cambios

El informe propone nueve acciones para fortalecer el papel de Comex como ente rector y líder ante la OCDE.

“Me parece importante confirmar pronto a la OCDE que el punto de contacto de alto nivel para monitorear el progreso en el cumpimiento de los compromisos de adhesión es el ministro de COMEX. Esto mandará una señal de que el país está comprometido y preparado para continuar avanzando”, comentó González, en entrevista con EF.

También plantea que el Ministerio de Comercio Exterior presente cada año un plan de acción, un informe de rendición de cuentas y que se consolide la estructura a lo interno de la institución con funciones y responsabilidades específicas.

Otras de las iniciativas son: definir puntos de contacto en los ministerios para manejar temas de OCDE en coordinación con Comex, revisar el decreto de declaratoria de interés público sobre el proceso de adhesión, mantener contacto regular con la Comisión Especial Legislativa de Ingreso a este organismo, fomentar la participación estructurada del sector privado, y asignar presupuesto para desarrollar las diferentes tareas.

“Hacia adelante, conviene mantener y fortalecer la estructura institucional adoptada durante el proceso de adhesión para apoyar la membresía plena de modo que Comex lidere la presencia en la organización internacional, tanto en el país como en la sede a través de la representación permanente, en estrecha coordinación con los ministerios e instituciones competentes”, concluyó la autora del estudio.

Tras la firma del acuerdo sobre los términos de adhesión, el pasado 28 de mayo; el Gobierno presentó, en setiembre, el proyecto de ley para la aprobación de la Asamblea Legislativa.

Una vez que los diputados den su aval, el Ejecutivo tendrá que depositar ese instrumento de ratificación. Cuando ese trámite concluya, Costa Rica pasará a ser miembro formal de la OCDE.