La riqueza de las naciones

Venta del dólar supera los ¢640

La depreciación del colón frente al dólar es reflejo inequívoco de la pérdida de competitividad de nuestro país, opina José Joaquín Fernández en su blog La Riqueza de las Naciones

El pasado 27 de octubre el tipo de cambio promedio Monex llegó a ¢640,40 por dólar estadounidense, sobrepasando por primera vez en la historia los ¢640.

La depreciación del colón frente al dólar es reflejo inequívoco de la pérdida de competitividad de nuestro país. Es otra manifestación clarísima de que nuestra economía va de mal en peor por las políticas empobrecedoras que ha promovido este gobierno socialista en contra de la iniciativa privada y protegiendo privilegios y entidades públicas corruptas e innecesarias.

Este avance de la agenda socialista en Costa Rica se confirma con la caída de 23 posiciones que hemos tenido en los últimos ocho años en el Índice de Libertad Económica que publica Heritage Foundation con sede en Washington DC.

En enero del 2020 el tipo de cambio promedio Monex fue de ¢570.65 por cada dólar. Esto equivale a una depreciación del más del 12% para este periodo de 22 meses. Esto evidencia que la depreciación que estamos sufriendo no obedece a factores coyunturales sino estructurales.

Esta alarmante depreciación se da a pesar del creciente nivel de endeudamiento del gobierno. Es decir, el endeudamiento, ceteris paribus, presiona el precio del dólar a la baja porque aumenta su oferta. En enero del 2020 el gobierno de Costa Rica tenía un saldo de deuda externa por el monto de $8.083 millones y para finales de agosto del 2021 (última cifra disponible en el portal del ministerio de Hacienda) había subido a $10.238 millones.

Por las razones anteriores es que el gobierno afirma que una de las consecuencias de no aprobarse el préstamo con el FMI es la depreciación del colón. En otras palabras, el gobierno quiere seguirse endeudando en dólares, entre otras cosas, para mantener el tipo de cambio artificialmente bajo. El gobierno prefiere endeudarse antes que tomar las medidas necesarias para mejorar la estructura productiva del país y con ello evitar la continua depreciación del colón.

Lo siguiente es una lista de políticas económicas que nos conducen a un claro deterioro de la competitividad del país y, por ende, a la depreciación del tipo de cambio:

  • un gasto público descarado para financiar burocracia improductiva (por ejemplo entidades como el CNP, el ICT, el Inamu, Ifam, Conavi, Mideplan, Micitt, Infocoop, BCCR, etc),
  • el desdén para detener el financiamiento a los regímenes de pensiones con cargo al presupuesto por medio de una reforma que nos mueva a un régimen de capitalización individual,
  • la persecución constante de entidades públicas como la CCSS en contra de los productores independientes, el exceso de regulaciones que no encuentran oposición política,
  • la indiferencia del gobierno para eliminar el privilegio innecesario del Fondo Especial a la Educación Superior (FEES) que representa más el 1,5% del PIB,
  • las amenazas constantes de nuevos y más impuestos, una carga tributaria -según el informe Paying Taxes del Banco Mundial- del 58% sobre las ganancias cuando el promedio en los países de la OCDE es de apenas un 41%,
  • un desprecio a la iniciativa privada que persigue hasta a los vendedores de lotería,
  • los altos costos de la electricidad causado por el monopsonio de la empresa estatal del ICE en la generación eléctrica,
  • el monopolio de Recope que eleva los costos de producción al subir de más el precio de los combustibles,
  • las señales negativas que el gobierno envía al sector productivo cuando insiste en prohibir la explotación petrolera, etc.

La solución de parche para evitar la depreciación del colón es intervenir el tipo de cambio. Sin embargo, esto trae más problemas que soluciones. La única solución para que Costa Rica deje de sufrir por las consecuencias de la depreciación del colón y del riesgo cambiario es cerrando el Banco Central de Costa Rica, dolarizar la economía y emular un sistema monetario y financiero como el de Panamá, o Singapur, tal y como lo expongo en mi libro: Causa de la inflación, cierre del banco central y dolarización en Costa Rica.

Estamos en año electoral y votando por partidos o candidatos de corte socialista como José María Figueres, el Partido Acción Ciudadana, el Frente Amplio, Rodrigo Chaves, la situación del país se pondría peor. Aún estamos a tiempo para cambiar el rumbo y de mejorar nuestra competitividad. Aún estamos a tiempo para abandonar las políticas socialistas impulsadas durante los últimos años votando por aquellos candidatos que promuevan la libertad económica. Solo así podremos mejorar nuestra competitividad y llegar a ser parte del primer mundo.

José Joaquín Fernández

José Joaquín Fernández

José Joaquín Fernández, autor del blog "La Riqueza de las Naciones" de El Financiero, es miembro de la Mont Pelerin Society. También es presidente de Bekuo Investment Group y del Instituto Libertad. Ph.D Candidate en Economía por la Universidad Francisco Marroquín y Master en Economía Empresarial.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.