Por: Grupo Financiero Mercado de Valores, Silvia Jiménez, Gerente de Inversiones Mercado de Valores de Costa Rica.   5 octubre

La tolerancia al riesgo está siempre presente a la hora de tomar decisiones, de cualquier índole. Esto debido a que las decisiones tienen un componente de incertidumbre y riesgo, ya que el resultado final no siempre es certero. Por ello, ante una misma situación la decisión puede variar de una persona a otra.

Esta heterogeneidad en las decisiones responde a que cada uno de manera intrínseca valora el riesgo y realiza ponderaciones en el proceso de manera distinta. Es en este campo donde la psicología juega un papel importante para entender los sesgos en el comportamiento y las desviaciones del ser racional.

En inversiones se ha estilizado la aplicación de un cuestionario para guiar la decisión del perfil de riesgo (nivel de tolerancia al riesgo) de cada persona. El objetivo de este grupo de preguntas es exponer al inversionista a situaciones hipotéticas de estrés que permitan definir el grado de aceptación de volatilidad o de una posible pérdida en el valor de su patrimonio ante un movimiento del mercado.

Esta práctica de perfilamiento es el punto de partida para ofrecer un servicio de asesoría, que permite al asesor explorar información de interés que sea útil durante la relación con su asesor. No es un trámite meramente de cumplimiento por un requisito normativo que promueve el Regulador, es parte de la columna vertebral de sus decisiones en la gestión de su patrimonio.

Es recomendable en esta revisión siempre ser lo más sincero a sus experiencias y sus emociones durante momentos complejos en el mercado o incluso en su día a día. Debe enfrentarse no como un requisito administrativo para la apertura o la actualización de un expediente sino como una sesión para brindarle a su asesor su identidad como inversionista. Asimismo, es su derecho recibir de parte de la entidad de su confianza una asesoría alineada a este perfil, para garantizar en el mediano y largo plazo resultados acorde a su expectativa. Por ello, junto con los objetivos de inversión, la definición del perfil de riesgo son la columna vertebral para la definición de una estrategia exitosa de inversión.

El proceso de definición de perfil de riesgo es dinámico, ya que el mismo puede variar de acuerdo a su ciclo de vida, la experiencia en materia de inversiones, la experiencia profesional, las necesidades de liquidez (flujos) y horizonte de inversión. Por ello, el riesgo se busca definir tres elementos: la capacidad de riesgo – relacionada con el soporte financiero de su patrimonio, la tolerancia al riesgo – relacionado con la emoción sobre una posible pérdida y el riesgo requerido – si hay un objetivo cuánto riesgo necesita para lograrlo. Estos pueden en ocasiones contraponerse y por ello, lo importante es lograr establecer junto con su asesor esa estrategia balanceada y consciente donde usted como inversionista pueda dormir tranquilo.