Por: Krissia Chacón.  10 mayo

(Video) Conozca la finca en donde se cultiva sin tierra ni sol

¿Se imagina recoger un cultivo y comérselo sin lavarlo? Esto es posible con los productos que se siembran en Aerofarms.

Esta firma está ubicada en Nueva Jersey, Estados Unidos, espacio donde se siembran más de 300 especies de frutas y vegetales.

Aerofarms posee fincas verticales en donde se cultiva sin tierra ni sol. Las siembras se realizan en un ambiente controlado con iluminación inteligente y sin el uso de agroquímicos, además cuentan con sensores que trabajan mediante el Internet de las Cosas (IoT) para brindar información en tiempo real sobre el estado de la cosecha.

El sistema de siembra que usa la compañía se llama aeropónico, y tiene como objetivo hacer que los ciclos de cultivo sean más rápidos, ofrecer mayor seguridad alimentaria y que genere un menor impacto ambiental.

Aerofarms existe desde el 2004 y se caracteriza porque utiliza 95% menos cantidad de agua que en los cultivos tradicionales y tienen un rendimiento de hasta 390 veces mayor por metro cuadrado al año.

Así funciona la finca vertical de Aerofarms.
Así funciona la finca vertical de Aerofarms.
Agricultura inteligente

La compañía estadounidense estableció el modelo de lo que podría ser la agricultura del futuro, en el que se ahorra agua, no se desgastan los suelos, existe el control de plagas, los ciclos de producción son más rápidos, no se depende de la temporada para tener un cultivo en específico y se tiene un control de las propiedades nutritivas de los alimentos.

La fórmula de esta empresa es la combinación de la horticultura, ingeniería y la ciencia de datos.

Ajina Zojotareva, gerente de comunicaciones de Aerofarms, explicó que las personas pueden comer directamente los cultivos sin necesidad de lavarlos porque en ninguna parte del proceso se usan químicos y todo crece dentro de un edificio en el que se controlan todos los factores que inciden en el crecimiento de los alimentos.

Con la ayuda y procesamiento de la información que recolecta Aerofarms con sus sensores, se puede controlar y perfeccionar todos los aspectos de la fruta o el vegetal como por ejemplo el color, la textura, la nutrición y el sabor.

En el laboratorio eligen las mejores variedades de cada alimento y la vuelven más rica en sabor y propiedades. Los científicos usan alrededor de 130.000 datos por producto para estudiarlo y perfeccionarlo.

Además el eficiente manejo de los datos le permite a los científicos minimizar los riesgos de enfermedades y plagas en los cultivos, los cuales están asociados con la agricultura tradicional.

Sus métodos de cultivo interrumpen el ciclo de vida normal de las plagas comunes gracias al monitoreo constante que realizan a través de los sensores.

Con el uso de la data, los científicos pueden verificar todos los macro y micronutrientes de las plantas con lo que garantizan que están consumiendo productos orgánicos, libres de pesticidas e incluso con mejor sabor.

Aerofarms posee fincas verticales en donde se cultiva sin tierra ni sol. Las siembras se realizan en un ambiente controlado con iluminación inteligente y sin el uso de agroquímicos, además cuentan con sensores que trabajan mediante el Internet de las Cosas (IoT) para brindar información en tiempo real sobre el estado de la cosecha.
Aerofarms posee fincas verticales en donde se cultiva sin tierra ni sol. Las siembras se realizan en un ambiente controlado con iluminación inteligente y sin el uso de agroquímicos, además cuentan con sensores que trabajan mediante el Internet de las Cosas (IoT) para brindar información en tiempo real sobre el estado de la cosecha.

La productividad es otra fortaleza de Aerofarms, ya que se puede tomar la misma semilla del campo y cultivarla en la mitad del tiempo que un agricultor de campo tradicional; esto genera 390 veces más productividad por metro cuadrado anualmente.

"Los cultivos tradicionales tardan entre 35 y 45 días en estar listos, en nuestra finca los tiempos van entre los 12 y 16 días", señaló Zojotareva.

El sistema aeropónico de Aerofarms (el cual está patentado por ellos) también permite una mejor gestión del espacio, sin desgastar los suelos y con dimensiones que se pueden personalizar según las necesidades de cada comunidad.

Los sistemas se componen de módulos que sirven como bloques de siembra y que pueden apilarse de forma vertical u horizontal.

Actualmente Aerofarms puede producir 300 especies de cultivos, en su mayoría verduras.

Impacto ambiental

Datos de la firma muestran que el 70% de la contaminación del agua proviene de la agricultura, por lo que el sistema de AeroFarms está diseñado para utilizar un 95% menos del recurso hídrico. Además trabaja con un sistema de circulación de agua de circuito cerrado que recicla el líquido de todas las plantas para no generar desperdicios.

El desgaste de los suelos fue otra gran motivación para que esta firma innovara en la agricultura.

AeroFarms usa menos del 1% de la tierra que es requerida por el cultivo convencional. Estimaciones de la compañía muestran que en un metro cuadrado, Aerofarms es 390 veces más productivos que la agricultura tradicional, ya que se pueden generar más cultivos sin dañar el suelo.

El impacto en las emisiones de carbono también es favorable, ya que la compañía reduce las emisiones nocivas de transporte en un 98%.

Ellos construyen sus granjas cerca de los principales canales de distribución y las comunidades con el fin de llevar productos frescos y reducir la contaminación por los servicios de logística.

El proceso de descomposición de los productos es el mismo que el de los que son cultivados bajo el modelo tradicional.

Aerofarms ya vende sus productos en Estados Unidos bajo la marca Dream Greens. El objetivo de la compañía es abrir más fincas verticales en diferentes partes del mundo y así expandir sus ventas.

La firma norteamericana estuvo presente en el evento Dell Technologies World que se llevó a cabo del 30 de abril al 2 de mayo en la ciudad de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.

La empresa obtuvo el apoyo por parte de Dell en cuanto a la instalación de la infraestructura tecnológica especializada en el manejo del Internet de las Cosas.