Por: Jéssica I. Montero Soto.   12 septiembre

La cadena de tiendas Forever 21 podría solicitar un proceso de bancarrota y cerrar hasta 700 tiendas en tan solo unos pocos días, según afirmó en exclusiva el Wall Street Journal.

Sin embargo, la marca ha salido a desmentir la publicación, al menos en uno de los puntos, y afirmó a medios estadounidenses que la intervención por quiebra es una opción no contemplada para este fin de semana.

La cadena ingresó a Costa Rica con el modelo de franquicia. El Financiero contactó a Grupo AVA, que tuvo participación con Sisal CR, franquiciatario de la operación local, pero en la recepción informaron que la sociedad se separó, y ya no tienen relación con la empresa.

Carlos Adams, encargado de la tienda de Forever 21 en Lincoln Plaza, afirmó vía telefóncia que la cadena habilitó un vocero en Estados Unidos para responder consultas sobre este tema, por lo tanto, nadie más en el país está autorizado a dar información.

EF envió las preguntas a la fuente autorizada y continúa a la espera de la posición oficial sobre la operación local.

Forever 21 comenzó operaciones en Costa Rica el 16 de marzo de 2013, en el centro comercial Multiplaza Escazú.

Linda Chang, directora de mercadeo global de la marca en aquel momento, indicó entonces a EF que este era el tercer local de la franquicia en Latinoamérica, luego de abrir en México y Colombia.

Para llegar a Costa Rica y a otros lugares de Suramérica, Forever 21 firmó un joint venture con la empresa chilena Ripley, que se encargaba de operar las tiendas pero como socio minoritario.

En este momento, la cadena tiene otros tres puntos de venta en el país, además del ubicado en Escazú: Lincoln Plaza, Multiplaza Curridabat y City Mall.

Fuentes cercanas

WSJ afirmó que “fuentes familiarizadas con el tema” confirmaron la decisión de Forever 21 de ir a quiebra, y que esto podría suceder tan pronto como el domingo 15 de setiembre.

Sin embargo, pocas horas después el medio incluyó una declaración de los voceros de la marca, en la que afirman que no tienen planes de ir a quiebra este fin de semana. Esta respuesta mantiene la duda sobre la salud de la operación.

“Nuestras tiendas están abiertas y es nuestra intención continuar operando la gran mayoría de las tiendas de los Estados Unidos, así como una cantidad menor de tiendas internacionales, brindando a los clientes un gran servicio y la variedad de productos seleccionados que aman y esperan de Forever 21”, publicó el WSJ, como parte de las declaraciones oficiales de Forever 21.

La nota de WSJ, firmada por los periodistas Soma Biswas, Aisha Al-Muslim y Alexander Gladstone, se publicó el 11 de setiembre a las 10:34 pm (hora del este de Estados Unidos) y reúne datos sobre la crisis del retail (ventas minoristas) en ese país. Por ejemplo, afirma que entre enero y junio se cerraron más tiendas que a lo largo de todo 2018.

El tema de una posible inestabilidad financiera en Forever 21 surgió de un reporte de la agencia especializada Bloomberg, según el cual la cadena había contratado un equipo de consultores para reestructurar sus deudas y posiblemente buscar financiamiento adicional, pero las negociaciones con posibles prestadores de fondos se habían estancado.

Al parecer, una mezcla entre ventas bajas, competencia en línea y costos crecientes sería la culpable de la crisis en la cadena de fast fashion (colecciones masivas de vida corta y precios bajos).

Este artículo fue actualizado posterior a su publicación con la información de las tiendas en Costa Rica.